Reabren colmados de Cancino donde fallecieron siete hombres por consumo de bebidas adulteradas

  • Desde abril pasado, más de 150 personas perdieron la vida por la ingesta de bebidas que habrían sido preparadas con metanol
$!Reabren colmados de Cancino donde fallecieron siete hombres por consumo de bebidas adulteradas
Colmado El Tanque, donde supuestamente el grupo de amigos intoxicados había estado bebiendo y comprando las bebidas que les provocó la muerte.

El domingo 18 de abril se hizo pública la información de que unas siete personas murieron en el sector Cancino, en Santo Domingo Este, tras ingerir bebidas alcohólicas adulteradas. Al día siguiente, el Instituto Nacional de Protección a los Derechos del Consumidor (Proconsumidor) informaba el cierre de varios establecimientos, incluidos los colmados Elianny y El Tanque, donde supuestamente el grupo de amigos intoxicados había estado bebiendo y comprando las bebidas.

A 45 días después, ambos establecimientos reabrieron sus puertas y siguen en operación en medio de la inconformidad de los familiares de los fallecidos que entienden que al menos uno de los negocios debió seguir cerrado, por ser donde supuestamente se adulteraban las bebidas, una práctica que solo este año mató a más de 150 personas e intoxicó a unas 450, desde abril pasado.

Un familiar de Rafael Emilio Bartolomé, un señor de 63 años que figura entre los siete fallecidos de Cancino, dijo estar sorprendido de que se autoriza la apertura del negocio donde, asegura, era que se preparaban la bebida alcohólica tipo clerén que intoxicó al grupo.

“Cuando yo vi, me dije: ¡Oh! Lo abrieron para seguir matando gente”, cuenta la persona que no quiso identificarse, por temor a represalias. Entiende que, pese a lo ocurrido, el colmado continuará preparando bebidas.

Además de Bartolomé, entre el fin de semana del 17 y 18 de abril, en Cancino también fallecieron Jorge Radhamés Beras, de 57 años, Luis Ney Arno Corniell, Fernando Adonis Ferreras Benítez, Julio César Montilla, de 52 años, Gregorio Ventura, afectados cuando compartían juntos de unos tragos.

De acuerdo con las autoridades sanitarias, las bebidas fueron adulteradas con metanol, un potente químico que se utiliza en la producción de detergentes.

El Ministerio de Salud Pública llegó a indicar que, conforme los análisis de laboratorio, algunas de las bebidas adulteradas tenían concentraciones de hasta un 99 por ciento de metanol. También que alrededor del 70 % de las muestras tomadas en establecimientos, sobre todo colmado, tenían concentraciones de metanol, en muchos casos, rones de marcas reconocidas que fueron falsificados.

Colmado Elianny
Colmado Elianny ( )

Entre algunos vecinos de Cancino circula la versión de que el fatal desenlace de abril se produjo porque el administrador del colmado El Tanque supuestamente agregó una cantidad del metanol a la bebida que preparaba, pero que luego se durmió porque estaba borracho. Al día siguiente, sin recordar que ya lo había aplicado, volvió a poner más metanol a su preparado.

Cuestionado sobre la apertura de su negocio, el propietario del colmado Elianny, Rafael Franco, aseguró que en su establecimiento no se vendió nunca bebidas adulteradas y que eso habría sido demostrado en el hecho de que las autoridades no encontraron nada.

No obstante, indicó que el cierre se mantuvo por unos 42 días y que, para su apertura, tuvo que pagar una cantidad de dinero ante el Ministerio de Salud Pública que, supuestamente, tiene en proceso otorgarle una certificación para operar.

Franco se quejó de que tuvo pérdidas por orden de los RD$100,000 en mercancías dañadas, pagos de servicios sin operar y más de RD$25,000 en bebidas incautadas y no devueltas.

Diario Libre se acercó además al colmado El Tanque, abierto desde hace un poco más de una semana. El personal asegura que todo había quedado claro con Proconsumidor en lo referente a ellos, aunque cambiaban constantemente la versión.

En una primera aproximación vía telefónica, una persona que se identificó como Frank Suero y encargado del establecimiento, dijo haber logrado la apertura mediante un recurso en los tribunales y que, por orden judicial, se determinó que sigan operando. Pero al precisar al nombre del negocio, usó otro nombre. Más adelante, en otra llamada, indicaron que se trataba del colmado El Tanque, pero dijeron que no había nadie con el nombre de Frank Suero.

Aunque las llamadas fueron al mismo número, en la tercera ocasión, la persona al teléfono dijo que no eran un colmado, sino otro negocio.

Diario Libre gestionó con Salud Pública una respuesta a las condiciones en las que se autorizó la apertura de los negocios, pero no obtuvo respuesta.

20210609 https://www.diariolibre.com

+ Leídas