Finjus pide al Consejo de la Magistratura “reencauzar” evaluación a jueces de SCJ

  • Dijo que episodios como el acontecido con el procurador Jean Alain Rodríguez y la jueza Miriam Germán empañarían los resultados finales del trabajo
$!Finjus pide al Consejo de la Magistratura “reencauzar” evaluación a jueces de SCJ
Servio Tulio Castaños Guzmán, vicepresidente ejecutivo de Finjus.

La Fundación Institucionalidad y Justicia (Finjus) instó este jueves al Consejo Nacional de la Magistratura (CNM) a “reencauzar” el proceso de evaluación de los jueces, para lo cual considera que “es imprescindible que reconozca públicamente las violaciones cometidas al reglamento 1-19 y de garantías a la sociedad de que situaciones como las que han ocurrido no volverán a presentarse en el futuro inmediato”

La entidad hizo el planteamiento en un documento para referirse “al curso del proceso de evaluación de los jueces de la Suprema Corte de Justicia”, en el cual, reiteró, que condena lo acontecido cuando se evaluó a la magistrada Miriam Germán, presidenta de la Segunda Sala Penal de esa alta corte, y “fue sometida a cuestionamientos a su integridad y trayectoria”.

Las imputaciones a la jueza la hizo el procurador general de la República, Jean Alain Rodríguez, basándose en la lectura de tres cartas anónimas, lo cual provocó una repulsa social colectiva, al punto que el funcionario judicial tuvo que inhibirse para futuras evaluaciones a Germán a pedido de ella y de varios sectores del país.

Finjus aduce en su documento que “lamenta” la violación del debido proceso que se dio en el caso de la referida magistrada y dijo que con ello se violó el reglamento del CNM “para esta evaluación y su desempeño”.

Pide apego a principios constitucionales

La entidad dijo entender que el escrutinio para escoger los nuevos jueces de la SCJ, así como para ratificar algunos de los actuales, si los miembros del Consejo Nacional de la Magistratura entienden que lo merecen, debe realizarse con “estricto apego a los principios constitucionales, legales y reglamentarios que están en la base del mandato del CNM”.

Planteó que la no observancia de estos principios podrían causar un “menoscabo” de la legitimidad social de esa elección y, por ende, a la seguridad jurídica.

“Los acontecimientos que se han desencadenado en el CNM tras la sesión del lunes 4 de marzo pasado, tras la interpelación de la magistrada Miriam Germán por parte del magistrado procurador general de la República, en presencia de todos los miembros de dicho Consejo, han generado una serie de preocupaciones en amplios sectores de la sociedad y la comunidad jurídica”, planteó en el texto.

Dijo que para que el proceso goce de amplia legitimidad social se debe dar cumplimiento al debido proceso durante las evaluaciones.

“Precisamente a los fines de garantizar este presupuesto se propuso en el reglamento correspondiente, además del procedimiento para introducir cuestionamientos u objeciones y la obligatoriedad de motivación suficiente de la decisión de selección, la inclusión de una entrevista reservada como mecanismo para resguardar de la intimidad personal, familiar o seguridad del juez evaluado”, expuso.

Sobre ese reglamento, Finjus dijo que el documento tiene disipaciones claras y acordes al ordenamiento jurídico y a la Constitución y supone “un proceso de evaluación y de selección que cuente con adecuados niveles de eficacia y transparencia”.

“En este sentido cualquier actuación al margen de las reglas de juego establecidas por parte del órgano evaluador o de quienes lo componen sienta un precedente indeseado. Más aún cuando se trata de procesos que se dan por vez primera como lo es la evaluación de desempeño de los integrantes de la SCJ”, expresó en el documento.

Lo que pasó

Durante la evaluación a que fue sometida la jueza Germán, el procurador general de la República cuestionó la amistad de “larga data” que ella mantiene con uno de los imputados del caso Odebrecht, el cual se ventila en la SCJ. También se refirió a una villa propiedad de la magistrada, la cual está en Jarabacoa a nombre de un hijo especial de ella, entre otras imputaciones que lesionaban la trayectoria de la jueza. Durante el interrogatorio de Rodríguez, éste citó fechas y horas de encuentros de Germán con Víctor Díaz Rúa y otro abogado. La situación provocó que varias personas se pronunciaran contra ese accionar, al considerar que era vejatorio y humillante. Posteriormente, la magistrada pidió al CNM la inhibición del procurador alegando que había violado la ley y el reglamento.

Tras una semana de intensos cuestionamientos, el Consejo Nacional de la Magistratura y, entre otros puntos, acordó, según revelaciones de Reinaldo Pared Pérez, miembro del órgano, que el procurador solo se limitaría a inhibirse, pero éste luego de que se “disculpó con la madre y la mujer” insistió que sus planteamientos iban dirigidos a la “jueza” con el propósito de transparentar el proceso y que entendía que no había violado el reglamento.

“Precisamente a los fines de garantizar este presupuesto se propuso en el reglamento correspondiente, además del procedimiento para introducir cuestionamientos u objeciones y la obligatoriedad de motivación suficiente de la decisión de selección, la inclusión de una entrevista reservada como mecanismo para resguardar de la intimidad personal, familiar o seguridad del juez evaluado”
Servio Tulio Castaños Guzmán, vicepresidente ejecutivo de Finjus
20190314 https://www.diariolibre.com

+ Leídas