El saldo positivo tampoco mantuvo a Acta en Águilas

  • Michael Ynoa lanzó en la pelota otoño-invernal con las Cuyayas
$!El saldo positivo tampoco mantuvo a Acta en Águilas
Acta estuvo en el equipo desde el curso 2016-2017.

Los vientos huracanados que estremecen el nido aguilucho desde el verano amenazaban con tumbar cualquier coco y hace dos meses, con todo y que el equipo campeón estaba en la cresta de ola, se planteó en el consejo directivo que ni una figura con los poderes, prestigio y la hoja de servicio de Manny Acta estaba exento.

Ayer el conjunto confirmó lo que DL informó a principio de noviembre (y que el club trató de desmentir), que a Acta se le había condicionado su ya anunciada renovación como vicepresidente de operaciones a retener la corona.

¿Un chivo expiatorio llevado al equipo por una facción que hoy no tiene el control de la junta directiva, paga los platos rotos por los resultados en el terreno o hizo exigencias en el nuevo contrato inasumibles?

El contrato de Acta finalizaba el 13 de febrero, pero la junta tenía la presión de enviar una señal de que había que castigar a alguien por esa eliminación.

El desenlace es la culminación de una bola de nieve en el Caribe que comenzó a crecer cuando el dividido consejo directivo cuestionó los pagos a Acta, que creció al pedírsele el despido del dirigente Lino Rivera el 20 de noviembre y que cruzó la línea roja nueve días después al apartarle del clubhouse a su asistente Ángel Santana, la persona de su mayor confianza.

El primero de diciembre el consejo nombró una comisión para estudiar la renovación del contrato, pero la relación ya estaba agrietada y era cuesta arriba negociar una renovación que ya había sido anunciada por el presidente Adriano Valdez en la presentación del equipo.

El colectivo no se clasificó, un golpe que todavía no se asimila entre la afición, accionistas, patrocinadores y empleados, pero el balance positivo en la oficina del ex estratega de Nacionales e Indios en las Grandes Ligas no fue suficiente para prolongar su estadía en Santiago.

Un saldo valorable en equipos de pretensiones más modestas, no así donde la gloria que exhibe el museo solo cuenta como referencia histórica, pero donde el listón es tan alto que hasta al plusmarquista mundial de salto por 25 años Javier Sotomayor en su mejor forma le costaría lograr.

Balance similar AC y Licey

Acta, único ejecutivo en ganar coronas para Licey y Águilas, sale del club amarillo con el mismo balance que del azul, donde tampoco se le perdonó no terminar el contrato descorchando. Un cetro, un subcampeonato y una ausencia del round robin.

20190109 https://www.diariolibre.com

+ Leídas