Duquesa, un grave problema ambiental y de salud

Un incendio de grandes proporciones afecta a Santo Domingo

Los vertederos a cielo abierto fueron históricamente una de las mejores soluciones al manejo de los desechos de las comunidades alrededor del mundo. Era la mejor manera de mantener alejado de la gente, lo que en su mayoría eran desechos orgánicos que se degradaban en relativo corto tiempo.

Los tiempos fueron cambiando y los desechos sólidos también. Pasaron de desechos simples a unos cada vez más complejos que complican la eliminación.

El aumento drástico de las poblaciones y los nuevos hábitos de consumo han tenido un amplio impacto en los vertederos, convirtiéndolos en insostenibles ambientalmente, ya no están acorde a la nueva visión global sobre el manejo y disposición de los desecho sólidos.

Vista del vertedero de Duquesa.
Vista del vertedero de Duquesa. ( )

Duquesa

En 2014 se publicó el segundo “Atlas de la Basura o Waste Altas”, que reseñó los 50 vertederos a cielo abierto del mundo.

Duquesa en Santo Domingo Norte fue considerado entre los 50 elegidos y ubicado como el tercero más grande de Centro América y el Caribe.

El Atlas destaca como el mayor impacto ambiental de Duquesa, la contaminación del río Isabela por lixiviados.

Image

El Vertedero de Duquesa está próximo a la comunidad de Los Casabes con una extensión aproximada de 127,000 metros cuadrados de superficie.

Sirve de destino final de los desechos sólidos de los municipios de Santo Domingo Norte, Santo Domingo Este, Santo Domingo Oeste, Distrito Nacional, Pedro Brand y Los Alcarrizos y otros distritos municipales pertenecientes al Gran Santo Domingo.

De acuerdo con el diagnóstico realizado por la mancomunidad del Gran Santo Domingo en el marco del Plan Maestro del Gran Santo Domingo cada persona produce diariamente 0.97 kilogramos de desechos sólidos por persona, más los residuos de otras actividades económicas y públicas.

La comisión de gestión del vertedero de Duquesa registró el durante el año 2018 un vertido promedio de 3,700 toneladas diarias, cerrando el año con 1,423,941.47 toneladas.

En el 2017 el Observatorio Municipal publicó el informe: “Vertedero de Duquesa: Consecuencias ambientales y de salud de sus actividades en las poblaciones contiguas”, desarrollado en las comunidades cercanas al vertedero en un radio de 3 km a partir del perímetro de Duquesa.

Las consecuencias más comunes identificadas en esa población fueron el paso de vehículos pesados, contaminación visual, malos olores, humaredas y problemas de salud como respiratorios, alergias y problemas en la piel.

La mayoría de personas encuestadas para el estudio afirmaron que las operaciones del vertedero contaminan el río Isabela.

Los incendios en Duquesa

Uno de los problemas más serios en un vertedero a cielo abierto son los incendios. Materiales inflamables y gases en grandes acumulaciones necesitan solo una chispa para desencadenar el desastre.

El humo y gases que emanan por las llamas son altamente tóxicos y pueden ser arrastrados por la corriente de aire a varios kilómetros de distancia, como ha sucedido en la última semana con el gran incendio de Duquesa.

El centro del Distrito Nacional bajo el humo de Duquesa el sábado 2 de mayo de 2020.
El centro del Distrito Nacional bajo el humo de Duquesa el sábado 2 de mayo de 2020. ( )

La Red Nacional de Apoyo Empresarial a la Protección Ambiental (Ecored) informó este lunes que ha trabajado de la mano del Estado y de diferentes instituciones del sector público y privado en la búsqueda de soluciones ante el grave problema que representa la gestión de los residuos sólidos en República Dominicana.

Según un comunicado de prensa, durante los últimos 8 años han trabajado de manera ininterrumpida junto a la Comisión de Medio Ambiente de la Cámara de Diputados, en la redacción de un proyecto de Ley General de Residuos, que brinde a los dominicanos una estructura que, además de resolver un grave problema sanitario, genere fuentes de empleos y nuevas industrias.

“Hoy nos sentimos impotentes ante la desidia, al despertar y encontrarnos con kilómetros de humo que invaden nuestras casas y que trae el problema de Duquesa a cada uno de nuestros hogares, afectando de manera directa la salud de todos los habitantes del Gran Santo Domingo”, precisa el documento.

