Nathalie Jerez y su lucha por una pinta de sangre para una cirugía

$!Nathalie Jerez y su lucha por una pinta de sangre para una cirugía
Nathalie Jerez y su hija, quien vive en Orlando y vino al país a ayudarla.

SANTO DOMINGO. Nathalie Jerez tiene más de una semana realizando agotadoras diligencias tras una pinta de sangre que le permitirá someterse a una cirugía en el Hospital General Plaza de la Salud para extraerle dos tumores, uno de los cuales es benigno y el otro no se sabe. Aparte de ello, es una paciente renal que se dializa tres veces a la semana y está a la espera de un trasplante.

Su lucha es contrarreloj, pues la fecha de la intervención es este miércoles 5 a las 12:00 del mediodía y aún le falta la sangre, la cual es B Negativo, y a más tardar el lunes debe estar allá. Ya tiene dos pintas y en esta semana ha tenido que encargarse ella de todo, pues no cuenta con quien realice el proceso. Lo peor de su caso es que lo ha hecho entre consultas y diálisis, lo que la tiene muy extenuada. Cuenta que ha tenido días en que se ha dializado, luego salido a ver su médico para luego después acudir al Banco de Sangre, donde permanece por horas con las personas que acuden a ver si pueden donar. Relata que las diálisis las dejan sin fuerzas, por lo que le hace muy difícil tener que caminar en el hospital.

Se queja de los trámites del Banco de Sangre al señalar que al principio no le explicaron bien como era el proceso y también de como personas que han acudido a donar se han pasado horas en el lugar. Dice que lo que busca es que todo sea más fácil para las personas que como ella están en esa situación.

Expuso que hoy no acudió al lugar por lo cansada que está y que no la han llamado para decirle si ya está la sangre, “aunque cree que no, debido a que la mayoría de personas que han ido le ha dicho que no han calificado” por las características que se requieren.

Nathalie tiene 48 años, una hija de 23 de nombre Vivian Garcia Jerez. Es periodista y trabaja para una institución del Estado. Es hija del también periodista Pablo Jerez.

¿Por qué el donante tiene que tener 160 libras?

Ella explica que el donante tiene que tener un peso mínimo de 160 libras, debido a que el proceso para extraerle la sangre se llama aféresis, el cual se realiza a través de una máquina. Otro de los requisitos es tener los hematócritos sobre 40 y venas gruesas. Los interesados en donar deben ir al Banco de Sangre de la Plaza de la Salud en el edificio 1 o llamar a los números 829-748-2253 y 809 537-9836.

“La extracción de la sangre se va a hacer mediante un proceso que se llama aféresis, el cual lo hace una máquina. Debido a que yo soy una enferma renal en espera de un trasplante mi sangre no debe ligarse con sangre de un donante universal, además, como la cirugía parece que va a durar varias horas porque me van a extraer dos tumores”, expresa.

Añade que los tumores que tiene se llaman “teratomas”, comunes en las mujeres, pero que por su condición requiere ciertos requisitos en la sangre que va a recibir. “El peligro más grande del teratoma no es su malignidad, sino que daña órganos por la forma en que se expande y por la forma en que se adhiere a otros órganos, entonces el teratoma es común en las mujeres, lo que no es común es que haya que hacerlo con pacientes como yo, que me dializó tres veces a la semana, que no puedo consumir líquidos y que la sangre que me van a poner no puede tener ni líquidos, no puede tener más información genética ni glóbulos blancos que despierten anticuerpos en el futuro si me hacen un trasplante”, adujo.

¿Qué es la aféresis?

La aféresis es la técnica mediante la cual se separan los componentes de la sangre, siendo seleccionados los necesarios para su aplicación en medicina y devueltos al torrente sanguíneo el resto de componentes. Su finalidad es la extracción de un componente sanguíneo destinado a la transfusión, al tratamiento de algunas enfermedades que precisen la eliminación de un componente patológico de la sangre. El procedimiento de la aféresis consiste en conectar por vía venosa a través de uno o dos accesos al donante o al paciente, a una máquina separadora de células (glóbulos rojos, glóbulos blancos y plaquetas), mediante un equipo de bolsas y tubos de recolección estériles. La sangre llega al separador celular, donde se procesa y se selecciona el producto a recolectar, el resto de la sangre es devuelta al paciente o al donante. Según el tipo de máquina de recolección y el producto que se pretende obtener, la aféresis puede durar entre 30 minutos y dos horas.

Se queja del sistema de salud

Nathalie narra que desde que le fijaron la primera fecha de su cirugía, la cual fue pospuesta por la falta de la sangre, el proceso ha sido muy difícil por todos los trámites burocráticos que ha tenido que hacer pese a estar recibiendo la diálisis de manera normal. Dice que su mayor deseo es que las personas que necesiten sangre no tengan que someterse a tantas diligencias, debido a que ello requiere de un descanso para que el cuerpo esté relajado.

“Deseo resaltar que además de completar este requisito vital para completar mi proceso, a medida que recorro edificios, pasillos y requiero servicios, he vivido la frustración y la impotencia de un sistema, en este caso privado, que refleja desinterés y olvidan lo vulnerables que podemos ser los pacientes, sobre todo con enfermedades catastróficas”, indica.

“Lo que me he preguntado todos estos días mientras combato el agotamiento y la impotencia es “y qué pasa con padres que no tienen los recursos”, manifiesta al explicar que su mayor requerimiento no es económico, sino de agotamiento, pues su familia no puede ayudarla como quisiera, ya que la mayoría vive fuera, otros trabajan y han tenido que dividirse para dar abasto. “Además, quien tiene esta condición debe manejar sus procesos, hay preguntas, datos que solo yo como paciente conozco. Es imperativo que esté presente en la espera en mis consultas, que defina cuando se presentan confusiones en los procesos que se me indican, mi hija estará conmigo atendiéndome todo el tiempo luego de la cirugía”, acota.
Expresa que la intervención quirúrgica es crucial para ella porque de los tumores que le van a extraer de los ovarios, uno de ellos no se sabe si puede ser maligno aparte de que le pueden dañar el colón y otros órganos.

La lucha de Nathalie ha movido a muchos en las redes sociales y su familia creó un video donde se explica su necesidad y la muestra en imágenes familiares. El material ha sido compartido por muchas personas.

20180828 https://www.diariolibre.com

+ Leídas