Lo que tienen en común los pacientes cardíacos y los de cáncer avanzado

  • El riesgo de morir es el mismo
  • Uno de cada 5 personas mayores de 40 años podrían tener insuficiencia cardíaca en algún momento de su vida
$!Lo que tienen en común los pacientes cardíacos y los de cáncer avanzado
Estos son los representantes de las instituciones que hicieron el estudio.

La edad promedio de padecer una insuficiencia cardíaca es de 69 años, según los resultados de un estudio en el que fueron seleccionados de manera aleatoria 378 casos de un universo de 2,119 pacientes.

La frecuencia y duración de las hospitalizaciones, así como la gravedad de los síntomas de quienes padecen de esta condición supone un alto costo para el sistema de salud y para la calidad de vida de los pacientes.

Los datos están contenidos en los resultados del estudio sobre insuficiencia cardíaca en la República Dominicana realizado por representantes del Ministerio de Salud Pública, del Hospital General Plaza de la Salud (HGPS), la Universidad Iberoamericana (Unibe) y la Sociedad Dominicana de Cardiología (Sodocardio), que arrojó diversos factores de riesgo predominantes en la insuficiencia cardíaca, como son la hipertensión arterial, con 87.5%; cardiopatía isquémica, 50.4%; valvulopatías, 40%; y la diabetes mellitus, un 34.7%. También se observaron conductas de riesgo entre las que predomina el uso de tabaco (23.7%), la obesidad (17.4%) y consumo de alcohol (7.8%).

El síntoma más frecuente fue disnea (ahogo o dificultad en la respiración) con 84.7%. La fracción de eyección promedio fue de 48%. El tratamiento más frecuente fueron los diuréticos. La mortalidad registrada fue 11.1%.

Las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de muerte en todo el mundo. Particularmente, la insuficiencia cardíaca puede ser más peligrosa que muchos tipos de cáncer y representa una de las causas más frecuentes de hospitalización en mayores de 65 años.

A la insuficiencia cardíaca se la define como una enfermedad cardiovascular en la que el corazón no bombea la sangre que el organismo requiere para ejecutar sus funciones habituales, porque se ha convertido en un músculo débil o demasiado rígido para realizar su función correctamente.

Los participantes coincidieron en que se hagan propuestas y se defina una hoja de ruta orientada a propiciar algunos cambios en el sistema de salud, que hagan posible atender adecuadamente las necesidades de los pacientes y, al mismo tiempo, asegurar la sostenibilidad financiera del sistema de salud.

El riesgo de morir por insuficiencia cardíaca es el mismo que tienen los pacientes que padecen de ciertos tipos de cáncer avanzado, dijeron los participantes en el estudio.
El riesgo de morir por insuficiencia cardíaca es el mismo que tienen los pacientes que padecen de ciertos tipos de cáncer avanzado, dijeron los participantes en el estudio.

Fausto Warden Taveras, presidente de Sodocardio, dijo que para la insuficiencia cardíaca se necesita una política sostenible basada en la evidencia científica que permita un cuidado multidisciplinario de calidad desde la prevención hasta los estadios más avanzados.

Para Julio A. Castaños Guzmán, rector de Unibe y presidente del Patronato de la Plaza de la Salud, el trabajo de investigación puso en evidencia el impacto de esta patología en la población dominicana, como un factor importante que demuestra que la enfermedad cardiovascular sigue siendo la principal causa de muerte en el país, y además muestra la multifactorialidad presente en los ciudadanos dominicanos afectados por el desarrollo de insuficiencia cardíaca. También evalúa los estilos de vida como un factor determinante para el control de los pacientes.

De su lado, la cardióloga Grisel Canahuate dijo que actualmente más de 20 millones de personas en el mundo viven con esta enfermedad y se calcula que en República Dominicana más de 200,000 personas la padecen.

La investigación contó con el apoyo de Novartis, que desarrolla tratamientos para esta dolencia.

Según la Asociación Americana del Corazón, 1 de cada 5 personas mayores de 40 años podrían tener insuficiencia cardíaca en algún momento de su vida, por lo que un tratamiento adecuado y a tiempo de esta condición, les permite evitar o disminuir significativamente las hospitalizaciones y llevar una vida libre de los principales síntomas discapacitantes, que muchas veces impiden que los pacientes realicen hasta las actividades cotidianas más sencillas.

20191119 https://www.diariolibre.com

+ Leídas