Manifestación en Puerto Plata provoca indignación y cuestionamientos en la población

  • Muchos se preguntaron dónde estaban las autoridades mientras la multitud se congregó rompiendo el aislamiento social y exponiéndose al contagio del coronavirus
$!Manifestación en Puerto Plata provoca indignación y cuestionamientos en la población
Manifestación religiosa en Puerto Plata en contra del coronavirus.

No han valido las sanciones, acusaciones, aclaraciones y negativas de participación y patrocinio, la manifestación que se produjo este día en Puerto Plata con el “peregrino” Mildomio Adames en contra del coronavirus ha provocado una ola de indignación en la población, debido a que se rompió el aislamiento social que, precisamente, llevan muchos de manera sacrificada para evitar la expansión del coronavirus en el país.

Otra de las reacciones de las personas es preguntarse dónde estaban las autoridades cuando se hizo la gran concentración en la provincia, lo cual evidencia, de acuerdo a palabras de algunos, que hubo autorizaciones de muchas entidades, ya que videos muestran a policías, una unidad del 9-1-14 y un vehículo con música del recién electo alcalde de Puerto Plata animando la actividad.

“Gracias al trabajo arduo de los hermanos de Puerto Plata, por fin llegaremos a los 50 mil casos y el millón de muertos. Adelante, no se detengan!!!!”, posteó Marcelle Flores @mvfloresc.

La comunicadora Miralba Ruíz también se refirió al tema: “Y nada... que en Puerto Plata se pusieron todos los huevos que era posible poner... todos, toditos... Policía, bomberos, autoridades, alcalde entrante, alcalde saliente... El verdadero Huacal de huevos. No quedó uno solo con 2 dedos de frente.

“No me hablen de “libertad de cultos” cuando los actos religiosos de Semana Santa tuvieron que ser suspendidos...”, dijo, a su vez, Leila Mejía en su cuenta @Leila_Mejia.

“Dónde estaban “TODAS” las autoridades??? DÓNDE???”, se preguntó la periodista Alicia Ortega junto a un video que mostraba la aglomeración de personas

Para muchos hubo complicidad de la Policía Nacional, el Sistema Nacional de Atención de Emergencias 9-1-1, la alcaldía de Puerto Plata y otras entidades, puesto que videos que circulan en las redes sociales los muestran en la gran manifestación que tenía como destino llegar al mar con la cruz para “alejar el coronavirus”.

Los políticos se culpan

El tema fue politizado también y no faltaron las acusaciones de la oposición y miembros del Gobierno culpándose mutuamente del hecho.

Roberto Rosario, expresidente de la Junta Central Electoral (JCE) y miembro del opositor partido Fuerza del Pueblo (FP), fue uno de los que cargó sus cañones contra las autoridades.

“El señor “Peregrino” es evidentemente que recibió autorización y protección en todo el recorrido de las autoridades municipales, la @PoliciaRD, el @Sistema911_RD y cualquier otro que fuera necesario. Con solo observar el video lo puede comprobar”.

“¿Quién autorizó a la Policía Nacional, al 911, a la DIGESETT a recibir a el peregrino en ImbertSigno de interrogación rojo decorativo ¿Quién autorizó a violar el toque de queda, ya que eran las 5:10 PMSigno de interrogación rojo decorativo”, posteó Marte Piantini, coordinador de Comunicación del Gabinete Presidencial de Luis Abinader.

José Ricardo Taveras, dirigente de la Fuerza del Pueblo, dijo: “No es el peregrino, son las autoridades que lo auspician con toda esa parafernalia” y colocó el video donde se ve una patrulla de la Policía Nacional y una unidad del 9-1-1 escoltando la llegada del “peregrino a Imbert, Puerto Plata.

El psiquiatra Héctor Guerrero Heredia culpó a las autoridades, pues entiende que “el peregrino tiene su convicción religiosa y hay que respetarlo. De dejarlo pasar a puerto plata eso es otra cosa”.

Las excusas de las autoridades

El Ministerio de Interior y Policía negó categóricamente que haya autorizado la manifestación, mientras que el alcalde de la ciudad, Roquelito García, dijo que prestó su unidad de sonido porque le dijeron que se contaban con los permisos pertinentes.

De su lado, la Policía Nacional suspendió al comandante a cargo de la dotación policial de la provincia y ordenó una investigación.

También el obispo de la de la Diócesis de Puerto Plata, monseñor Julio César Corniel Amaro, se desligó del acto y dijo que la Iglesia no estaba de acuerdo. Igualmente, denunció que grupos de personas entraron a la fuerza a la catedral, donde dijo permanecieron por unos 10 minutos y luego se fueron.

La dura reacción del Gobierno

Más tarde llegó el mensaje condenatorio del Gobierno a través del presidente de la Comisión de Alto Nivel de Prevención y Control del Coronavirus, Gustavo Montalvo, quien, tras censurar la acción, dijo que era una “gravísima irresponsabilidad” de las autoridades locales el haber permitido esa manifestación. Repudió el comportamiento “pasivo” de la Policía de la provincia y recordó que las ambulancias del 9-1-1 solo se podían para asuntos médicos y que así lo establecía un acuerdo firmado con las alcaldías.

20200427 https://www.diariolibre.com

+ Leídas