Un gobierno con "manos sueltas" para el gasto

  • Pese a la crisis y los planes de austeridad, el gasto del Gobierno aumenta cada año
El Gobierno pretende ahora aumentar los impuestos.
SD. A juicio del economista y asesor empresarial, Francisco Rojas Castillo, el gobierno del presidente Leonel Fernández se caracteriza, entre otras cosas, por ser "muy mano suelta".

Justifica su afirmación, en que sólo en los primeros cinco meses de este año, el Gobierno aumentó el gasto de capital en un 126% y el gasto corriente en un 27%, pese a que en ese período, sus ingresos apenas subieron en un 11%.

La afirmación del economista se confirma además, al analizar la relación de gastos e ingresos del Estado de los últimos años. En su discurso de toma de posesión el 16 de agosto del 2004, Fernández decretó un período de austeridad, que iniciaba, según sus palabras, en ese mismo instante.

La meta, según el discurso, era la reducción del gasto, en por lo menos un 20%. Sin embargo, los reportes del gasto del Gobierno en el 2005 situaban éste en RD$147,610.3 millones, lo que representó un 35.7% más que el año anterior, cuando el gasto alcanzó los RD$108,737.3 millones, según el informe de la entonces Secretaría de Finanzas.

El gobierno promulgó en noviembre del 2006 la Ley 497-06 sobre Austeridad en el Sector Público. La legislación, que entró en vigencia en enero del 2007, incluía, entre otras cosas, reducción de sueldos de los funcionarios, congelación de la nómina pública, prohibición del uso de los vehículos oficiales los domingo y días feriados.

Pero, un informe económico de los primeros ocho meses del 2007, ya reflejaba un incremento de un 12.6% en el gasto, con relación a ese periodo del 2006.

Otro informe de la Cámara de Cuentas, sobre Ejercicio Fiscal, presentado en julio del 2008, indicaba que "La ley no fue observada, durante la ejecución presupuestaria del 2007, lo que provocó que no se hiciera un ejercicio de ahorro ni de control de gastos públicos". Establecía que sólo los Servicios Personales pasaron de RD$42,985.2 millones autorizados, a RD$45,747 millones ejecutados. En el 2008, a raíz de la crisis en el petróleo, y en momentos en que se buscaban medidas para apaliar sus efectos, un reporte de Hacienda indicaba que, en los primeros seis meses de ese año el Gobierno había aumentado sus gastos en un 30% con relación a ese periodo del 2007.

Para Rojas Castillo, el dispendio del Gobierno está en la construcción de obras que no son producto de una demanda prioritaria de la población, el subsidio eléctrico, así como en los gastos de nóminas y viáticos. Entiende que el presidente Fernández debe reducir esos egresos y ajustarse a lo que le permitan sus recaudaciones. "Es que no se puede seguir cargando a la población un gasto que no le resuelve sus problemas, porque los servicios son muy deficientes. Entonces, si no se controla y se ordena el gasto, seguiremos cada año con la necesidad de crear nuevos impuestos".
20100803 http://www.diariolibre.com

+ Leídas