Para Livio todo es un dibujo animado

SANTO DOMINGO.- Livio Ozuna es un publicista de oficios independientes. Ha sido productor, cantante, fotógrafo, diseñador, caricaturista y hasta compositor. Sin embargo, no ha ejercido ningún oficio que le proporcione mayor satisfacción que hacer de la vida un dibujo animado.

Livio es el creador de la primera serie de dibujos animados dominicana: Los Bobotes. Son cortos que promedian cinco minutos de duración donde sus personajes exponen las vivencias diarias en República Dominicana con un ápice de humor e ironía.



El personaje principal es Ñícalo, un plátano parlanchín que representa el tigueraje y la costumbre de un sector social; también está Manín, que es un adolescente de clase media con un nivel de lengua culto y depurado. Otro destacado es el coronel Manotas, quien es de procedencia cibaeña y de carácter autoritario.

La primera presentación de Los Bobotes sale en un canal virtual a final de diciembre de 2012 y de inmediato acaparó la atención de los cibernautas. En esa edición también se presenta al presidente Danilo Medina, al senador Félix Bautista, el Palacio de la Policía y de la Presidencia.

Las historias que se presentan en Los Bobotes se ambientan en una ciudad conocida como "Guaroa", que es una representación de la capital dominicana.

"Este proyecto de arte popular nace con la idea de hacer crítica social a través del humor y así defender los mejores intereses del pueblo. Las críticas dichas en comedia son digeribles, y más si son en dibujos animados", precisó Ozuna, mientras creaba sus historias en su estudio.

Actualmente Livio es quien crea los personajes, las escenas, el guión, la animación, la musicalización de las escenas y la edición de las voces. Lo único que no hace son las voces, que son producidas por los actores Pedro Sierra, Stuart Ortiz, Alkhadyo Galax y otros.

Este joven de 28 años, graduado de Artes Plásticas en Bellas Artes y de Publicidad en la Universidad Autónoma de Santo Domingo, dijo que la idea de crear dibujos animados le surge porque no conoce referente sobre este tema en el país.

Dejó claro que su fin no es lucrativo, sino ser un referente. Con solo dos presentaciones en las redes sociales ya Livio fue contratado por un programa televisivo para difundir Los Bobotes una vez a la semana.

Ser el pionero en esta forma de hacer comedia animada no es suficiente para el creador de Los Bobotes, ahora busca promover proyectos de otros jóvenes para crear una industria y cumplir la quimera de que los dibujos animados dominicanos crucen fronteras y oceanos.

 

20130323 http://www.diariolibre.com

+ Leídas

+ Leídas