Compartir
Secciones
Podcasts
Última Hora
Encuestas
Servicios
Plaza Libre
Efemérides
Cumpleaños
RSS
Horóscopos
Crucigrama
Más
Contáctanos
Sobre Diario Libre
Aviso Legal
Versión Impresa
versión impresa
Redes Sociales
MLB
MLB

Barry Bonds dice que su sueño para el Salón de la Fama no ha terminado

Cree que si hubiese jugado con los Yanquis hubiese pegado 800 jonrones

Expandir imagen
Barry Bonds dice que su sueño para el Salón de la Fama no ha terminado
Barry Bonds confesó que estuvo bien cerca de firmar con los Yanquis de Nueva York. (FUENTE EXTERNA)

Para Barry Bonds, su sueño de ver el Salón de la Fama del Béisbol algún día abrir sus puertas e invitarlo a entrar aún vive.

La ex estrella de los Gigantes de San Francisco estuvo un nueve por ciento por debajo del 75% necesario para consagrarse en su décimo y último año en la boleta electoral de Baseball Writers of America en enero. Apareciendo en "KayRod Cast" de ESPN el domingo por la noche con Michael Kay, Alex Rodríguez y el invitado Roger Clemens, se le preguntó a Bonds si le molestaba que lo mantuvieran fuera del Salón.

"Para mí, la única respuesta sincera que puedo darte es que ese sueño no ha terminado", dijo Bonds. "Eso es todo. Ha pasado una fase, pero el sueño del Salón de la Fama para nosotros no ha terminado".

Se espera que la esperanza de Bonds, y la de Clemens y probablemente la de Rodríguez, esté ahora en manos del comité del Juego de Hoy, que está compuesto por jugadores del Salón de la Fama, ejecutivos y miembros veteranos de los medios que se reunirán más adelante este año para considerar a jugadores que se cayeron de la papeleta.

La posición de Bonds como el líder de todos los tiempos del béisbol con 762 jonrones no fue suficiente para superar las sospechas y acusaciones de uso de drogas para mejorar el rendimiento que, a los ojos de muchos votantes, empañaron sus números.

Kay le preguntó al siete veces Jugador Más Valioso de la Liga Nacional si, dado su trabajo, se preguntaba por qué no fue votado para el Salón de la Fama.

"Honestamente, nunca lo había pensado", dijo Bonds. "Es lo que es. Ese es su voto. Tienen derecho a su voto. Pero ese sueño aún no ha terminado para mí".

¿Entrar al Salón de la Fama significa mucho para él?

"Significa mucho para todos nosotros", dijo Bonds. "100 por ciento, sí. Nos lo hemos ganado"

Bonds se unió a la transmisión desde su casa de California cuando Aaron Judge intentó igualar el récord de la Liga Americana de Roger Maris con su jonrón número 61 de la temporada durante el juego entre los Yankees y los Medias Rojas.

"Lo estoy animando, hombre", dijo Bonds. "Aunque jugamos, todos somos fanáticos del juego. Ver lo que está haciendo es asombroso".

"Espero que lo haga mientras estoy aquí en el programa, bebé", agregó Bonds más tarde con una sonrisa.

Bonds, quien en 2001 estableció el récord de una temporada con 73 jonrones, es uno de los pocos que entiende lo que está experimentando Judge. Desde que conectó su jonrón número 60 el lunes, Judge ha estado cinco juegos sin profundizar, y se fue de 3-1 el domingo antes de que el juego entrara en un retraso por lluvia después de la sexta entrada y luego fuera cancelado, lo que le dio a los Yankees una victoria de 2-0. .

"Tratar de llegar a ese 61 es lo más difícil", dijo Bonds. "Tratar de llegar a eso, una vez que lo haga, probablemente batee cinco o seis seguidos después de eso. Pero tratar de llegar allí, creo que es lo más difícil. Es un gran momento, número 61. ... Esa presión te golpea fuerte en ese. Llegar a eso, solo estás jugando tu juego y simplemente vienen. Pero en este momento, este es el escenario. Él está en el escenario. Todos quieren ver exactamente esto para empatar. "

Judge, un producto del Área de la Bahía, también está en disputa por la Triple Corona, liderando la Liga Americana con un promedio de bateo de .314 (empatado con el campocorto de los Medias Rojas Xander Bogaerts) y 128 carreras impulsadas. El jardinero de 30 años está listo para probar la agencia libre este invierno, después de haber rechazado una oferta de siete años y $213.5 millones de los Yankees antes de la temporada.

