Abinader repartió promesas de obras por RD$278 mil millones en un año

  • Preocupa a economistas disponibilidad de fondos para inversiones en tiempo de crisis

Desde que asumió las riendas del Poder Ejecutivo, el presidente Luis Abinader ha prometido el desarrollo de obras por al menos RD$278,823 millones, en una serie de “visitas anunciadas” por las 31 provincias y el Distrito Nacional.

El monto, calculado por Diario Libre a partir de una compilación de los anuncios hechos por el jefe de Estado, equivale al 26.1 % del presupuesto del año 2021. Muchos de esos proyectos empezaron a construirse, algunos fueron inaugurados y otros esperan por el primer picazo.

Esas obras no son fruto de la improvisación, sino que fueron concebidas en el programa de gobierno cuando Abinader era candidato presidencial, de acuerdo a Lisandro Macarrulla, ministro de la Presidencia. A pesar de ello, algunos economistas miran con recelo la posibilidad de tantas inversiones, debido a que cuando se estructuró dicho plan no se contaba con una pandemia y una crisis de proporciones globales.

Aunque el Distrito Nacional y Santo Domingo recibirán más recursos que todas las demás provincias, el Estado ejecuta costosas obras en zonas marginadas y con mayores índices de pobreza, como la frontera.

Estimular la apertura del turismo y la instalación de complejos hoteleros en zonas nuevas, se convirtió en prioridad para Abinader, dirigiendo a este sector las más cuantiosas promesas de inversión, como el desarrollo de Pedernales por US$1,000 millones.

Otras grandes obras implican ampliar el puerto de Manzanillo, a un costo de RD$5,700 millones, una verja en la frontera por el mismo monto, ampliar y extender el Metro de Santo Domingo con RD$37,392 millones, y remodelar el puerto de Barahona, por RD$1,710 millones.

A través del Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC) se han puesto en ejecución 430 obras con una inversión que supera los RD$70,000 millones en los últimos 12 meses, según el cálculo de Deligne Ascención, su titular.

Abinader ha sostenido decenas de reuniones con dirigentes de juntas de vecinos, a quienes ha ofrecido cientos de pequeñas obras. En un encuentro con el mandatario, funcionarios informaron sobre sus avances. De parte del MOPC se había cumplido el 70 % de lo prometido.

La región desde la cual se han asegurado mayores obras es el sur, seguida por el este y el norte.

Región sur

En el sur, el presidente Abinader ha prometido obras por más de RD$84,768 millones durante 12 meses recorriéndolo. De materializarse la ejecución de infraestructuras y las inversiones privadas para el desarrollo turístico, Pedernales se llevaría la mayor cuota, con un monto de US$1,000 millones, equivalentes a RD$57,000 millones.

Para ello, el Ejecutivo creó el fideicomiso Pro-Pedernales con el decreto 724-2.

Programas de desarrollo que implican múltiples edificaciones en distintas áreas se preparan para San Juan, con RD$4,000 millones, y San Cristóbal, con RD$2,000 millones. La Circunvalación de Baní, en Peravia, se licitó a un costo de RD$2,200 millones.

Una gran parte de las construcciones en el sur son de enormes proporciones e involucran a múltiples provincias de otras regiones. Tal es el caso de la verja perimetral, que ya empezó a construirse a lo largo de las cinco provincias de la frontera domínico-haitiana, tres de las cuales están en el sur. Su costo será de US$100 millones, equivalentes a RD$5,700 millones.

En un consejo de ministros celebrado en Barahona, Abinader globalizó en RD$6,421 millones las inversiones que actualmente realiza su administración en la región Enriquillo.

Región este

En cinco provincias del este se han ofrecido unos RD$61,410.5 millones. Destacan por su gran envergadura los US$1,000 millones que Abinader busca motivar en obras públicas e inversión privada para convertir a Miches, provincia El Seibo, en un polo turístico.

Parte de esas iniciativas hoteleras ya están siendo procesadas para su financiamiento en bancos como el Popular, que informó sobre la aprobación de 68 proyectos en Miches, Punta Cana, Bávaro, Uvero Alto, Puerto Plata, Samaná y Santo Domingo.

En una reunión con juntas de vecinos de La Altagracia, el mandatario prometió invertir RD$700 millones en obras. En esa provincia también se ha prometido un presupuesto de RD$156 millones para una barrera contra el sargazo.

Región norte

En el norte, el Gobierno planea invertir RD$22,800 millones en la Autopista del Ámbar, RD$10,000 millones para la provincia Duarte, RD$5,700 millones para desarrollar el Puerto de Manzanillo de Montecristi, RD$2,000 millones para la presa Guayubín, RD$1,500 millones para La Vega y RD$1,200 millones para Samaná.

El monto de las inversiones anunciadas en el norte ronda los RD$60,697 millones.

Gran Santo Domingo

En sus visitas por la provincia Santo Domingo y el Distrito Nacional, Abinader se comprometió con desarrollar proyectos cuya inversión supera a las anunciadas en el norte y este. El monto para el Gran Santo Domingo ronda los RD$71,948 millones.

Tan sólo en el Metro se invertirían RD$37,392 millones. El remozamiento de la Ciudad Colonial costará RD$5,130 millones. En consejos de ministros, Abinader le prometió a Santo Domingo Oeste RD$5,000 millones y a Santo Domingo Este RD$4,900 millones.

Image
Préstamos aprobados

Varios préstamos ya fueron aprobados por el Congreso Nacional para las obras prometidas, como los U$54.1 millones para sanear la cañada de Guajimía, cedidos por JP Morgan Chase Bank. En enero, los legisladores aprobaron un Convenio de Crédito con la Agencia Francesa de Desarrollo (AFD) por US$44.1 millones para el Metro de Santo Domingo. También, unos US$250 millones se tomaron prestados al Banco Interamericano de Desarrollo (BID) para “movilidad del transporte y seguridad vial”.

Todo es parte del programa de gobierno de Abinader

El ministro de la Presidencia, Lissandro Macarrulla, asegura que todos los proyectos puestos en marcha por Abinader fueron concebidos en su plan de gobierno desde la campaña. Su ejecución se retrasó por la pandemia, pero pudo retomarse a medida que se normalizan las actividades del país. Estos programas se hacen coincidir “con las necesidades actuales de las comunidades, salvo ligeros ajustes que se han presentado con la crisis mundial”, afirma Macarrulla.El ministro dice que “la mayoría de las obras habían sido contempladas en el presupuesto del año 2021, sin embargo, para situaciones de emergencias, se hacen ajustes a los programas de inversión”. La dinámica de desplazarse a las provincias ha mostrado efectividad y productividad, según Macarrulla. Afirma que el presidente se siente cómodo con el estilo de los consejos de ministros en las localidades.

Pero el economista Luis Vargas cuestiona la estrategia de aumentar el gasto público en tiempos de presión presupuestaria y pregunta de dónde se sacarán los recursos.

Califica de “propaganda” los anuncios y ve difícil que se puedan ejecutar esas obras ya que, para él, el endeudamiento en que se sumerge la nación es insostenible. Ve con escepticismo que trabajadores que ganan menos de RD$15 mil pesos mensualmente puedan pagar los préstamos de los apartamentos adquiridos en el Plan Nacional de Vivienda.

Franklin Vásquez estima que, si bien el Gobierno debe tener claro de dónde sacar el dinero, las alianzas público-privadas y los planes de ahorro del Poder Ejecutivo pueden generar los recursos necesarios. Pide supervisión y que se hagan evaluaciones periódicas que midan los resultados de ellas.

20210811 https://www.diariolibre.com

+ Leídas