Las salas capitulares eligieron bufetes sin problemas, con acuerdos y regla de oro

SANTO DOMINGO. Sin incidentes y en procesos donde prevalecieron los acuerdos, el consenso y la denominada “regla de oro”, los municipios conformaron ayer los bufetes directivos de los concejos de regidores y de vocales.

Las conformaciones se desarrollaron en normalidad, aún en los municipios donde se temía que se registraran algunos inconvenientes, como es el caso de Santo Domingo Este, Higüey, Salcedo, Hato Mayor, San Francisco de Macorís, Bonao y La Romana.

En Higüey, Julio Ávila, del PLD, con el apoyo del BIS y el PRM, asumió la presidencia del cabildo municipal. Ávila se postuló imponiéndose a la línea de su partido de respetar la “regla de oro”, al conseguir el respaldo de los opositores en una iniciativa para desplazar al grupo del senador Amable Aristy Castro, cuya hija, Karina Aristy, es alcaldesa.

En San Pedro de Macorís, Luis Gómez Benzo, del PRM, fue electo en base a un consenso entre todos los regidores para asumir la presidencia del concejo de regidores del cabildo, a pesar de que el alcalde es del PRD.

En Bonao, Néstor Matos, del PRM, logró conseguir el apoyo del PLD y PRD, teniendo en contra a los regidores de su propio partido y de los reformistas.

En La Romana, Orfelina Valdez, del PRM, alcanzó la presidencia del Concejo de Regidores en una alcaldía encabezada por el PLD. Se cumplió un acuerdo entre el PRM y el PRSC, a través del cual ambas organizaciones se alternarán la presidencia del Concejo durante los años restantes.

En Mao obtuvo la presidencia el peledeísta Ramón Bonilla, quien fue apoyado por dos de los regidores del PRM.

En San Francisco de Macorís, Miguel Díaz Alejo, del PRSC, fue electo presidente, con apoyo del PRD, PLD y PRM.

El Gran Santo Domingo

En el Distrito Nacional, el PRM, cuya organización se ha proclamado en contra de la aplicación de la “regla de oro”, se abocó a la misma, y se reeligió sin inconveniente al regidor de su partido, Víctor Ogando, como presidente de la Sala Capitular.

Sin embargo, los perremeístas aseguran que no hubo “regla de oro”, dado a que son mayoría. La “regla de oro” establece que el presidente de la Sala Capitular sea del partido del alcalde electo.

En los ayuntamientos enclavados en Santo Domingo Oeste primó una línea “bajada” por Miguel Vargas, presidente del PRD, para que la presidencia de cada concejo fuera ejercida por un miembro del PLD.

Como parte de ello, en Los Alcarrizos se eligió a Rafaela González, del PLD y del Bloque Progresista, y a Eduardo Cepín, del PLR como vicepresidente de la Sala Capitular.

La Sala Capitular del Ayuntamiento de Santo Domingo Oeste seleccionó a Rafael Slinger Vásquez, del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), y a Arlette Almonte, del Partido Revolucionario Dominicano (PRD), como presidente y vicepresidenta, respectivamente. Anteriormente era presidente Bianette Catherine Castillo Díaz (PRD) y Leónidas Guarionex Tejeda Tejeda (PRL), el vicepresidente.

En el Distrito Municipal Pantoja fue escogido el peledeísta Juan Cruz Pascual y como vicepresidenta la regidora Josefina Genao, del MODA.

En tanto que en Pedro Brand fue juramentado como presidente del Concejo, el regidor del PLD, Benjamín Encarnación.

El panorama en el municipio Santo Domingo Este lució tranquilo, en una sesión donde fue reelecta en la presidencia del Concejo de Regidores, Ana Gregoria Tejada, del PLD, y en la vicepresidencia, Eligio Rodríguez, del PRD.

Mientras en Santo Domingo Norte fue reelecto el regidor José Antolín Polanco Rosa, del PASOVE.

Opiniones PLD y PRM

En una evaluación preliminar del proceso, los secretarios de Asuntos Municipales del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), Ignacio Ditrén y del Partido Revolucionario Moderno (PRM), Waldys Taveras, coincidieron en señalar que se trató de un ejercicio democrático que se desarrolló sin ningún tipo de contratiempos.

Ditrén sostuvo que no hubo reportes de incidentes, y que todo se realizó en tranquilidad.

“Lo que tiene que ver con el orden del proceso todo estuvo muy bien, no hubo problemas, según los informes que hemos recibido”, aseguró.

Mientras Taveras sostuvo que hubo diversidad de los presidentes electos en los municipios y que las escogencias se produjeron de manera democrática y en total orden.

“En Higüey, donde teníamos mayores temores, todo pasó con la mayor tranquilidad”, apuntó.

Los bufetes directivos de los municipios y distritos municipales se escogen el 16 de agosto de cada año.

En los pueblos del Cibao

Las administraciones municipales del Cibao también celebraron sus procesos con normalidad. En Santiago se reeligió Luis José Estévez, del PLD. En La Vega, fue escogido como presidente de la Sala Capitular el arquitecto Vladimir Viloria, y en Moca (Espaillat), los regidores escogieron a Sixto Batista como presidente del Concejo de Ediles. En las demás zonas todo se desarrolló en tranquilidad.

20170817 https://www.diariolibre.com

+ Leídas