Pacto de paz no entusiasma a líderes de Israel y Palestina

  • La iniciativa de autoría judía y palestina plantea que Israel ceda toda Gaza y la mayoría de Cisjordania y que Jerusalén Este sea la capital de un nuevo Estado palestino
Yossi Beilin y Yasser Abed Raboo, jefes de las delegaciones judía y palestina.
GINEBRA. Unos 400 israelíes y palestinos, juntamente con ganadores del Premio Nobel de la Paz, suscribieron ayer un acuerdo de paz extraoficial que busca orientar a las poblaciones para salir de un conflicto de años que parece nunca acabar.

El denominado "Acuerdo de Ginebra", negociado durante tres años por ex funcionarios israelíes y palestinos, aborda temas como el destino de los asentamientos judíos, los límites geográficos para un Estado palestino, la situación de Jerusalén y los refugiados palestinos.

"Es improbable que vayamos a ver un mejor cimiento para la paz", manifestó el ex presidente de EE.UU, Jimmy Carter, en la ceremonia de suscripción del pacto. Yasser Arafat describió el acuerdo como una "iniciativa valiente y corajuda", sin embargo, no lo respaldó explícitamente.

Por su parte, Ariel Sharon calificó el plan de subversivo.

El Tratado de Ginebra propone que los límites entre Israel y el futuro Estado palestino estén cerca de la frontera israelí anterior a la guerra de Medio Oriente de 1967. Otorga además a los palestinos casi toda Cisjordania y la Franja de Gaza, y parte de Jerusalén.
20031202 http://www.diariolibre.com

+ Leídas

+ Leídas