Una Liga de Verano, la apuesta de Lidom para los próximos años

  • La idea surge desde el 2013 y se encargó de ella a Winston -Chilote- Llenas

Un torneo de verano es una apuesta de la Liga Dominicana de Béisbol (Lidom), que estará dirigida a tener un espacio para cientos de jugadores que no han dado el grado par las Grandes Ligas, luego de ser firmados para el profesionalismo y para ello habrá un equipo de trabajo donde esos equipos y el personal de la Lidom, trabaje de la mano para el posicionamiento del proyecto.

El doctor Vitelio Mejía Ortiz, tocó el tema en el Diálogo Libre de Diario Libre; donde además trató el aspecto judicial que enfrentan los Tigres del Licey y las Águila Cibaeñas y “dejó ver su parecer positivo”, en cuanto a las demandas de mejores condiciones que reclaman los jugadores de béisbol criollo dominicano al expresar que “todos tienen derecho a conquistas”.

La Liga de Béisbol de Verano es un proyecto que Lidom tiene en su mesa desde el 2013 y en esa primera intención se anunció a Winston –Chilote– Llenas para su coordinación, y que busca nuevamente ser relanzado con la completa integración de sus miembros, Tigres del Licey, Leones del Escogido, Águilas Cibaeñas, Gigantes del Cibao, Estrellas Orientales y Toros del Este, junto a la Federación Dominicana de Béisbol (Fedobe).

Se está tratando de impulsar para que sea un organismo bajo la sombrilla de Lidom, que sirva para desarrollar y para catapultar a los peloteros jóvenes que buscan espacios en las ligas asiáticas, mexicanas e independientes en los Estados Unidos.

Actualmente y bajo la dirección de la Fedobe funciona la Liga de Verano del Cibao, donde participan peloteros como el lanzador como Raúl Valdés, de connotada participación en los equipos criollos de invierno.

De igual manera se recuerda que el béisbol de verano nacional, fue el escenario donde se desarrollaron estrellas nacionales del béisbol de Grandes Ligas como Tony –Cabeza– Fernández y Ricardo Carty.

Lo legal está planteado

La Federación Nacional de Peloteros Profesionales (Fenapepro), ha planteado nuevas condiciones en los contratos con los equipos “pero esos acuerdos serán discutidos y en nada afectará el normal desenvolvimiento del torneo que arranca el sábado”.

En ese orden indicó que se ha acordado con Erick Almonte, presidente de Fenapepro, la discusión de sus planteamientos con miras a conciliar situaciones que permitan un clima armonioso entre ambas partes, pero para los eventos a partir de la temporada del 2020-21.

“Los peloteros tienen derecho a conquista, pero en la mesa de discusión debemos sentarnos con propuestas manejables por las partes y con la mejor intención de conciliarlas”, afirmó el doctor Vitelio Mejía. Recordó que hay que tener presente a la fanaticada que sigue a los equipos y que tanto los equipos como los peloteros son importantes en virtud de que uno sin otro, no tienen coexistencia.

Las Águilas están sólidas

Para el doctor Vitelio Mejía, los ruidos por demandas judiciales y salariales en torno a las Águilas Cibaeñas, no afectarán el desenvolvimiento del torneo de béisbol otoño-ivernal y consideró que el conjunto de Santiago tiene una solvencia económica que garantiza que opere normalmente durante el desarrollo del evento.

Afirmó que el fanático no debe preocuparse por ruidos judiciales y consideró que es un tema para que la liga se ocupe en el primer escenario, buscando siempre presevar la franquicia de cada equipo.

En ese orden señaló que son diferencias que no se pueden controlar desde el seno de la liga, debido a que los nuevos estatutos del organismo, no contemplan la intervención de un conjunto y que el papel del organismo se limita a que prevalezca la regla de la mayoría para resolver las diferencias, que según consideró “es normal en un régimen de democracia”.

En ese orden el doctor Mejía Ortiz afirmó que “la liga velará porque los diferendos no afecten el torneo” y dio garantía del buen animo que hay en los seis conjuntos para el clásico que inicia el próximo sábado 12 de octubre.

Lidom no puede intervenir un equipo

El que la Lidom intervenga un equipo tiene que ser con el consentimiento de la mayoría de la Junta de Directores. Los “diferendos” se deciden por la regla de la mayoría de los accionistas y la Lidom debe velar porque esas dificultades no sean problemas operativos que pongan en juego el torneo o la pasión del fanático. Las cosas pendientes no tienen nada que ver sostenibilidad financiera de las Águilas, un equipo sólido económicamente y lo mismo pasa con los Tigres del Licey.

20191007 https://www.diariolibre.com

+ Leídas