De teorizar a ejecutar, paso cada vez más frecuente de cronistas a oficinas béisbol

  • Los medios se convierten en trampolín desde donde se recluta talento a Lidom y MLB en RD
  • En el que una vez fue trabajo exclusivo de “hombres de béisbol” hoy abundan comunicadores

Un despacho de prensa de la Lidom enviado en febrero que informaba de una reunión de trabajo con 13 vinculados a la entidad llegó acompañado de una foto con su presidente, Vitelio Mejía al centro y a su izquierda Satosky Terrero, Juan Mercado, José Gómez, Daniel Rufenacht y Carlos José Lugo, además de Jorge Torres, a su derecha.

No fue que este grupo de reconocidos cronistas deportivos visitó a Mejía para conocer el balance del pasado torneo otoño-invernal o las perspectivas para el próximo. Solo Terrero, director de prensa de la liga, estaba en funciones propias de comunicación.

El talento del resto ha convencido a los equipos de la liga de que puede llevar a la práctica los planteamientos teóricos que hacían por radio, TV, prensa y redes sociales. De jugar el fantassy en el mundo virtual a lidiar con el sudor y lenguaje de peloteros que se habla cuando se cierra el clubhouse.

Ya sea para trabajar en unos departamentos de operaciones de béisbol del circuito otoño-invernal cada vez más amplios y rejuvenecidos o en las academias de las Grandes Ligas en el país el salto de la cabina a la oficina/terreno es cada vez más frecuente.

Mercado fue contratado como director de prensa de los Gigantes en 2004, pero a los pocos meses ya colaboraba con operaciones, fue asistente de la gerencia por 12 años hasta que en febrero último lo nombraron encargado máximo en la estructuración y manejo del equipo duartiano.

El primer cronista GM

Gómez escaló hasta la gerencia del Escogido (2018) tras la renuncia de su tutor Moisés Alou y dejó gran impresión en su primera experiencia al mando.

Gómez hacía de comentarista en la cadena de los Toros en 2012 y mientras los rojos celebraban su título de ese año corría detrás de los peloteros con micrófono en mano para entrevistarlos.

Moisés Alou lo reclutó para su equipo de trabajo antes de la Serie del Caribe de ese año y sus conocimientos de estadísticas de última generación fueron un plus para ganarse la credibilidad, se convirtió así en persona de confianza del ex All Star en la confección de dos equipos campeones (2013 y 2016), además del Clásico Mundial de Béisbol en 2013 y 2017.

Gómez, de apenas 30 años, comparte esas funciones con las de scout de los Tampa Bay Rays y es docente en ABLC, un centro de capacitación en sabermetría, escauteo y desarrollo de jugadores.

El ingeniero docente

Lugo, un informático petromacorisano con maestría en gerencia, encontraba en las cadenas de las Estrellas, Licey y Grandes Ligas, programas radiales y columna semanal en Listín Diario, el espacio no solo para comentar el juego de turno, sino también para orientar sobre los cambios que sufría el juego con unas condiciones naturales de un docente.

En 2013, su campueblano Manny Acta lo “bajó” de la cabina azul para incluirlo en operaciones de los felinos como su asistente, posición que ha conservado con Junior Noboa (2016), Luis Urueta (2018) y el retorno de Noboa (2019).

“De este lado, en liga de invierno te das cuenta de por qué ocurren muchas cosas en cuanto a movimientos de jugadores que uno a veces desde las gradas no entiende. Ya dentro de una oficina, uno está más de cerca”, dijo Lugo, con 42,503 en Twitter.

Hace dos meses, los Marlins reclutaron a Lugo como escucha en el país enfocado en la Dominican Summer League, una demandante función que de momento lo ha sacado de sus intervenciones mediáticas que tanto disfrutaba... y sufría cuando el Licey atravesaba mal momentos y los fans encontraban en él un interlocutor, inundando sus redes pidiendo cambios.

Hacer la pausa

Rufenacht, licenciado en comunicación que trabajó radio, TV y prensa, también fue fichado por Acta para los azules y permanece en la oficina, con gran responsabilidad en el seguimiento a los jugadores en ligas menores y las elecciones en los sorteos.

Torres es un veterano cronista que ha desempeñado múltiples funciones de comunicación y a nivel técnica en la Lidom por más de 20 años.

Filiberto Fernández es de los más reciente en dar el salto. Egresado en comunicación de la UCSD y productor radial, hasta enero era director de prensa de la Lidom, pero lo dejó para ser cazatalentos de los Cardenales de San Luis.

Otros como Kevin Cabral (Águilas) y Alberto Rodríguez (Toros) han trabajado en operaciones de béisbol, compartiendo sus funciones de comunicadores y otras actividades privadas.

Ramón Naranjo, quien trabajó como comentarista en la Cadena de la Calidad en las décadas de 1970-80, marcó el precedente al pasar a las oficinas, como scouts de los Medias Rojas y Yanquis, luego como gerente del Licey campeón nacional y del Caribe en 1994, y más tarde con los Gigantes del Nordeste.

“El juego sigue siendo el mismo, la óptica que realmente le cambia a uno es estar en el inside (dentro de los equipos)”
Carlos José Lugo Escucha y asistente
20190516 https://www.diariolibre.com

+ Leídas