Recomendaciones para el uso de piscinas y jacuzzis durante la pandemia

$!Recomendaciones para el uso de piscinas y jacuzzis durante la pandemia

El verano, época en la que predominan las reuniones en piscinas y playas, encontrará a los países confinados para frenar la propagación del nuevo coronavirus COVID-19.

Los gobiernos de los diferentes países han iniciado el proceso para activar de forma gradual las actividades económicas, sin embargo, aún no dan luz verde para que se abran los centros de entretenimientos, que incluyen lugares acuáticos.

Aunque en nuestro país las autoridades no han fijado fecha para la reactivación de dichos lugares de esparcimiento, compartimos las recomendaciones del Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos respecto al uso de piscinas públicas, jacuzzis y parques acuáticos en tiempos del COVID-19.

El organismo estadounidense explica que no hay evidencia de que el virus que causa COVID-19 pueda transmitirse a las personas a través del agua en piscinas, jacuzzis, spas o áreas de juego con agua.

Sin embargo, la agencia considera importante que tanto las personas como los propietarios y operadores de estas instalaciones tomen medidas para garantizar la salud y la seguridad.

Los lugares acuáticos públicos pueden considerar diferentes estrategias para fomentar una higiene saludable, que incluyen:

Higiene de manos y etiqueta respiratoria

Alentar a todo el personal, clientes y nadadores a lavarse las manos con frecuencia y cubrirse la boca al momento de toser o estornudar.

Uso de mascarillas

Fomentar el uso de mascarillas. Los revestimientos faciales son más esenciales en momentos en que el distanciamiento físico es difícil.

Aconseje a las personas que usan cubiertas faciales que no las usen en el agua. Los revestimientos faciales de tela pueden ser difíciles de respirar cuando están mojados.

Quedarse en casa

Educar al personal, a los clientes y a los nadadores sobre cuándo quedarse en casa (por ejemplo, si tienen síntomas de COVID-19, dieron positivo para COVID-19 o estuvieron expuestos a alguien con COVID-19 en los últimos 14 días) y cuándo pueden terminar con seguridad el aislamiento de su hogar.

Suministros adecuados

Asegurar suministros adecuados para apoyar una higiene saludable. Los suministros incluyen jabón, desinfectante para manos con al menos 60 por ciento de alcohol (para el personal y niños mayores que pueden usar desinfectante para manos de manera segura), toallas de papel, pañuelos de papel y botes de basura sin contacto.

Señales y mensajes

Publicar señales en lugares muy visibles (por ejemplo, en entradas de cubierta y en sumideros) sobre cómo detener la propagación del COVID-19, promover medidas de protección diarias y uso adecuado de cubrirse la cara.

Además, propagar los mensajes sobre comportamientos en los lugares públicos que eviten la propagación de COVID-19 a través de correos electrónicos, sitios web y redes sociales.

En el caso de República Dominicana, la apertura tendrá cuatro fases y el avance a los siguientes niveles dependerá de que la población y los comercios cumplan con las medidas de higiene y distanciamiento social dispuestas por las autoridades para frenar el contagio.

La última fase, pautada para el 5 de julio (día de las elecciones presidenciales y congruesuales en el país) se tiene previsto que todas las empresas operen con el 100% de su personal; también se autorizará la apertura de los aeropuertos, gimnasios, restaurantes y comedores.

20200521 https://www.diariolibre.com

+ Leídas