Video | Hombre explica cómo pasó 12 años preso en La Victoria sin pasar por un tribunal

  • El albañil Luis Peña Valdez fue dejado en libertad bajo la protección de la Comisión de Derechos Humanos

El Estado dominicano no tiene registro de la existencia de Luis Peña Valdez, de 55 años de edad, pero lo mantuvo preso por 12 años en la Penitenciaría Nacional de La Victoria, sin que exista evidencia de un proceso penal abierto en su contra y sin pasar por ante un juez.

Ahora en libertad, Luis, sin cédula de identidad y electoral, está deseoso de regresar a su natal Batey Verde, en la provincia Monte Plata, a instalarse en un rancho que cree todavía posee, mientras la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) conduce su caso en busca de que el Estado lo compense.

Hace 12 años, Luis fue a la casa de un ingeniero que solo identifica como Moreno, a cobrarle los 35,000 pesos que le debía por los trabajos de albañilería que realizó. La esposa del ingeniero le dijo que este no se encontraba en la casa, pero la hija de la pareja le reveló lo contrario.

El ingeniero nunca salió de la vivienda, desde donde llamó a la Policía Nacional. Al lugar se presentaron agentes policiales que se lo llevaron esposado al destacamento de Sabana Grande de Boyá, donde pasó la noche.

Al día siguiente fue conducido a la sobrepoblada cárcel de La Victoria, ubicada en el distrito municipal homónimo, sin pasar por ante un juez y sin ningún expediente. Los policías solo indicaron que el “expediente” de Luis llegaría más adelante. Pero nunca llegó.

“Fue una forma de secuestro que ese señor (el ingeniero) hizo conmigo”, manifiesta Luis, quien a pesar de lo que le pasó, sonríe contando su historia. Asegura que al ingeniero no le guarda rencor, que no le haría ningún mal si se lo encuentra, pero dejó la justicia en mano de la justicia divina. “Dios se lo cobra, lo puedo ver por ahí y lo saludo como que fuera un hermano mío”.

Luis cuenta que nunca en los 12 años que vivió en La Victoria tuvo problemas con otros detenidos o con los agentes penitenciarios. Sobrevivió lavando la ropa a los demás presos, así como con el aseo de celdas. Los domingos se ganaba 300 pesos por las labores que realizaba. Comía de lo que le brindaban los demás.

Ningún familiar realizó algún proceso para sacar a Luis de La Victoria, él no los culpa y lo justifica en que son personas del campo que no saben cómo proceder. “Hablarle a esa gente que fulano tiene problemas con la policía... esa gente no son de eso. Esa gente campesina vive trabajando en su campo, sin problemas”, indica.

Su madre sí lo visitó una vez, pero verlo detenido la afectó, y Luis pidió al vecino que la acompañó que no la volviera a llevar. “Mire ahora, se murió (hace siete años) por esta misma situación mía”, agrega.

Luis nunca perdió la esperanza de que algún día alguien prestaría atención a sus reclamaciones dentro del penal. Y así fue.

Antes de ser apresado, tenía una pareja, de quien se reservó el nombre, con quien procreó un niño que, al momento de ser detenido, tenía un año. Su pareja tenía otro vástago que convivía con ellos. Luis desconoce qué habrá sucedido con esa familia.

Luis Peña Valdez sale de la cárcel en un momento en que el mundo es afectado por la pandemia del virus SARS-CoV-2, que provoca la enfermedad del COVID-19, de la cual asegura estar vacunado. “Lo que tiene uno es que cuidarse”.

Compensación

Este lunes, el Gabinete de Asuntos Penitenciarios y la Procuraduría Regional de Santo Domingo entregaron a Luis Peña Valdez a la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), la cual llevará el caso.

Manuel María Mercedes, presidente de la CNDH, indica que también harán las diligencias para dotar a Luis con los documentos de identidad y para que el Estado lo recompense, de no hacerlo, se llevará el caso ante los organismos internacionales.

Dice que buscan que Luis se recupere un poco por los daños causados por el Estado. “Vivió doce años en un centro que (...) sigue siendo un cementerio de hombres muertos, aunque estén vivos”, expresa Mercedes.

Las autoridades de la Procuraduría General de la República conocieron sobre la situación de Luis durante una de las jornadas de identificación de casos de COVID-19 en los internos. El caso pasó por la oficina de la CNDH ubicada en La Victoria, desde donde se le dio seguimiento.

En las indagatorias por las autoridades se certificó que no hay archivos de un expediente contra Luis Peña Valdez y lo mismo planteó la Fiscalía de Monte Plata. El Gabinete Penitenciario espera otras informaciones de la Dirección de la Policía Nacional.

Ayuda

La Comisión Nacional de Derechos Humanos apela a la ayuda de la población para que donen de los artículos más básicos para Luis, quien solo salió del penal con una camiseta, un pantalón y un par de calzado.

En su primer día de libertad lo pasó en la sede de la CNDH, ubicada en la avenida Ortega y Gasset #200, en el sector Cristo Rey, Distrito Nacional.

La CNDH espera trasladarlo a su natal Batey Verde la tarde de este martes, pero aún se buscan los medios de cómo hacerlo.

Se le dotará de un carnet y una resolución de la Comisión Nacional de Derechos Humanos que indique que está bajo su protección, en caso de que alguna autoridad lo detenga.

20210810 https://www.diariolibre.com

+ Leídas