A Bonds, quien fue idolatrado por Judge mientras crecía en Linden, California, se le preguntó si cree que los Giants intentarán firmar al toletero de los Yankees.

"No lo sé. No tengo idea", dijo Bonds. "Todo lo que soy es fanático de Judge. Sé que es un chico de ciudad natal aquí en San Francisco. ¿Nos encantaría tenerlo? Seguro. 100 por ciento. Quiero decir, si él quiere volver a casa".

Eso era exactamente lo que Bonds quería hacer en 1993, firmar con los Giants de su ciudad natal en lugar de los Yankees. Bonds dijo que estuvo cerca de firmar con los Yankees por "alrededor de 15 o 20 minutos" después de que le ofrecieron un contrato similar al que estaba haciendo el miembro del Salón de la Fama de los Cachorros de Chicago, Ryne Sandberg, en ese momento.

"Desafortunadamente, dijeron: 'Tienes hasta las 2:00 de la tarde para tomar una decisión'", dijo Bonds. "Simplemente dije: 'Me pondré en contacto contigo al respecto' y me fui a buscar algo para comer porque dije: 'Vaya, eso fue un poco extraño'".

Mientras salía a comer, Bonds recibió una llamada de su agente, quien dijo que los Gigantes le ofrecieron un contrato más alto.

"Dije, 'Esto es genial. Me voy a ir a casa'", dijo Bonds. "Siempre quise jugar en casa. Ese era mi sueño de jugar con mi padrino y mi padre en el mismo equipo. Entonces, no fue una gran conversación con los Yankees, pero me hicieron la primera gran oferta en ese momento. Pero los Giants regresaron con una oferta más grande probablemente como, no sé, 30 minutos después de esa llamada telefónica".

Bonds dijo que amaba la presión de Nueva York, llamando al Yankee Stadium "el escenario más grande en el béisbol". Si hubiera firmado con los Yankees, Bonds estuvo de acuerdo en que habría conectado 800 jonrones con el porche corto del estadio en el jardín derecho.

"Seguro", dijo. "Es corto y soy un bateador de tirón. Entonces, sí".

En cambio, aterrizó en San Francisco, ganando un par de títulos de bateo y cuatro premios MVP consecutivos de 2001 a 2004.

Bonds discutió la era de los tres resultados del béisbol en la que se sacrifican los promedios de bateo en favor de tratar de conectar jonrones. Dijo que "me duele el corazón", pero el deporte lo ha aceptado y los jugadores se han adaptado en consecuencia.

"Si me dijeras que podría batear .220 y ganaré $200 millones, eso ha sido aceptado", dijo Bonds. "En mi tiempo de jugar béisbol, no bateas casi .300, no vas a estar en las Grandes Ligas. Vas a estar en las ligas menores. Entonces, no es culpa de los jugadores".

Bonds dijo que su trabajo como beisbolista no era batear jonrones, sino llegar a la base y ayudar a sus compañeros. Eso, agregó Bonds, es lo que lo convirtió en un buen compañero de equipo en el campo.

"Como trato de decirles a todos, no fui el mejor compañero de equipo en el vestidor, ni mucho menos ninguno", dijo Bonds. "No me gustaba nadie en el vestidor, quería estar solo. Pero en el campo de béisbol era el mejor porque podía haber abanicado a todo. Tuve oportunidades de abanicar y no darle a Jeff Kent o a la siguiente persona detrás de mí la oportunidad y estar en ese campo, es tu trabajo mantener esa línea en movimiento y mantener la presión sobre tu oponente".

La presión de tratar de conectar un jonrón récord frente a los fanáticos de Nueva York podría haber afectado a Judge cuando los Yankees coronaron una estadía de seis juegos el domingo. Judge, quien estaba listo para abrir la séptima entrada después de que se reanudara el juego del domingo, ahora podría batear el No. 61 al norte de la frontera, cuando los Yankees abren una serie de tres juegos con los Blue Jays en Toronto.

Para Bonds y sus hitos, no había lugar como el hogar cuando conectó sus jonrones 500, 600, 700 y 756 en San Francisco... así como su 71, 72 y 73 en 2001.

"Cada uno de mis hitos fue en San Francisco en casa", dijo Bonds. "Quería que los fanáticos de mi ciudad natal lo vieran, y que todos los demás pudieran verlo en la televisión. Pero quería hacer todo en casa".

TEMAS -

Periódico líder de República Dominicana centrado en las noticias generales y el periodismo innovador.