Paz y prudencia por el COVID-19 centran los mensajes de bienestar para esta Navidad

  • Iglesias piden realizar actividades propias de la época por las vías virtuales
$!Paz y prudencia por el COVID-19 centran los mensajes de bienestar para esta Navidad
Representación del Niño Jesús, en la Catedral primada de América.

Las festividades de Nochebuena y Navidad, que convoca a los dominicanos a celebrar entre amigos y familiares, evoca siempre los deseos de paz y armonía, pero en esta ocasión, también se suman los llamados a la prudencia para evitar el contagio del COVID-19.

Sectores políticos y religiosos expresaron sus parabienes enfatizando en la pandemia que, desde sus primeros casos en China a inicio de año, ha generado la muerte de 1,711,498 personas en todo el mundo y enfermado a otros 76,858,506, según los datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), para este 23 de diciembre.

En la República Dominicana, que en los últimos días ha experimentado un aumento en el número de casos, los contagios de COVID-19 suman ya 162,496, mientras los fallecidos por esa causa son 2,401, según el reporte de ayer miércoles del Ministerio de Salud Pública.

El arzobispo metropolitano de Santo Domingo, monseñor Francisco Ozoria, pidió a la población que aproveche la fecha para compartir en familia, pero de una forma más íntima y cálida.

“No dejen de manifestar cariño a los amigos y vecinos mediante una llamada o un mensaje, demuestren respeto y amor por todos los hermanos y, sobre todo, participen de la Santa Misa, ya sea presencial o virtual”, indica Ozoria en un mensaje en el que desea a todos una “muy feliz Navidad”.

También llamó a toda la Arquidiócesis de Santo Domingo a que esta Navidad sea una celebración de gratitud a Dios; “que en este tiempo difícil que estamos viviendo, debido a la pandemia, el nacimiento del niño Jesús traiga a nuestras familias y a toda la humanidad un mensaje de paz y esperanza”.

También monseñor Fausto Mejía Vallejo, obispo de la Diócesis de San Francisco de Macorís, recordó que este tiempo que el Señor Jesucristo nace y crece en la vida de todos, debe servir de reflexión para entender que muchas veces Dios permite situaciones dolorosas para a sacar cosas maravillosas.

“Este año ha sido fuerte para nosotros, pero yo lo comparo con que Cristo murió, pero Cristo resucitó, y detrás de la muerte está la vida, está la esperanza. Así que deseo para todos, un feliz año 2021 y que tomemos en cuenta que verdaderamente necesitamos ser más disciplinados, de cuidarnos, porque todo va a depender de nosotros en este tiempo en que prolifera la pandemia”, manifestó.

Monseñor Francisco Ozoria, arzobispo metropolitano de Santo Domingo.
Monseñor Francisco Ozoria, arzobispo metropolitano de Santo Domingo. ( )

Desde las iglesias evangélicas, el presidente del Consejo Dominicano de la Unidad Evangélica (Codue), Feliciano Lacen, también hizo la exhortación para que la población sea prudente, recordando que no son las autoridades son los responsables de lo que está pasando con el coronavirus, sino cada persona.

Llamó a cooperar para evitar que el virus letal siga diezmando las familias dominicanas y a tomar en cuenta que el mundo no termina en las festividades de este jueves y viernes.

“Tenemos que coexistir en la República Dominicana y por tanto, seamos prudente hasta con el gasto que vayamos a emitir en estos días que la gente está en la calle. Que tratemos de compartir en familia, pero con el círculo íntimo y no hacer reuniones extensivas”. Hizo el mismo llamado a los pastores de su iglesia para que recuerden que el COVID-19 los obliga a cambiar la forma en que siempre realizan sus actividades y que, por tanto, eviten hacer actividades extensivas, con grupos grandes. Les recordó que cualquier actividad se puede realizar por zoom, para evitar la propagación del virus en las iglesias.

En el ámbito político también se llamó a la población a celebrar Nochebuena y Navidad con comedimiento y respetando las medidas sanitarias para evitar un aumento en los contagios por COVID-19, cuyo incremento del último mes provocó que el Gobierno extendiera el toque de queda declarado en el país desde marzo pasado, cuando se presentaron los primeros casos.

El dirigente del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), Francisco Domínguez Brito, abogó para que la crisis sanitaria no haga olvidar lo que somos como personas.

“Que el amor esté entre nosotros y lo podamos compartir con los nuestros. Para ello no se necesita tumultos ni imprudencias. Solo se necesita querer amar a las personas que uno ama en estas navidades que nos anuncia la llegada de quien nos trajo la luz de la paz y de la alegría, el niño Jesús”, precisó, no sin antes señalar que la familia debe unirse y compartir.

El presidente del Partido Reformista Social Cristiano (PRSC), Federico Antún Batlle, exhortó a la población tener prudencia y no dejarse inducir por el paganismo.

“A tener fe, como la fe que tenemos en Dios para tratar de crear condiciones de vida más dignas para todos los dominicanos, la gente decidió votar en las pasadas elecciones por la transformación de la sociedad y un cambio, y tengamos fe en que se podrá dar inicio a ese proceso”, enfatizó.

El presidente de Alianza País, Guillermo Moreno, exhortó a la ciudadanía a asumir con la mayor responsabilidad la crisis sanitaria, sin perder la fe en que la superará y que el 2021 “será el inicio de un nuevo comienzo en que, no solo superaremos la pandemia, sino también las grandes desigualdades e injusticias que se han puesto al desnudo”.

Mientras, Luis Miguel De Camps, presidente del Partido Revolucionario Social Demócrata (PRSD), llamó a que todos los dominicanos reflexionen las lecciones de este año 2020 y lo que han aprendido. También sobre la importancia de la familia y de la solidaridad. “Con un sentimiento y propósito compartido, saldremos adelante y haremos de los próximos, los mejores tiempos”, expresó.

Celebraciones en la Catedral

La iglesia católica mantiene las celebraciones tradicionales por la natividad del Niño Jesús, aunque aplicando los protocolos sanitarios que rigen por la pandemia.

Para este jueves a la 5:00 de la tarde está pautada la Misa de Nochebuena en la Catedral Primada de América. A las 12 del mediodía del viernes 25 es la misa de Navidad, y a las 5:00 de la tarde tendrá lugar el Concierto de Navidad.

Para el domingo 27 a las 12:00 será la acostumbrada misa dominical.

20201224 https://www.diariolibre.com

+ Leídas