Leonel, debilitado por la corrupción, y Abinader emerge como opción opositora

  • Leonel lidera en primera vuelta y Abinader lo reta en segunda vuelta
Leonel Fernández y Luis Abinader.

SANTO DOMINGO. El escenario presidencial del 2016 se vuelve más fluido sin Danilo Medina en la boleta. En una boleta sin el actual Presidente, una pluralidad de votantes (31 por ciento) apoyaría a Leonel Fernández. Diez y siete por ciento de los dominicanos apoyaría a Hipólito Mejía y un 14 por ciento votaría por Luis Abinader. Guillermo Moreno y Miguel Vargas Maldonado obtendrían 7 y 3 por ciento respectivamente. Federico –Quique- Antún atraería el 1 por ciento de los votos. Aunque no aparece en la boleta, un 13 por ciento de los votantes afirmaron de manera voluntaria que apoyarían a Medina en el escenario señalado.

Treinta y un por ciento no es suficiente para empujar a Fernández a una victoria en primera vuelta. En una segunda vuelta con Mejía, Fernández tiene una ventaja de 10 puntos, 47 a 37 (con un 12 por ciento que firma que no votaría por “ninguno”). Abinader sale mejor parado contra el ex presidente: en una segunda vuelta, 46 por ciento votaría por Fernández y 42 por ciento por Abinader (de nuevo con una porción significativa -10 por ciento’ que dice que no votaría por ellos). A diferencia de Mejía, Abinader obtiene más apoyo de los partidos pequeños, y gana votos indecisos en la segunda vuelta. En este escenario, Abinader obtiene el 62 por ciento de los votos de Moreno (Mejía sólo amasa el 30 por ciento); Abinader gana el 28 por ciento de los que dijeron “ninguno” en la primera ronda (Mejía sólo obtiene el 19 por ciento de éstos).

En una carrera con multi candidatos sin Medina, Fernández está mejor posicionado, aunque es más débil que dos años atrás (y cuando estaba previamente en la boleta). Sus tasas favorables también están bajando: ahora, sólo el 28 por ciento de los dominicanos ven de manera favorable al ex presidente, una caída de 17 puntos desde el 2012. Una ligera mayoría, 52 por ciento, afirma que aprueban la labor que realizó Fernández como presidente, pero su porcentaje de aprobación cuando salió de la presidencia en mayo del 2012 era de 66 por ciento, lo que representa una caída de 14 puntos.

La encuesta sugiere que la corrupción está desfavoreciendo a Fernández. La corrupción es una preocupación principal: el 35 por ciento de los dominicanos la considera una de las dos prioridades más importantes (sólo la supera el desempleo), y ha aumentado 14 puntos desde el 2012. Actualmente, el 82 por ciento dice que la corrupción está empeorando. De los líderes nacionales, más dominicanos afirman que Fernández es corrupto: cerca de la mitad, el 48 por ciento, afirma que “corrupto” es la palabra que mejor lo describe, sobre el 25 por ciento que señala a Mejía y el 7 por ciento que dice que Miguel Vargas es más corrupto (sólo el 1 por ciento afirma que Medina es corrupto).

Y la debilidad de Fernández existe aun en su propio partido. Entre aquellos que se identifican como partidarios del PLD, un tercio dice que Fernández es el más corrupto. Sus tasas favorables han caído más entre votantes del PLD que entre los otros grupos: entre partidarios del PLD, su tasa de favorabilidad ha caído 38 puntos, de 79 por ciento favorable a sol 41 por ciento favorable ahora. Entre los que votaron por Medina en el 2012, la tasa de aprobación de Fernández cayó de 80 por ciento a 41 por ciento.

“Fernández se ha debilitado especialmente por las acusaciones de corrupción”, nota Jessica Reiss, de Greenberg Quinlan Rosner, “pero no se le puede descartar”. Una pluralidad de votantes lo mira como el líder más fuerte entre las figuras nacionales (39 por ciento, comparado con 28 por ciento de Medina y 15 por ciento de Mejía). Y los votantes recuerdan con cariño su creación de la tarjeta Solidaridad: el 60 por ciento afirma que esta es la mejor razón para apoyarlo.

 

Danilo no puede cantar victoria

La encuesta muestra claramente que si las elecciones fueran hoy, y si Medina estuviese en la boleta, resultaría reelegido. “Pero Medina también tiene debilidades ocultas”, advierte Reiss, “y dos años es mucho tiempo”.

A pesar de los altos niveles de aprobación del Presidente, una mayoría dice que el país va en la dirección incorrecta. Sólo el 37% dice que las cosas van por el camino correcto, mientras el 56% dice que las cosas van por la senda equivocada.

Medina es vulnerable en la economía. El 60% de los dominicanos dice que la economía está empeorando (incluyendo el 50% de partidarios del PLD). El desempleo está en el corazón de ello. El 47% afirma que el desempleo es una de las dos principales preocupaciones, más que en el 2012, y dos tercios afirma que la situación del empleo en el país está empeorando.

El costo de la vida también es una de las preocupaciones principales. El 53% dice que su situación financiera personal está empeorando, y una fuerte mayoría, 76 por ciento, dice que el costo de vivir en el país está empeorando.

El crimen, aunque ha disminuido como preocupación desde el 2012, pesa también en las mentes de los votantes. Más de 8 de cada 10 dominicanos (82%), dice que el crimen está empeorando.

Los datos sugieren que los votantes tienen cierta esperanza de que Medina mejorará estos temas. De todos los líderes nacionales, el 57% señala a Medina como capaz de mejorar la economía (sobre el 10% que señala a Mejía y el 9% a Fernández), y otro 56% afirma que Medina puede crear más empleos y el 58% que combatiría mejor el crimen. Pero estos números son tibios, comparados con los porcentajes que lo reelegirían (65%), los que le dan un rating favorable (67%), y los que aprueban el trabajo que está haciendo como presidente (91%).

“Él está muy fuerte ahora, pero estos números internos sugieren que Medina podría ser vulnerable en una verdadera campaña”, afirma Reiss. “Esto quizás crea espacio para otro candidato levantar fuertes críticas contra Medina sobre los temas del crimen y los económicos. Esto puede ser duro para Fernández, pero los candidatos del PRD/PRM podrían capitalizar estas debilidades”.

Ficha técnica

Greenberg Quinlan Rosner Research, una firma internacional de encuestas, con sede en Washington, D. C., Estados Unidos, y oficinas en todo el mundo, condujo y analizó la encuesta para Diario Libre. Fueron entrevistados 846 dominicanos adultos, todos probables votantes probables. La encuesta se realizó del 12 al 16 de octubre de 2014. El margen de error es de más o menos 3.4 por ciento, con un intervalo de confianza de 95 por ciento.

20141029 http://www.diariolibre.com

+ Leídas