Jean Daniel Louis, un lector de Diario Libre reflexiona sobre la Marcha del Millón

$!Jean Daniel Louis, un lector de Diario Libre reflexiona sobre la Marcha del Millón
La Marcha del Millón recorrió varias calles y avenidas del Distrito Nacional

SANTO DOMINGO. Marrones nubarrones desplegándose en un firmamento de grisáceos tonos se pusieron de acuerdo para estar en perfecta combinación con una capital verde en marcha.

Ya al mediodía, después de dar pasos y pasos, el hambre picando, el solazo de vuelta y en su buena, uno no tiene en el caco de llegar a casa a darse un buen baño después de darse una ‘jartura’.

Con muchas de las calles obstruidas y los chóferes de concho y guagua en la fiesta, la forma más rápida de zafarse del multitudinario bullicio es cogiendo el Metro. Pero, allí hay que hacer una kilométrica fila, y para variar, cuando uno tiene prisa, se encuentra con el sorpresivo cartel: CAJA CERRADA TEMPORALMENTE.

Desesperado y medio enfurecido por la lentitud del servicio, un joven logró abrirse paso, colándose en la fila, provocando el disgusto de más de uno, y cosechando su porción de denuestos de parte de los usuarios. El fortachón le voceó par de cosas a la gente, y hasta invitó a dos compañeros a meterse.

Mientras se alejaba el altanero infractor, alcancé a leer en el dorsal de su camiseta: #FINDELAIMPUNIDAD

El muchacho verde se había convertido en eso mismo - injusto, corrupto y corruptor - que minutos antes patriótico, heroico y con gran ímpetu había salido a denunciar.

20180813 https://www.diariolibre.com

+ Leídas