Compartir
Secciones
Podcasts
Última Hora
Encuestas
Servicios
Plaza Libre
Efemérides
Cumpleaños
RSS
Horóscopos
Crucigrama
Herramientas
Más
Contáctanos
Sobre Diario Libre
Aviso Legal
Versión Impresa
versión impresa
Redes Sociales
Biotecnología
Biotecnología

Experto resalta la importancia del manejo correcto de los alimentos

Joan Jiménez explica los diferentes tipos de contaminación que pueden adquirir los comestibles

Expandir imagen
Experto resalta la importancia del manejo correcto de los alimentos
Un alimento contaminado contiene agentes nocivos para la salud que pueden ser de naturaleza, biológica, química o física. (FUENTE EXTERNA)

Mantener una correcta higiene y manipulación de los alimentos es sumamente importante para evitar la transmisión de enfermedades a través de los comestibles, sobre todo, luego de la aparición de la COVID-19, así lo explicó el ingeniero químico, Joan Jiménez al referirse al tema “Las buenas prácticas de manufactura y manejo higiénico de los alimentos”.

“Es importante mantener una buena higiene en la producción de los alimentos, porque esto ayuda a que las empresas tengan buena reputación, a que el cliente esté feliz y no se enferme, y evita cualquier tipo de sanciones por parte de la autoridad sanitaria, expresó.

En una capitación impartida el martes 28 de este mes a través de la plataforma zoom, Jiménez explicó que la higiene alimentaria se refiere todas las medidas que se deben adoptar en la producción de alimentos, con el fin de que sean inocuos; es decir, que no puedan dañar a las personas. “Esto deben aplicarse en las diferentes etapas de manipulación y producción de los alimentos”, enfatizó.

El ingeniero indicó que un alimento contaminado contiene agentes nocivos para la salud que pueden ser de naturaleza, biológica, química o física. “Estos pueden contaminarse de forma directa, cuando el alimento no está contaminado y se pone en contacto con uno que si lo está y de forma indirecta, al contaminarse por los utensilios de cocina”.

De acuerdo al primer Boletín Epidemiológico de 2020, emitido por el Ministerio de Salud, en República Dominicana se registraron tres enfermedades trasmitidas por alimentos (ETA). El informe explica que las ETA, en esas últimas cuatro semanas (SE-50 de 2019 a la SE-1 de 2020) continuaban dentro de lo esperado comparado con el mismo período de los últimos cinco años, con índice epidémico de 0.97 y 0.79.

Expandir imagen
Infografía
Joan Jiménez, ingeniero químico y especialista en Biotecnología Alimentaria. (FUENTE EXTERNA)

Jiménez explicó que los peligros biológicos suelen ser microorganismos vivos, los químicos son de naturaleza química, como la traza de detergentes y los físicos son contaminantes directos y fáciles de identificar al ser materiales inanimados presente en los alimentos.

Jiménez explicó, que los peligros biológicos suelen ser microorganismos vivos y sus toxinas producen mucho daño al organismo humano. Sin embargo, los cadáveres de esas entidades biológicas son considerados contaminantes físicos.

“Existen cuatro variantes fundamentales de los peligros biológicos que son las bacterias, los hongos, los parásitos y los virus. Estos microorganismos están normalmente asociados a un mal manejo en la producción de los alimentos, tanto primaria como industrial y especialmente en los alimentos crudos”, sostuvo.

El experto resaltó que variantes como la temperatura, el tiempo de crecimiento del alimento (si es una fruta o un vegetal) y la higiene del personal que lo procesa representan el mayor riesgo para la inocuidad de los comestibles. Además, resaltó que la temperatura de congelación no mata los microrganismos.

Jiménez explicó que los peligros químicos provienen de los aditivos químicos y las entidades químicas bacterianas, así como de las sustancias químicas en el ambiente. “Este tipo de peligro causan enfermedad a largo plazo y por exposición continua, mientras que los biológicos lo presentan a corto plazo”, indicó.

El ingeniero señaló que existen contaminantes químicos presente de forma natural en los alimentos, como por ejemplo en el pescado del Pacifico, que suele tener alta cantidades de mercurio acumulado en colas y aletas de forma natural. “En República Dominicana el zapote ha tenido mucho problema para su exportación por que se ha detectado, especialmente en plantaciones del norte del país, que las semillas de esta fruta contienen alta concentraciones de cianuro”, expresó.

También están los químicos que son agregados sin intención. “En estos casos el productor no conocía de su efecto tóxico y lo estaba usando sin darse cuenta”. Por otro lado, están los que se añaden de manera intencional.

“Estos son bastante peligrosos porque el fabricante a pesar de saber del peligro del químico lo adiciona al alimento”, explica Jiménez.

En último lugar están los peligros físicos, “es cualquier material que no es parte del alimento y son dañinos para el consumo humano, estos pueden ser el resultado de mala práctica de manufactura”, indicó Jiménez.

La capacitación se realizó con el apoyo del Ministerio de Industria, Comercio y Mipymes (MICM) a través de su proyecto Innóvate, en conjunto con el Instituto de Innovación en Biotecnología e Industria (IIBI).

TEMAS -

Oriunda de Puerto Plata y egresada Cum laude de la UASD, en la Carrera de Comunicación Social , mención Periodismo. Ganadora del Premio Periodístico en Microfinanzas de Centroamérica y el Caribe.