“Nuestra Venezuela se está deshumanizando, y es como una enfermedad contagiosa”

  • El presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela dijo que hay familias que se matan por un pan, y legisladores hacen colectas porque no les pagan desde agosto

SANTO DOMINGO. El nuevo presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Julio Borges, estuvo en una visita de menos de 24 horas como parte de su programa de contactos con los parlamentos latinoamericanos, en busca de apoyo frente a la crisis que afecta a esa Nación sudamericana.

Entrevistado por Diario Libre tocó los temas sensibles para su país.

—¿Hasta cuanto aguantarían sin que haya una expresión democrática?

Es difícil porque hay un drama casi que de explosión social permanente, es un drama en el cual todos los días en Venezuela hay manifestaciones por comida, gente que está peleándose y cayéndose al golpes, no te exagero, familias que de repente hay un conflicto y se matan por un pedazo de pan.

La semana pasada un hermano mató a otro por un pedazo de pan y eso para nosotros es muy deprimente esto significa el hecho de que ya es una sociedad que se está deshumanizando completamente, es una sociedad donde ya no hay ni convivencia de valores y eso para nosotros es muy grave.

Desde agosto del año pasado no se paga a los diputados de la Asamblea Nacional. Hemos llegado al nivel de que incluso los propios diputados tienen que llevar, por ejemplo, su papel para la computadora, se hacen pacas (recolectas) para poder pagar la comida de los parlamentarios, los que vienen del interior duermen en casas de familia, se ha logrado que esa alcancía del instituto de prevención social de los diputados puedan subsidiar a los diputados más pobres.

Es una cuestión verdaderamente triste y al final es una cuestión de sobrevivencia.

—¿Cómo les está afectando la salida masiva de venezolanos?

Al final la mayoría de la gente que se ha ido quiere volver y son gente que sus sueños el volver a un país donde haya trabajo. Se calcula que han salido más de dos millones de venezolanos por las fronteras, no se el número aquí en dominicana pero hay casos como Colombia que se calcula medio millón de personas. El 3% de la población panameña es venezolana.

—¿Qué hará la Asamblea con la acusación de narcotráfico contra el vicepresidente del país?

En primer lugar no fue algo que apareció de la noche a la mañana, todo el mundo, hasta el propio gobierno admite que es un proceso que tenía más de dos años de investigación.

En segundo lugar, a diferencia de otros casos donde ha habido este tema de la lista Clinton, esta es la primera vez donde no se queda solo en la retórica que alguien esté allí sino que públicamente se hace una especie de muestra de todo lo que tiene que ver con compañías, aviones, apartamentos y dólares en efectivo incautados y además la acusación real sobre problema del tráfico de drogas y el terrorismo.

Frente a eso, cualquier gobierno del mundo que estuviera seguro de lo que está planteando, abriría una investigación y buscaría dejar transparentemente, de modo claro que no tiene que ver con esas acusaciones.

En cambio el Gobierno de Maduro lo que ha hecho es la solidaridad automática, decir simplemente que eso es un problema político cuando estamos hablando de un problema más que político, un problema global que tiene que ver con el crimen organizado, las drogas y la democracia.

La Asamblea comenzó ya una investigación, pusimos a nuestros mejores diputados a hacer todo el proceso de investigación de pedir las pruebas, de tener todo lo que es el recabamiento de información, y la Asamblea puede constitucionalmente, o bien destituir al vicepresidente o bien darle un voto de censura, o bien darla un juicio político para que vaya a un proceso penal, de manera que todas esas cosas son las que deben venir cuando se termine la investigación y haya una solución clara por parte de la Asamblea Nacional.

—Se alega que es un plan de conspiración del “imperio”...

Lo mismo pasó cuando hubo el caso de los llamados narcosobrinos que tuvieron relación aquí con República Dominicana, que tenían casas, que tenían toda una cantidad de bienes que no podían justificar de ninguna manera.

Fueron condenados y fue la misma respuesta del gobierno venezolano, que eso se trata de una conspiración política, de un problema político cuando apunta a los mismo, un gobierno que está tan corrompido que ya tiene toda una cantidad de tentáculos y de relaciones, no solamente con el crimen organizado, no solamente con la droga sino también con grupos que son mundialmente reconocidos como grupos terroristas.

Eso para mí es lo más importante de poder expresar en esta entrevista, que ya el problema venezolano no es uno dentro de las fronteras del país sino es un problema regional, que ya es una especie de enfermedad contagiosa y que tiene que ver con el tema de las migraciones masivas, con el tema del tráfico de armas, con el tráfico de drogas, con grupos paramilitares que ejercer el poder en el país, con el crimen organizado, que se está presentando no solo en nuestro país sino en la destrucción de la paz y la estabilidad en la región.

—¿Por qué se le otorgaron más poderes al vicepresidente?

El vicepresidente era el delfín de Maduro, ya era una persona que estaba elegida para ser ya su sustituto, entonces ahora se les presenta un problema muy grave y es que pierden la persona que Maduro había escogido como su delfín político.

Lamentablemente no es un caso aislado, es la expresión más de todo lo que significa una jerarquía que está metida en la corrupción, que está metida en problemas o de tráfico de gasolina o de tráfico de armas, de drogas, es decir que es un gobierno que se ha venido construyendo y sosteniendo en base a la corrupción.

—¿En qué situación está la oposición venezolana?

La mesa ha sufrido varios traumas muy fuertes, el año pasado promovimos el referendo revocatorio y el gobierno se lo robó sin ningún tipo de excusas, violando toda la Constitución, violando el derecho de la gente, tocaban elecciones de gobernadores y al gobierno tampoco le dio la gana de hacerlas.

Frente a eso ha sido una especie de terremoto para la sociedad venezolana y para los partidos. Nosotros hicimos un proceso de relanzamiento de la unidad, ese proceso implica el hecho de tener una unidad que aprobó un conjunto de nuevas reglas de juego para su organización, se amplió el número de partidos políticos, se amplió el espacio a la sociedad civil.

Al mismo tiempo se logró tener una nueva organización y una nueva regla, y adicionalmente se logró construir una ruta política que todos comparten.

Se logró construir una ruta política que todos comparten, esa ruta es aferrarnos al hecho de que solo a través del voto, de las elecciones que tocan este año y las elecciones nacionales es la única manera de salir del caos.

El país está en tanta crisis humanitaria que hay que hacer un cambio radical del sistema económico, del sistema social, que es un sistema económico hecho para convertir a los venezolanos en esclavos, no tienen hoy ni siquiera la oportunidad de comprar la comida que ellos quieren.

El gobierno tiene un sistema de bolsas de comida absolutamente corrompido y lo que busca es la dominación del estómago de la gente.

Estamos claros que nuestro cambio, el más democrático y el más subversivo al mismo tiempo es el voto, lograr que haya elecciones en Venezuela porque todos los venezolanos quieren un cambio y ese va a ser la mejor expresión de democracia y de cambies en Venezuela a través de lo que significan una elecciones.

20170301 http://www.diariolibre.com

+ Leídas