Los problemas del Robert Reid no son de ahora

  • El área de consulta externa está sumamente deteriorada
Las condiciones del hospital fueron denunciadas en el 2012.

SANTO DOMINGO. En septiembre del 2012, los reportes periodísticos recogían las deficiencias con que se manejaba el hospital infantil Robert Reid Cabral, donde las 350 camas no daban abasto para la cantidad de niños enfermos, las madres argumentaban mal servicio y los médicos se quejaban de la falta de condiciones.

A dos años, la situación no ha cambiado, a pesar de las inversiones oficiales que se han realizado en ese centro de salud. El 30 de abril de este año, un grupo de médicos del hospital comunicó a las autoridades de Salud Pública su preocupación por el deterioro de los servicios y equipos, incluyendo el suministro regular de agua potable, así como por una deuda acumulada de RD$81 millones que había provocado la suspensión de entrega de insumos.

El mal estado del centro dio paso a la conformación del Comité de Ayuda a la Gestión Hospitalaria “S.O.S, Robert Reid Cabral”, que en septiembre pasado inició una amplia jornada de protestas para que se resolviera la infuncionabilidad del centro.

El hospital recibe una subvención mensual de RD$7,307,528.85, que según sus autoridades, no alcanza para cubrir sus gastos, ya que RD$4 millones son descontados automáticamente para el pago de medicamentos a Promese.

Los reclamos de los galenos dieron paso a que se conformara el 11 de septiembre pasado, una comisión estatal para evaluar los males que afectan la estructura que data de 1956. Los médicos dieron un plazo de 21 días a las autoridades para que solucionaran los problemas del centro asistencial.

Entre las demandas de los médicos están: aumento de su presupuesto mensual a 18 millones, realizar un inventario de los equipos para que Salud Pública los repare o reemplace, la construcción de un edificio para la hospitalización de los pacientes, ya que la actual estructura no soporta más remodelaciones. Además, la terminación y puesta en funcionamiento del edificio de la Unidad de Quemados y el aporte de los recursos para la habilitación del hospital.

De dichas presiones, el 22 de septiembre pasado se logró que las autoridades, en las personas de la vicepresidenta Margarita Cedeño, y el ministro de Salud, Freddy Hidalgo, prometieran la construcción de dos edificios en el hospital y el remozamiento de varias áreas, tendentes a mejorar los servicios, cuyos recursos serían asignados en el presupuesto del 2015.

Tras un oleaje de reclamos y con sus múltiples precariedades, el hospital infantil Robert Reid Cabral continúa operando, ahora en medio del ojo del huracán, tras la muerte de once niños, ocho de ellos menores de un año, ocurrida el fin de semana del viernes 3 al domingo 5 de octubre. Un informe de una comisión designada por el presidente Danilo Medina, atribuyó las muertes a la deficiente calidad de la atención médica.

Los servicios

De igual modo, se realizan más de 30 mil estudios radiográficos y 623 mil 093 pruebas de laboratorios.

20141011 http://www.diariolibre.com

+ Leídas