Cooperstown, inmortales cuestionables

$!Cooperstown, inmortales cuestionables
Sammy Sosa

Estuve conversando con Stanley Javier sobre el ingreso a la inmortalidad de algunos jugadores y sus criterios son de mucho peso, ya que le tocó jugar con muchos de ellos que hoy reciben el voto de castigo por la Asociación de Escritores de Béisbol de América.

También nos escribió el embajador Roberto Valentín y nos pide que enfoquemos el caso de Alex Rodríguez, cuyos números están a la vista y al análisis de todos. Los números no mienten, esa es una verdad irrefutable.

La verdad es que el tema es interesante y recordamos cuando el reportero Bill Pennington, del New York Times, hace unos años escribió un artículo con una crítica bien fundamentada sobre el Salón de la Fama de Cooperstown y el motivo de que los excelentes jugadores Barry Bonds, Sammy Sosa y Roger Clemens no fueron aceptados en la primera votación al Templo de los Inmortales.

Pennington hace alusión a un libro escrito por Robert Cohen llamado “Baseball Hall of Fame or Hall of Shame?”. Ahí detalla como existe una larga lista de jugadores “fichas” con hábitos y costumbres reprobables que fueron admitidos en Cooperstown sin ningún problema. Bill menciona que entre tantos había jugadores racistas, alcohólicos, tramposos, matones, drogadictos y adictos al sexo que fueron aceptados al Salón de la Fama. Da ejemplos de jugadores como Ty Cobb, quien fue un racista notorio. Además, Cobb, junto con Tris Speaker, estuvo involucrado en artimañas para “arreglar juegos”. Babe Ruth, como muchos sabemos, fue un alcohólico empedernido y un mujeriego. Gaylord Perry adulteraba las pelotas y Orlando Cepeda fue condenado por drogas.

Esto se presta para una polémica interesante. Indudablemente que para que exista polémica debe haber puntos de vista y criterios opuestos. Al respecto, yo me encuentro con un criterio particular claramente definido que pongo en la mesa de discusión: Bonds, McGwire, Ramírez, Sosa y Rodríguez deben ser perdonados.

Un día como hoy: 1950, Fernando Bueno encabezó un ataque de 15 hits que condujo al equipo de República Dominicana a una victoria de 9 x 2 sobre El Salvador en la 11ª Serie
Mundial de Béisbol Amateur en Managua, Nicaragua. Bueno lideró la ofensiva con doble y dos sencillos para respaldar la gran labor monticular del pitcher ganador “Papo” Benjamín.

2003, Guillermo García fletó su noveno cuadrangular de la temporada y el 46º de por vida en la Liga Invernal Dominicana y las Águilas Cibaeñas obtuvieron su 11º triunfo consecutivo.

“Una cabeza sin memoria es como una fortaleza sin guarnición”
Napoleón Bonaparte
20191202 https://www.diariolibre.com

+ Leídas