Vista 360 desde un dron del Distrito Nacional de Santo Domingo bajo el humo de Duquesa el Sábado 2 de mayo de 2020.

Según el informe “Atlas de la basusra”, Los impactos de los vertederos abiertos dependen de una serie de factores específicos del sitio. Los factores más importantes son la ubicación, la vía fluvial, las condiciones geológicas / hidrogeológicas y climáticas, junto con la composición y cantidad de residuos sólidos, la extensión física de la operación y la antigüedad del vertedero.

Los siguientes son los posibles impactos más importantes del vertido abierto en el medio ambiente, en la seguridad y salud pública:

Contaminación de aguas superficiales y subterráneas

La contaminación del agua puede ocurrir cuando el lixiviado del vertedero, a través de caminos de flujo (en o debajo de la superficie), llega al agua subterránea o superficial. Los desechos a veces se depositan directamente en el agua en los vertederos, lo que resulta en la contaminación química y física directa de las aguas superficiales.

Laguna de lixiviados en el vertedero de Duquesa.
Laguna de lixiviados en el vertedero de Duquesa. ( )

Contaminación de suelo

Muchos contaminantes (especialmente metales pesados ​​están atrapados en los suelos debajo de los vertederos, lo que conlleva el riesgo de una mayor contaminación ambiental a largo plazo y restringe el posible uso posterior del sitio.

La contaminación del aire

Los residuos orgánicos vertidos pueden contribuir al efecto invernadero a través de las emisiones de metano. Otros tipos de emisiones de gases pueden contribuir a la degradación de la capa de ozono y / o pueden ser tóxicos para los humanos (especialmente los buzos o cualquier población local).

La quema incontrolada de desechos sólidos (particularmente ciertos tipos de plásticos) libera humo y contaminantes gaseosos al aire.

El humo comúnmente contiene partículas, monóxido de carbono y otros gases contaminantes, incluidos niveles bajos de dioxinas, que pueden ser peligrosos para la salud. En algunos casos, puede producirse olor directo y peligro directo a partir de la generación de sulfuro de hidrógeno debido a la eliminación de ciertos tipos de desechos, o al desarrollo de condiciones anaerobias reductoras en la masa de desechos.

Al fondo se puede ver la ciudad de Santo Domingo que se ha visto cubierta de humo por incendios en el vertedero.
Al fondo se puede ver la ciudad de Santo Domingo que se ha visto cubierta de humo por incendios en el vertedero. ( )

La quema de desechos sólidos puede provocar molestias respiratorias, mareos y dolores de cabeza a corto plazo, así como enfermedades potencialmente más graves, como cánceres y enfermedades cardíacas a largo plazo.

Fauna

La fauna dentro y alrededor de los vertederos puede verse afectada ya sea por el consumo directo de los desechos sólidos, o por el consumo de plantas y / o animales contaminados, o como resultado de los efectos del lixiviado en las aguas subterráneas y superficiales.

Flora

Las plantas cercanas a los vertederos abiertos pueden verse afectadas directamente por los desechos, el polvo o el humo de la quema.

Los vertederos tienden a afectar el tipo y la cantidad de plantas en el área circundante y la presencia de vegetación muerta a menudo se asocia con la zona de impacto directo alrededor de los vertederos. La vegetación muerta es normalmente el resultado del pisoteo a pie, vehículo o animales, pero también puede ser el resultado de la contaminación directa por desechos o lixiviados, la migración del gas del vertedero, o como resultado de la quema o el humo.

Enfermedades infecciosas

Uno de los principales riesgos para la salud de los vertederos es la propagación de enfermedades (diarrea, hepatitis, etc.). Las formas en que se puede propagar dicha infección son numerosas, pero a menudo están relacionadas con el contacto directo con los desechos (por ejemplo, desechos clínicos, materia fecal) por los buzos y otras personas no autorizadas que se encuentran en el sitio. La otra vía principal es por vectores como ratas, pájaros, moscas y mosquitos, etc.

En República Dominicana existen más de 360 vertederos a cielo abierto, con muy pocos controles ambientales y sanitarios. Santo Domingo está rodeada de por 5 grandes vertederos a cielo abierto.

+ Leídas