La lactancia, ¿otra arma contra el cáncer de mama?

La OMS recomienda lactancia materna los primeros seis meses del bebé.

Estudios evidencian una relación entre la lactancia y un efecto protector frente a la enfermedad.  Por Argénida Romero 

Aunque usualmente los beneficios de la lactancia materna suelen enlistarse enfocados hacia el bienestar del bebé, esta práctica implica para la mujer menor riesgo de padecer osteoporosis, reducción del peso y menor riesgo de sangrado luego del parto. Y también, protección contra el cáncer de mama.

El Instituto Nacional del Cáncer de los Estados Unidos (NCI, por sus siglas en inglés) indica que la incidencia de cáncer de mama disminuye 4.3% por cada 12 meses de lactancia materna. En el 2009, un estudio realizado por la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill reveló que este efecto protector era mayor para mujeres con historial familiar de cáncer de mama.

En tanto que en 1994, la revista científica Epidemiology reportó hallazgos que indican que las madres que a su vez fueron amamantadas tuvieron entre un 26 a 31 % menos riesgo de desarrollar cáncer de mama.

No obstante, las investigaciones sobre esta relación no son concluyentes.

"A día de hoy, disponemos de evidencia científica que puede demostrar esta relación pero no de un modo concluyente, pues en la variedad de estudios realizados sobre el tema, surgen nuevas variables que interfieren para poder brindar una respuesta categórica a esta afirmación", indica el especialista oncólogo Juan Carlos Samamé, del Hospital Galdakao - Usansolo en el País Vasco España.

Entrevistado por DL, el doctor Samamé señala que la disparidad en los estudios es un elemento que impide que no se haga una mayor difusión sobre el beneficio puntual de su factor protector contra el cáncer de mama.

En tanto, el cirujano oncólogo Ramón Pérez Martínez aclara que aunque existen varios estudios que han demostrado que la lactancia protege a la mujer contra el cáncer de mama, esta protección se circunscribe a la mujer premenopáusica, o sea, en edad fértil. "Luego que la mujer se hace menopáusica no tiene protección y está en iguales condiciones que una mujer que no lactó", asegura el también ex presidente de la Sociedad Dominicana de Hematología y Oncología.

Más lactancia, más protección

Ambos especialistas coinciden en indicar que mientras más se extienda el período de lactancia, mayores niveles de protección de la mujer ante la posibilidad de desarrollar cáncer mamario.

"En algunos estudios la relación tiempo de lactancia y disminución de aparición de un cáncer de mama, existe. Se ha visto que el tiempo acumulado de lactancia es un factor importante a considerar, apreciando en algunas investigaciones que a mayor tiempo de lactancia (más de 12 meses) existen menos posibilidades de desarrollar un cáncer", afirma el doctor Samamé, quien actualmente se encuentra preparando su tesis doctoral sobre cáncer de mama.

Mientras que el doctor Pérez Martínez apunta que las investigaciones, de manera específica, abordan el efecto proporcional entre la duración de la lactancia y su efecto protector contra la enfermedad. "Esto es directamente proporcional, es decir, con el número creciente de meses de lactancia se disminuye el riesgo de padecer cáncer de mama".

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda la lactancia exclusivamente materna durante los primeros seis meses de vida del bebé. "A los seis meses deben introducirse alimentos sólidos, como purés de frutas y verduras, a modo de complemento de la lactancia materna durante dos años o más", aconseja la agencia de salud internacional.

Otras medidas de prevención

En las campañas de prevención de cáncer de mama en República Dominicana el hincapié gira en torno a la realización periódica del autoexamen y mamografías, en especial después de los 40 años. Sin embargo, existen otras medidas tendentes a la prevención per se de la enfermedad.

En la Conferencia Europea del Cáncer de Mama del 2010, los investigadores reportaron que casi un tercio de los casos de cáncer de mama en todo el mundo podrían evitarse si las mujeres estaban en un peso saludable y tenían más actividad física.

Un año antes, la Agencia Internacional para la Investigación sobre el Cáncer (IARC), de la OMS, en su revisión de la investigación en cáncer de mama y el estilo de vida reforzó sus conclusiones de que las mujeres pueden reducir su riesgo de padecer cáncer mamario mediante el mantenimiento de un peso saludable, realizar actividad física, beber menos alcohol y amamantar a sus hijos.

El doctor Pérez Martínez aconseja, además, evitar el uso de terapia de reemplazo hormonal en la menopausia y si la sintomatología es tan importante que la hace necesaria, limitar su uso de 2 a 5 años.

Sin estadísticas

En República Dominicana no existen estadísticas sobre el cáncer de mama, ni de ningún otro cáncer, asegura Pérez Martínez. "No tenemos un Registro Nacional de Cáncer. Las estadísticas que maneja el Ministerio de Salud Pública son sesgadas porque no incluye los casos que se diagnostica en los centros médicos privados", afirma.

La Liga Dominicana contra el Cáncer ha realizado registros sobre tumores desde 1998, haciendo su última publicación con datos del 2010. De acuerdo a sus informes de Registros Hospitalarios de Tumores, publicados en su página web, del 1998 al 2010 han registrado 6,522 casos de tumores cancerígenos de mama, de un total de 22,971 casos de cánceres, lo que equivaldría al 28.3% de los casos reportados en esos 13 años.

20131014 http://www.diariolibre.com

+ Leídas