Obispo de San Francisco pide mantenerse en oración y en familia hasta que pase la pandemia

Jesús María de Jesús Moya alertó sobre el peligro de esta pandemia

Jesús María de Jesús Moya, obispo emérito de la Diócesis de San Francisco de Macorís, una de las demarcaciones más afectadas con el COVID-19, pidió al pueblo dominicano mantenerse en oración y en familia para que Dios libre al país de este mal.

Indicó que el virus ha hecho tanto daño en el mundo, ”que nosotros tenemos que recibir el mejor consejo”. “Mientras más solo está, mientras más te concentre en tu hogar, mejor; mientras más vida hace de familia, queriéndose mucho, con el distanciamiento necesario mejor”, consideró.

Jesús Moya, que también es presidente del Consejo de Asesores del Consejo Regional de Desarrollo (CRD), hizo énfasis en mantenerse en oración y alertó sobre el peligro de esta pandemia. “A veces uno piensa que puede correr de cualquier manera, que puede beber alcohol, beber lo que le guste, y cuando va ver ya no hay remedio”, indicó en un video.

Manifestó que “esta prueba del coronavirus como la mejor medicina que nos están enviando para que cada dominicano se quiera mucho, quiera mucho a su familia, pero separados”.

Jesús Moya conoce el peligro del virus, desde empezar como una gripe hasta provocar la muerte. “Son miles y miles los que en poquísimo tiempo han ido cayendo”.

“Nos paramos en el amor de familia, en casa, nos paramos todos en la oración para que este mal, no solamente se pare, sino para que se vaya curando poco a poco”, agregó.

Abogó por solidaridad, mucho amor en familia, “para que el Señor nos proteja y nos bendiga a todos nosotros con una salud estable para que la República Dominicana siga creciendo en todo lo sentido”.

20200325 https://www.diariolibre.com

+ Leídas