Venezolano busca implementar un sistema de riego en la República Dominicana

  • Afirma que un diseño con tubos reduciría el desperdicio de agua en el campo y resultaría para épocas de sequía
$!Venezolano busca implementar un sistema de riego en la República Dominicana
Akram El Nimer

SANTO DOMINGO. Akram El Nimer es un venezolano que lleva nueve meses residiendo en la República Dominicana. Se ha propuesto presentar a universidades locales y funcionarios del Gobierno un proyecto para asegurar una mejor distribución del riego y hacer un uso racional del agua en el campo.

“A raíz de la sequía que atraviesan República Dominicana y otros países impulsé el proyecto Hidro Alfa GAMY y el Sistema Intensivo de Hidratación de Cultivo (Sinhinca), uno para el uso, manejo, control y aprovechamiento de las aguas y de los suelos, y el segundo ataca el cultivo del arroz para que se preserve y se continúe sembrando arroz”, explica.

El Nimer cuenta que es doctor, pero se ha dedicado a la agricultura. También se define como inventor. Tiene encuadernados bocetos de diferentes prototipos con utilidades variadas. Pero por lo pronto, se enfoca en el sector agrícola por su impacto económico y ambiental.

Su proyecto Hidro Alfa explica que lo experimentó de manera particular en Venezuela. Consiste en una conexión de tubos tipo PVC de aplicación agrícola, denominados TRA (Tubos de Riego Agrícola). Estos -explica- no usan pegamento, y se unen mediante un enroscado para que sean reutilizables. Se instalarían desde una toma de agua hasta el terreno cultivable.

Estos tubos, indica El Nimer, “permiten grandes ventajas, frente a la utilización actual de canales de riego, que son hechos con abertura a la tierra, los cuales son fracturados por el efecto de la erosión del agua”. “Son además criaderos de la rata agrícola, que actualmente invade los cultivos del arroz”, agrega.

Con el sistema de tuberías para el riego agrícola, los tubos generarían una presión potencial positiva de salida de agua, permitiendo el riego por gravedad. “Lo que difícilmente se puede lograr con el sistema de canales de agua, donde de paso se desperdicia el agua que el agricultor no puede usar, mientras que en el riego por tubos, no hay desperdicios, no podrá allí el zancudo reproducirse”, afirma.

El extranjero señala que 30 años atrás le tocó usar tuberías de cemento para trasladar el agua desde un río a los terrenos a ser irrigados, pero los delincuentes se robaban las motobombas. “Eso es un gasto que no se va a tener con la tuberías de riego, si van desde la presa hasta los terrenos, donde se logran muchas y grandes ventajas y bondades en el uso del agua, por ello es que hay que hidroedificar el campo, como están hidroedificadas las ciudades, donde el agua llega por tuberías y a presión en muchos sitios”, afirma.

El Nimer tiene la intención de presentar sus proyectos en universidades para que, a través de talleres con ingenieros agrónomos, estudiantes y productores, se puedan poner a prueba, pues estima que son de bajo costo. “Son técnicas prácticamente conocidas pero no aplicadas”, concluye.

Image
20151203 http://www.diariolibre.com

+ Leídas