Tatis no es la excepción en hipoteca salarial perpetua

  • Sanó comprometió el 20% y Devers el 10% por préstamos
  • Prospectos se aseguran ante la incertidumbre de si llegarán

Que Fernando Tatis Jr., vaya a tener que dejar una fortuna a una empresa a la que vendió un por ciento de sus futuros salarios ha dado la vuelta al mundo tanto como su gigantesco contrato de US$340 millones por 14 campañas.

Hasta medios especializados en economía y finanzas, como The Wall Street Journal, se han hecho eco de la polémica estructura de Big League Advance, y cifra en US$27,2 millones los que tendrá que pagar el torpedero de los Padres por un préstamo estimado en US$800,000 en la temporada muerta 2017-2018.

Pero Tatis no es el único. Entre 2014 y 2015, Maikel Franco figuraba entre los 100 mejores prospectos en publicaciones como Baseball America, MLB Pipeline y Baseball Prospectus, rozando hasta el puesto 17.

El antesalista azuano debutó en la MLB con la expansión de los rosters en septiembre de 2014 y se adueñó de la posición con los Filis en 2015. Antes de la campaña 2016 aceptó un acuerdo con Fantex, una empresa que compraba porciones de contratos a futuro de atletas, que le vendían el 10% de sus ingresos de por vida como pelotero por un adelanto de US$4,350,000.

Franco ha mostrado poder (25 jonrones y 85 empujadas por 162 juegos), pero no lo que se esperaba en Filadelfia (línea de .252/.304/.433), que lo dejó libre en 2019, Kansas City lo fichó por un año en 2020 y en la actualidad no tiene trabajo, a los 28 años. En el trayecto ha cobrado US$10,320,093, por lo que ha pagado US$1,032,009, lo que quiere decir que la empresa no ha recuperado US$3,317,991.

Dos préstamos

DL fue informado de fuentes con conocimiento que otros bigleaguers dominicanos que han accedido a créditos de ese tipo son Rafael Devers y Miguel Ángel Sanó, el primero por un 10% y el segundo por un 20% en dos partes.

Sanó fue firmado en 2009 por un bono de US$3,1 millones de los Mellizos. El caso de Devers, este recibió US$1,5 MM de los Medias Rojas en 2013 y más adelante comprometió su 10% a futuro por US$3 millones.

Según las fuentes, Sanó primero tomó un préstamo de US$2 millones por un 10% a una empresa apenas dos años después de haber sido firmado, es decir, en 2011. Luego, en 2019 tomó otro de US$3 MM por el 10% con otra.

El petromacorisano debutó en el Big Show en 2015 y desde entonces ha cobrado US$7,188,168, tiene asegurados otros US$23 MM entre 2021 y 2022, que puede agregar US$14 MM si los Mellizos ejercen la opción para 2023.

Si todo sale como está estructurado Sanó habrá pagado para finales de 2023, cuando tendrá 30 años, US$4,418,816 al primer prestamista y al segundo US$4,224,259 para un total de US$8,643,075.

Un gran negocio

En el caso de Devers, su compromiso lo tomó antes de llegar a la MLB. El antesalista de los Red Sox es una estrella a los 24 años, debutó en 2017, ha cobrado US$1,605,481 y para 2021, su primero en arbitraje, recibirá un salario de US$4,575,000.

Pero el grueso del dinero de Devers está en lo adelante. El ranking más reciente de los mejores 100 jugadores del Big Show coloca al nacido en Samaná en el puesto 65 y entre las temporadas 2019 y 2020 sus 6.4 victorias sobre jugador reemplazo (WAR) fueron mayores que las totalizadas por Francisco Lindor (6.2), Bryce Harper (6.2) y Manny Machado (5.6).

Devers es candidato a una extensión en el umbral de US$100 millones, un pronóstico que de materializarse convertiría esos US$3 MM que tomó en un compromiso de US$10 MM.

20210222 https://www.diariolibre.com

+ Leídas