Cómo las autoridades de Panamá dieron con el prófugo dominicano Gilberto Ventura Ceballos

  • Fue capturado este jueves tras haber escapado de una prisión de máxima seguridad el pasado 3 de febrero
  • El hombre, de 44 años, está condenado a 55 años por asesinar a cinco jóvenes y por haberse escapado de la cárcel en 2012

Las autoridades de Panamá que trabajaron en los operativos de búsqueda del dominicano Gilberto Ventura Ceballos, quien el pasado lunes 3 de febrero se fugó por segunda vez de una cárcel panameña, recibieron informaciones de diferentes tipos, tendentes a la posible ubicación del hombre, condenado por el secuestro y asesinato de cinco estudiantes universitarios de ascendencia china, entre 2010 y 2011.

La informaciones que llegaban fueron resguardadas por las autoridades, que se mantuvieron realizando diferentes “operaciones de engaño” que permitieran que el prófugo “se sintiera confiado de que nosotros (las autoridades) no teníamos la menor idea de dónde se encontraba”, reveló el director de la Policía de Panamá, Jorge Miranda.

Gilberto Ventura Ceballos fue recapturado este jueves ocultado debajo de un puente, en la comunidad El Salado, Remedios, de la provincia panameña Chiriquí, a 400 kilómetros de la cárcel de máxima seguridad donde pagaba una condena de 55 años.

Según la prensa panameña, hay indicios de que, presuntamente, un morador del lugar dio aviso a las autoridades de haber visto a personas desconocidas por el área montañosa, lo que activó la búsqueda en ese sector.

Al momento del apresamiento, el dominicano se encontraba solo. Sin embargo, las autoridades sabían que estaba recibiendo ayuda de otras personas, que están siendo buscadas.

Las labores de inteligencia, más las informaciones que recibieron, permitió a los efectivos policiales verificar en algunos de los momentos a una de las personas que se encontraban apoyándolos. “Se lanzó una operación en el sector donde consideramos que estaba ubicado y se logra la captura de este caballero que se encontraba en terreno fuera de carretera”, detalló Miranda.

Fotografía cedida por la Policía de Panamá del momento del arresto del dominicano.
Fotografía cedida por la Policía de Panamá del momento del arresto del dominicano. ( )

Gilberto, de 44 años, estaba deshidratado y lucía más delgado que hace más de 10 días cuando estaba en prisión. Portaba un celular, un radio de comunicación “que le permitía comunicarse con la persona que lo estaba ayudando”, una linterna, 700 pesos en efectivo y unos binoculares para ubicar a sus cómplices. “Sabemos que él no llegó allá solo, que él no llegó a pies, el llegó allá ayudado por personas”, afirmaron las autoridades.

Estaba próximo a una finca privada a poco más de 100 kilómetros de la frontera con Costa Rica, zona que habían reforzado las autoridades, debido a que la primera vez que se fugó logró entrar a ese país.

Sobre si las autoridades pagaron la recompensa de 50 mil dólares que ofrecían para obtener información sobre el paradero de Ventura Ceballos, el fiscal de Atención Primaria, Julio Villarreal, dijo que en estos momentos no es oportuno revelar detalles porque está dependiendo de ello la vinculación de otra persona. “Adelantar esta información sería entorpecer la investigación que actualmente estamos desarrollando con respecto a otras personas que han podido generar algún tipo de ayuda a Gilberto Ventura Ceballos”.

Fotografía cedida por la Policía de Panamá del momento del arresto del dominicano.
Fotografía cedida por la Policía de Panamá del momento del arresto del dominicano. ( )

El dominicano había escapado por primera vez el 28 de diciembre de 2012, de la cárcel La Joyita, donde estaba detenido desde enero de ese mismo año. Fue recapturado el 22 de septiembre de 2017 en Costa Rica, tras un operativo conjunto entre Costa Rica, Panamá y República Dominicana.

El escándalo por la fuga de Ceballos le costó el cargo a dos ministros y volvió a poner en tela de juicio los controles se seguridad en los recintos penitenciarios.

En tal sentido, el nuevo ministro de Seguridad, Juan Pino, pidió a la población tener confianza en las acciones que vienen realizando, “porque esta recaptura fue un trabajo en equipo, un trabajo de inteligencia, un trabajo de articulación”.

20200214 https://www.diariolibre.com

+ Leídas