La tensión por reforma impide sesión en Cámara y enfrenta senadores

  • Senadores afines a Medina llaman a Leonel Fernández a condenar “hechos bochornosos”

La tensión en los alrededores del Congreso Nacional se mantuvo por tercer día consecutivo ante una posible reforma a la Constitución que habilitaría al presidente Danilo Medina como candidato en las elecciones del 2020 y que mantiene una férrea división entre las facciones del oficialista Partido de la Liberación Dominicana que encabeza el mandatario y la del expresidente Leonel Fernández Reyna.

La militarización de la zona ha impedido el desarrollo regular de las sesiones de la Cámara de Diputados los días martes y miércoles debido a que legisladores que responden a los lineamientos de Fernández y los del Partido Revolucionario Moderno han optado por no votar las piezas legislativas.

“Todo está previsto en nuestra normativa. Esto es una democracia sólida”, respondió el presidente de la Cámara de Diputados, Radhamés Camacho, al ser cuestionado sobre si correría riesgo la legislatura debido al boicot a las sesiones, tras convocar para el martes 2 de julio.

En medio de la militarización, un grupo de 16 senadores que responden al presidente Medina, encabezados por el senador del PLD por Monte Plata, Charles Mariotti, condenó las protestas contra la reforma constitucional y acusó a la facción de Fernández de encabezar una campaña para dañar la imagen del país a nivel internacional.

“Los hechos bochornosos consentidos por facciones políticas que aspiran a gobernarnos fueron una provocación con el objetivo de crear caos y anarquía”, afirmó Mariotti, al leer un documento en compañía de los también senadores Cristina Lizardo, Edis Mateo, Manuel Paula, Sonia Mateo, Wilton Guerrero, Juan Olando Mercedes, Pedro Alegría, Félix Vasquez, Arístides Victoria Yeb, Luis René Canaán, Euclides Sánchez, Rafael Calderón, Antonio Cruz, Adriano Sánchez Roa, Amílcar Romero, Rubén Darío Cruz y Heinz Vieluf.

Los senadores hicieron un llamado a Fernández, como presidente del PLD, de no apoyar las manifestaciones y condenar “estos hechos que no hacen ningún bien a la imagen de nuestro país”.

“Debemos tener en cuenta que esta situación nos llega en momentos en que la marca país está siendo golpeada y agredida por diferentes medios de peso global”, apuntó el senador por Monte Plata.

En respuesta, los senadores que siguen a Fernández expesaron su rechazo a una posible modificación constitucional “para imponer la reelección” y “la amenaza de subvertir el orden legal”.

“Esta amenaza está creando incertidumbre en la sociedad dominicana por el empeño oficial por hacer sucumbir la frágil democracia dominicana al reiterar la burla a la Constitución creando una tragedia política de consecuencias impredecibles”, plantearon los senadores peledeístas Dionis Sánchez, Amarilis Santana, Prim Pujals, José Rafael Vargas, Manuel Güichardo y Félix Bautista.

También el diputado del PLD por Puerto Plata, Juan Carlos Quiñones, indicó que “es una bajeza” de los senadores decir que los seguidores de Fernández están en una campaña en contra del país. “Eso indica que están perdiendo el tiempo. Indica desesperación”, sentenció.

“Que diga lo que él quiera pero Odebrecht está peor ¿fuimos nosotros?”, respondió Quiñones.

“Hoy sale en todos los medios una investigación que hizo un grupo de periodistas internacionales donde están hablando de que Punta Catalina está vinculada a actos de corrupción”, recordó el diputado.

El legislador sostuvo que “hasta que haya un guardia” fuera del Congreso no habrá votación en las sesiones de las cámaras legislativas.

En la tarde de ayer cientos de personas se manifestaron en las proximidades del Congreso Nacional. Durante la protesta no se registraron incidentes ni enfrentamientos. Entre los participantes se encontraban legisladores de la corriente de Fernández.

Seguridad

Más de 1,800 agentes de la Policía Nacional y 700 soldados del Ministerio de Defensa fueron colocados en un gran operativo de seguridad para extender un cerco en torno al edificio del Congreso Nacional para evitar el acceso de personas que pudieran generar algún tipo de disturbio o alterar el orden.

A ello se sumaron camiones antimotines, drones, vehículos de asaltos, un camión de bomberos y unidades caninas para detectar explosivos o armas de fuego.

“Estamos aquí para darles protección a las instituciones del Estado y a solicitud de los presidentes de ambas cámaras que solicitaron protección y dándole soporte a la Policía Nacional en labores de seguridad ciudadana para preservar el orden”, explicó el coronel Ricardo Castillo, a cargo de 350 soldados de la Fuerza de Tarea Conjunta Ciudad Tranquila, apostados frente al Congreso.

“Los hechos bochornosos consentidos por facciones que aspiran a gobernarnos fueron una provocación”
Charles Mariotti
20190710 https://www.diariolibre.com

+ Leídas