Compartir
Secciones
Podcasts
Última Hora
Encuestas
Servicios
Plaza Libre
Efemérides
Cumpleaños
RSS
Horóscopos
Crucigrama
Más
Contáctanos
Sobre Diario Libre
Aviso Legal
Versión Impresa
versión impresa
Redes Sociales
Operación Coral
Operación Coral

Revisión de la coerción a Adán Cáceres y la pastora Rossy aplazada para el viernes

El motivo de la suspensión es porque la jueza Keila Pérez está a la espera de una prueba de COVID-19

Expandir imagen
Revisión de la coerción a Adán Cáceres y la pastora Rossy aplazada para el viernes
El mayor general Adán Cáceres. (Juan Miguel Peña/Diario Libre )

El Primer Juzgado de la Instrucción del Distrito Nacional aplazó este lunes, hasta el próximo viernes en la tarde, la revisión de la medida de coerción al mayor general Adán Cáceres, la pastora Rossy Guzmán y demás imputados en la red de corrupción desmantelada mediante la Operación Coral.

La suspensión de la audiencia se produjo debido a que la jueza Keila Pérez, que lleva la etapa preliminar del caso, debe esperar el resultado de una prueba del COVID-19, según dijo uno de los abogados de las defensas a Diario Libre.

Al tribunal fueron trasladados todos los imputados de esta presunta red de corrupción, pero por razón de la suspensión fueron llevados de vuelta a las respectivas cárceles donde guardan coerción.

Expandir imagen
Infografía
La pastora Rossy Guzmán.

Los abogados de los imputados aseguran no hay motivos para mantener en prisión a los imputados de este caso, ya que tienen presupuestos suficientes para no sustraerse del proceso.

En tanto que desde la Procuraduría Especializada de Persecución de la Corrupción Administrativa (Pepca), han mantenido la posición de que a los imputados deben mantenérsele la misma medida de coerción, debido a que existe la posibilidad de destrucción de pruebas.

Aseguran que en el transcurso de las investigaciones preliminar han encontrado nuevas evidencias que ha agravado la situación de los procesados.

Los imputados

El mayor general Adán Cáceres, la pastora Rossy Guzmán y los demás imputados están acusados de formar una red corrupta en la que utilizaban el Cuerpo Especializado de Seguridad Presidencial (Cusep), el Cuerpo Especializado de Seguridad Turística (Cestur), la fundación Madre Tierra, la empresa Único Real State, además de otras instituciones para los manejos fraudulentos de fondos públicos en perjuicio del Estado.

Además del mayor general Cáceres y la pastora Rossy, en el caso Coral están implicados el coronel Rafael Núñez de Aza, el mayor Raúl Alejandro Girón y el sargento Alejandro José Montero Cruz. Además, el hijo de la religiosa, Tanner Flete Guzmán.

TEMAS -

Periodista en ejercicio desde el 2014. Ha ejercido la profesión en los principales medios impresos de la República Dominicana. Escribe sobre casos judiciales, derechos humanos, criminalidad y otras problemáticas sociales.