Recomendaciones para moderar consumo de alcohol este fin de año

$!Recomendaciones para moderar consumo de alcohol este fin de año
Shutterstock

SANTO DOMINGO. La ingesta excesiva de bebidas alcohólicas en la época de Navidad y fin de año forma parte de la cultura del dominicano, sin embargo, aunque no es un consumo prohibido, no son secretos los múltiples daños que causa esta práctica, advertida por demás por las autoridades y las propias empresas licoreras.

En el fin de año, la emoción potencia el abuso de alcohol, que puede tener consecuencias muy negativas para la salud en general y en el desarrollo de enfermedades como el cáncer, las cardiovasculares y el incentivo a la adicción al alcohol.

Nuevos y potenciales tomadores aprenden y surgen en estas fechas con la ingesta de cervezas, vinos, champán, ron, o whisky. No obstante, la diferencia entre consumo y abuso puede ser crucial para la salud y una posible adicción.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) aconseja no superar al día las dos copas de vino o cerveza, en el caso de los hombres, y la mitad en mujeres dentro de lo que se considera un consumo moderado.

Si esa dosis diaria se incrementa durante un periodo concreto, como las fiestas navideñas, puede llegar a hacer daño, en especial cuando se mezclan diferentes tipos de bebidas.

Beber responsablemente significa algo más que limitarse a una determinada cantidad de tragos. También significa no embriagarse y no permitir que el alcohol controle su vida, sus relaciones, o su forma de conducir.

Principales recomendaciones

1. Toma con un grupo de amigos. Si quieres tomar responsablemente, entonces lo primero es evitar tomar solo o tomar con personas que no conozcas o en las que no confíes. Si vas por tu cuenta y no tienes a nadie que te cuide, puedes meterte en todo tipo de problemas sin que nadie sepa que algo anda mal. Ya sea que vas a una fiesta o a un bar, siempre asegúrate de tomar con un grupo de gente que te gusta y en el que confías.

No tomes con personas que te estimulen al consumo excesivo de alcohol o te desprecien por no tomar o por no “aguantar el ritmo” de beber tanto. Debes sentirte cómodo con tomar a tu propio ritmo.

2. Crea un “sistema de compañerismo” con al menos uno de tus amigos. Cuando salgas con amigos, al menos uno de ellos debe ser una persona que conozca su propio límite o que incluso no beba demasiado y que esté dispuesta a cuidarte y decirte cuando vea que has tenido suficiente. A veces, podrías estar tomando muy por encima de tu límite y ser demasiado terco para admitirlo, por lo que tu amigo puede hacerte saber cuándo es hora de hacer el cambio y tomar agua.

Este amigo puede decirte cuando has tenido suficiente, evitar que conduzcas un automóvil y prepararse para llevarte a tu casa si tuviste una noche difícil.

3. Conoce tus límites. Antes de todo lo demás, conócete a ti mismo y tus propios límites. No toma demasiado tiempo aprender qué tan poco o mucho alcohol puedes tolerar y cada cuerpo es único en torno a su capacidad para hacerlo. Escucha a tu cuerpo y responde de manera que se nutra en lugar de abusar de él.

4. Puedes fijar tus límites de manera muy concreta. Tus límites deben ser “cuatro vasos de vino en seis horas”, “cuatro cervezas en una noche” o “dos bebidas mezcladas en una noche” (dependiendo lo que contengan). Di a ti mismo cuáles son tus límites antes de marcharte para que puedas apegarte a ellos a través de la noche.

Si es la primera vez que tomas, es importante adoptar un ritmo sostenido y lento, para llegar a conocer tu tolerancia al alcohol.

5. Piensa cómo vas a regresar a tu casa. Si sales con amigos, debes saber exactamente cómo volverás a tu casa desde la noche anterior. Hay varias opciones: la manera más fácil es tener un conductor designado antes de salir, por lo que tendrán una persona que no tomará alcohol esa noche y te llevará seguramente a casa. También puedes regresar a casa en bus u otras formas de transporte público o simplemente llamar un taxi o caminar si estás cerca del bar. Cualquiera de estos planes es bueno.

Si no conduces o no tienes acceso a un automóvil, sin importar las circunstancias, nunca entres a un automóvil conducido por alguien que haya bebido demasiado alcohol.

6. No bebas con el estómago vacío. Sentirás los efectos del alcohol mucho más rápido si tomas con el estómago vacío y aumentarás la probabilidad de sentirte enfermo. La mayoría de las alimentos son mejores que no comer nada, pero deberías tratar de comer una comida abundante que sea rica en carbohidratos y proteínas para ayudarte a absorber el alcohol, en vez de simplemente comer alguna fruta o ensalada. Comer antes de salir reducirá las probabilidades de tomar por encima de tu límite rápidamente.

Si llegaste al bar y te diste cuenta de que no has comido, come algo antes de empezar a tomar. No te preocupes si la comida es inconveniente o evita que tomes durante un tiempo más. Valdrá la pena.

7. Verifica con tu doctor para ver si puedes mezclar tu medicina con alcohol. Si tienes una prescripción médica, verifica con el médico para asegurarte que puedes tomar alcohol el mismo día que la tomas. Varía según la medicina, así que asegúrate que saber si tu prescripción tendrá alguna interacción negativa con el alcohol antes de empezar a tomar.

20171231 https://www.diariolibre.com

+ Leídas