Urueta descarta que el Licey apriete “el botón del pánico”

  • Al contrario, reconoce que los jugadores azules “saben a lo que se enfrentan”

SANTO DOMINGO. ¿Apretar el botón del pánico? Eso está fuera de los planes de los Tigres del Licey y por el contrario, el gerente general del conjunto manifestó que esta liga comienza de esa manera desde la apertura del campeonato.

“El botón del pánico lo aprietan desde que empieza el torneo”, manifestó Luis Urueta, al tiempo que advierte que el Licey es un equipo que “nunca (el botón del pánico) lo aprietan ellos como jugadores. Siempre lo he mencionado”.

La temporada pasada los Tigres caminaron en un terreno pedregoso en sus primeros partidos y en el que también estaban en el sótano, pero se levantaron para pasar a disputar la serie final, en la que perdieron ante las Águilas Cibaeñas. Esta campaña los azules tienen 7-13.

Al preguntársele qué hizo para variar el desempeño de su escuadra dejó ver que esa respuesta la tienen más bien los jugadores, que fueron los que reaccionaron. “¿Qué hice yo como dirigente?”, cuestionó Urueta, “más bien la pregunta es qué hicieron ellos como peloteros porque si algo tienen los jugadores del Licey es que sacan de abajo y saben a lo que se enfrentan”.

Los Tigres tienen desde el pasado miércoles una cadena de cinco partidos de los que cuatro son en el Estadio Quisqueya como locales. “Son vitales para este equipo para tratar de recuperar el tramo perdido y tratar de acercarnos un poquito más a esa línea de clasificación”.

Urueta informó algunas de las integraciones futuras como la de Hanley Ramírez y Erick Aybar que estarán en roster desde el lunes. El receptor Donovan Solano vuelve al equipo, en especial por la salida el 2 de diciembre del boricua Roberto Pérez. Domingo Santana y Wellington Castillo son dos posibles integraciones más.

20181109 https://www.diariolibre.com

+ Leídas