“Un bachiller de hace 50 años estaba mejor preparado que un licenciado de ahora”

Duda que con los actuales maestros se pueda hacer la revolución educativa, plantea un programa a 5 años para formar maestros, y consideró que la llamada revolución educativa del Gobierno es “pura palabrería“
$!“Un bachiller de hace 50 años estaba mejor preparado que un licenciado de ahora”
Bruno Rosario Candelier plantea que el maestro enseña lo que sabe y si no sabe, no va a enseñar nada.

SANTO DOMINGO. Los bachilleres de hace 50 años eran mejores que los de ahora, e incluso estaban mejor formados que muchos licenciados actuales en términos de gramática y uso del lenguaje.

Esa es la consideración que tiene un entendido en la materia, el doctor Bruno Rosario Candelier, quien ostenta el cargo de director de la Academia Dominicana de la Lengua, es crítico literario y ha impartido clases de lengua y literatura en importantes instituciones de educación dominicanas y extranjeras.

Durante su participación en el Diálogo Libre, del Grupo Diario Libre, Rosario Candelier, quien además es licenciado en educación por la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra (PUCMM), dijo que es una pena lo que está pasando en la actualidad con la educación dominicana, y calificó como “pura palabrería” la revolución educativa del gobierno.

El intelectual considera que uno de los puntos focales para mejorar la situación de la enseñanza, no sólo de la lengua española, sino de todas las materias, debe ser una verdadera preparación de los maestros. Entiende que los maestros sin formación no pueden cambiar ni transformar nada.

“No es verdad que con el actual magisterio puede haber una transformación en la educación. Un magisterio formado por maestros que nunca han leído un libro, licenciados en educación que no han leído un libro en su vida, y que en la actualidad tampoco leen, entonces, ¿cómo pueden cambiar, transformar, educar, si no están educados?”, cuestionó.

Durante su intervención también expresó que “el maestro enseña lo que sabe y si no sabe, qué es lo que va a enseñar”, dijo.

Su propuesta

Sin embargo, dejó claro que sus críticas no son sólo para poner en evidencia una problemática.

En ese sentido, propuso que para mejorar la enseñanza del español y de otras áreas de la educación en el país, habría que crear en las universidades planes estratégicos y especializados. Entiende pertinente elegir a los mejores estudiantes y pagarles muy bien “para formar una élite de educadores”, durante un proceso mínimo de 5 años de educación intelectual, “porque con los maestros actuales esa transformación educativa no es posible”, manifestó Rosario Candelier.

El doctor Rosario Candelier expuso algunas de sus experiencias tratando con licenciados que tienen errores en su escritura, y justificó que en la mayoría de los casos se debe a que en la educación preuniversitaria no se está exigiendo como se debería a los alumnos.

Dijo que con frecuencia recibe trabajos de egresados de universidades, con licenciaturas y títulos de maestrías, en los que da pena la escritura, ya que las faltas no pasan desapercibidas ni en un párrafo.

“En días pasados, recibí un trabajo y en una sola página, constaté más de 30 errores, y uno se pregunta, por qué ocurre eso. Creo que eso ocurre porque no se está enseñando en las escuelas como se debería enseñar, no se está exigiendo lo que debería exigir, que es disciplina”, expresó.

Relató que cuando entró como profesor a la PUCMM como profesor de español, si recibían una tarea, por cada error ortográfico les quitaban 5 puntos de calificación, pero la presión comenzó porque se quemaban.

Buenos libros de gramática han sido descartados

Gramática de la Lengua Castellana, de la autoría de Andrés Bello, y Gramática y Composición, del autor Joaquín Añorga, fueron dos textos a los que hizo referencia el doctor Rosario Candelier, y dijo que estos eran utilizados en la educación preuniversitaria para la enseñanza de la gramática, y que con el paso de los años fueron desplazado en las escuelas. Considera que muchos de los cambios que se hacen en la educación “para adecuarla a los nuevos tiempos”, no siempre son los mejores. Entiende que muchos de los cambios han sido recomendados por técnicos de organismos internacionales y que no necesariamente han dado resultado.

+ Leídas