Sepultan padre de la Vicepresidenta en una ceremonia familiar

  • Margarita dice que su padre les dejó su honestidad como un legado

PEDRO BRAND. Fueron sepultados la tarde de este miércoles los restos del señor Luis Emilio Cedeño Matos, padre de la vicepresidenta de la República, Margarita Cedeño, en una ceremonia familiar en el cementerio Puerta del Cielo, en este municipio.

En palabras de su propia hija, su padre fue un símbolo de integridad para toda la familia, y los apellidos Cedeño Matos pesan mucho en ellos, por lo que lo defienden con uñas y dientes.

“Por eso cuando en algún momento se quiso echar lodo sobre mí, yo no escatimé ningún esfuerzo, ni sentimiento, ni acción para inmediatamente reivindicar el apellido y la honestidad que me deja mi padre como legado, pero que siempre me enseñó”, dijo Cedeño en medio de llanto.

Expresó que su padre le tenía mucha confianza, que le llamaba por el apodo de “Cuncún”, mismo que hasta ayer reveló a los asistentes a la ceremonia en el Campo Santo. Y agradeció a Dios porque pudo en vida darle amor y compartir con él en los momentos más difíciles.

Don Luis Cedeño Matos falleció el martes en horas de la mañana, a un mes para cumplir los 93 años de edad.

En el acto, la vicepresidenta, quien estuvo acompañada de su esposo, el expresidente Leonel Fernández y sus hijos, también recordó la fortaleza de su padre y cómo se sobrepuso a una difícil operación hace alrededor de 20 años, a pesar de lo delicado del procedimiento.

“Papi fue un hombre muy bendecido con varios hijos y fue un hombre muy bendecido con hijos que sin él haber procreado, lo querían como un padre, porque mi padre fue un hombre extremadamente solidario. Si de alguien yo he aprendido la solidaridad, no es por los libros, no es solamente porque yo soy cristiana, no es porque en mi vida pública y privada siempre quiero comulgar y comulgo con mis diez mandamientos, fue porque lo aprendí a través del ejemplo de mi papá, de las acciones de mi papá”, dijo Cedeño.

“Que además, eran también eran acciones de su mamá, de mi abuela María Matos y que en esos momentos duros, tristes, aciagos, de traiciones que se viven en la política, también en la vida privada probablemente, de diferencias en las familias, en esos momentos, siempre apelábamos y el doctor Pichardo nos decía usted es nieta de María Matos”, agregó.

Mientras que todos los familiares emitieron un escrito en el que expresan: “El bien y la honradez fueron tu esencia de vida. Fuiste fiel demostración de que el que siembre amor y bondad cosecha bendiciones. Nos enseñaste a todos con tu gran ejemplo. Tu legado permanecerá por siembre en nuestros corazones”.

En la ceremonia, los cantantes Danny Rivera y Cheo Zorrilla interpretaron las canciones, “Viejo mi querido viejo” y “Eres mi Cirineo”.

La familia Cedeño Matos despidió su pariente con la canción “Amor eterno”, en la voz de la fenecida artista española Rocío Durcal.

20180705 https://www.diariolibre.com

+ Leídas