“La única salida a los problemas de salud en el país es aplicar la atención primaria”

Se pretende priorizar la modificación de la Ley 87- 01 que crea el Sistema Dominicano de Seguridad Social (SDSS) y el poder del veto en las tomas de decisiones del Consejo Nacional de la Seguridad Social (CNSS)

SANTO DOMINGO. El ministro de Salud Pública, Rafael Sánchez Cárdenas, considera que la atención primaria de salud es la única salvación que tiene el sistema sanitario público y de Seguridad Social porque el costo de operación, basado en hospitalizaciones y curaciones es insostenible. El escenario empeora si se toma en cuenta el nuevo cuadro epidemiológico del incremento de enfermedades catastróficas.

Sánchez explica que no es igual el costo de atención de una gastroenteritis que el de un ACV (Accidente Cerebro Vascular) o un infarto, que tienen un precio mucho mayor y que son enfermedades que se pueden prevenir desde la atención primaria.

“La atención primaria está concebida de puerta de entrada, tiene la virtud de que acerca al equipo de salud a la población y es el más económico y debe estar basada en médicos familiares, no en especialistas. Debe tener delimitación territorial, que es lo que permite la cercanía, con capacidad de resolución suficiente pero integrada en todos los sistemas; cómo hacerlo es para mí la discusión”, aseveró el ministro de Salud.

Sánchez Cárdenas coordina en la actualidad el diálogo entre los sectores que inciden en la parte de salud y económica de la Seguridad Social. Entre los temas que se pretende priorizar están la modificación de la Ley 87- 01, que crea el Sistema Dominicano de Seguridad Social (SDSS) y el poder del veto en las tomas de decisiones del Consejo Nacional de la Seguridad Social (CNSS).

Recordó que el veto tiene un gran valor porque en la Constitución y las leyes hay un responsable de la salud, y por tanto nadie debe vetar las medidas que se deben tomar para satisfacer al ciudadano.

“Tenemos que ir a la atención primaria. En esta discusión, justamente, lo paradójico es que las ARS, el Colegio Médico Dominicano (CMD), la Asociación Nacional de Clínicas Privadas (ANDECLIP) y el Ministerio, todos estamos de acuerdo con su implementación”, indicó el ministro de salud.

Aseguró que el sector público de la salud está incrementando el número de Unidades de Atención Primaria (UNAP) y la habilitación de ellas en más del 90% de los hospitales, imprescindibles para que puedan vender sus servicios a las Administradoras de Riesgo de Salud (ARS).

Lo ideal es que el ciudadano que tenga su tarjeta del SDSS, de cualquiera de los regímenes, pueda pagar los servicios al prestador y eso sería un modelo también en la salud totalmente diferenciado al actual, basado en partidas de asignación a hospitales para atender ese sistema y que, de acuerdo con el ministro de Salud, no tiene fin.

“Esa es la única manera que podemos saltar el sistema curativo que tenemos y pasar a la prevención, porque la atención primaria está ligada al dominio del cuadro familiar y sus historias y, por tanto, en el territorio podemos establecer con precisión las personas que padecen de una u otra enfermedad”, comentó Sánchez Cárdenas.

Señala que si la parte privada no quiere avanzar en ese proceso, la pública sí va en esa dirección.

Se debe medir la eficacia de los protocolos de salud

El Ministerio de Salud Pública tiene en ejecución más de 20 protocolos y guías de atención médica para diferentes especialidades, con el objetivo de reducir la morbi-mortalidad, incluida la materno infantil. Sin embargo, no cuenta con los instrumentos para medir sus resultados y en ese orden el ministro de Salud, Rafael Sánchez Cárdenas, informó que se trabaja en la elaboración de las herramientas que permitirán conocer la correlación entre las estadísticas sanitarias y la aplicación de esos protocolos.

Comenzarán con el de la mortalidad infantil neonatal, cuyo instrumento colocarán en un portal para ir vigilando el comportamiento de las defunciones por hospital, para lo cual se le asignará un código a cada uno.

+ Leídas