Obispos reiteran su rechazo a la legalización del aborto en la República Dominicana

  • Exhortaron a los dominicanos a solucionar en conjunto lo que afecta a todos
  • Animaron a la Pastoral Familiar a realizar un simposio para plantear una “auténtica política pública familiar”
$!Obispos reiteran su rechazo a la legalización del aborto en la República Dominicana
Collage de los obispos que conforman la Conferencia del Episcopado Dominicano.

La Conferencia del Episcopado Dominicano (CED), en su mensaje con motivo a la Independencia Nacional, reiteró su rechazo a la legalización del aborto.

En un comunicado de prensa, los obispos expresaron que la postura es un “grito de alerta en contra de una sociedad que se organiza predominantemente sobre valores utilitaristas”.

En el documento titulado “Y al mundo mostremos que somos hermanos”, lamentaron que el mundo se encuentre ante lo que el papa Francisco denomina la “sociedad del descarte”, “donde no se considera a la persona como un valor primario que hay que amparar”.

Reflexionan sobre realidades dominicanas a partir de la encíclica social del papa “Fratelli Tutti”, desde la cual hacen una invitación a construir el “espíritu fraterno en el hogar que le ha tocado vivir, independientemente de cómo esté compuesto, y quienes no hayan tenido la gracia de crecer en una familia estable podrían ser acogidos por familias bien constituidas”.

De ahí que los representantes de la Iglesia católica en la República Dominicana animen a la Pastoral Familiar, a través de las universidades, a realizar un simposio abierto, con el objetivo de plantear las bases de una “auténtica política pública familiar” para la sociedad.

También abordan la inmigración, donde al igual que el papa, los prelados comprenden lo “delicado de la situación”, ya que muchas sociedades que reciben inmigrantes sienten amenazado su nivel de vida; y recuerdan que la problemática “requiere de una posición racional y justa para su solución”, tomando en cuenta que la población inmigrante “es quizás la más vulnerable en todos los rincones del mundo”.

De igual modo, el Episcopado hizo referencia a la corrupción pública, al expresar su deseo de que la “indignación contra algunos políticos se vea acompañada por una revisión de vida personal en todos los niveles y en todos los ambientes, para no caer en aquella mala práctica de solo ver la paja en el ojo ajeno”.

Entienden que “la corrupción estatal hiere esta sensibilidad universal que reclama un trato igualitario para todo ser humano y atenta directamente contra la integridad de toda la sociedad, pues desvía los fondos necesarios para implementar las políticas sociales”.

Asimismo, la CED deploró la difusión de noticias falsas al catalogarla como un virus que profundizó la carga viral de la pandemia del COVID-19 y originó la búsqueda de soluciones desesperadas e irracionales que atentaron contra las medidas sensatas del Ministerio de Salud Pública.

Exhortaron a los dominicanos a solucionar en conjunto lo que afecta a todos.

Es, pues, necesaria la colaboración de cada ciudadano y ciudadana. La pandemia nos golpea a todos: hemos perdido seres queridos, son palpables los perjuicios económicos, nos vemos constreñidos por las medidas sanitarias... Pero la fe nos invita a cultivar una sana esperanza ante la dolorosa situación. Como ya expresamos, aun en medio del sufrimiento, debemos saber agradecer tanta solidaridad, entrega, amor fraterno, ayuda privada y pública”, añadieron.

En la alocución de esta nota, monseñor Faustino Burgos Brisman, obispo auxiliar de Santo Domingo y secretario general de la CED, aprovechó la ocasión para invitar a toda la ciudadanía a cooperar con las autoridades y a estar en disposición para vacunarse, conforme al protocolo establecido por el Gabinete de Salud.

20210223 https://www.diariolibre.com

+ Leídas