José Ramírez será cañón clave para los Indios

$!José Ramírez será cañón clave para los Indios
José Ramírez

José Ramírez en la próxima campaña de 60 juegos de Grandes Ligas jugará un papel determinante con el madero. Recuerden que en el 2017 y 2018 era difícil saber quién era el mejor jugador de los Indios de Cleveland: José Ramírez o Francisco Lindor.

No vamos a entrar en comparación estadística, pero los dos bateadores han impulsado a los Indios con ofensiva, defensa, y poder. Si no eran el lado izquierdo más peligroso del campo en la MLB, estaban bordeando ese título.

En el 2017 promedió .318, con 56 dobles (líder LA), 83 remolcadas y 29 jonrones.

Cerca del final de la temporada del 2018, Ramírez dejó de batear y cayó en un slump preocupante. La caída se llevó a cabo durante el resto de la temporada regular, que incluyó una actuación de 11-0 contra los Astros de Houston en la Serie de División. Terminó el 2018 con average de .270, 105 remolcadas y 39 HR.

En 2019 su promedio fue de .255, con 23 jonrones y 83 impulsadas. En 80 partidos promedió .214 (295-63) con cinco jonrones y 30 impulsadas. Combinado con su desvanecimiento tardío en el 2018, Ramírez bateó .197 (440-87) desde el 15 de agosto de 2018.

Ninguna explicación dada tenía sentido.

Cuando en el 2017, y ese es el José Ramírez que queremos recordar, cuando el 30 de agosto bateó de 4-4 y 3 el de septiembre de 5-5, 5 extrabases, revisé box scores para tratar de hacer alguna comparación ante la proeza del pequeño gigante de la Tribu y encontré a Milt Stock, 5 pies y 8 pulgadas, defensor 3B y 2B y Ramírez, 5’9, 3B, 2B y SS.

Stock y Ramírez tienen mucha similitud en la fisonomía, no así por lo que realizaron con el madero.

Vamos a sacar del túnel del tiempo a Milt Stock, ya que realizó una proeza que nadie ha repetido: 4 juegos seguidos bateando 4 hits. Jugando para los Robins de Brooklyn, el 30 de junio de 1925 al perder en Filadelfia 10-9 en 11 entradas, consiguió sus primeros 4 hits. Al regresar, ganaron 4-3 y 20-7 a los Bravos de Boston. Luego, el 3 de julio vencieron a los Gigantes de Nueva York por 6-3 y ahí llegó a 16 imparables en 4 encuentros.

Quien estuvo muy cerca de igualar la hazaña de Stock fue Brett Butler de los Mets, cuando el lunes 17 de julio de 1995, en el Wrigley Field se fue de 5-3, al día siguiente consiguió un 5-4 ante los mismos Cachorros. En 2 que jugaron en el Busch Stadium de San Luis, en ambos terminó de 5-4, para sumar 15 en los 4 y se quedó a uno solo de la marca de Stock. No hay dudas que José Ramírez tiene la madera para una hazaña similar.

En la próxima campaña de 60 juegos esperamos ver a un José Ramírez quemando el pitcheo.

20200630 https://www.diariolibre.com

+ Leídas