Cuando la reina lloró

$!Cuando la reina lloró
Andy Abad

No hay tantas jugadas ofensivas en el béisbol que generen más emoción para los fanáticos que el jonrón.

En la pelota nuestra son muchos los momentos inolvidables que con jonrones los fanáticos y periodistas guardan como películas mágicas que no hay liquid paper que los pueda borrar.

Esos momentos comenzaron en el estadio “La Primavera” inaugurado el 27 de febrero de 1919. Una historia imborrable es la de Esperanza Pereyra, la primera reina del Licey. En los pasajes históricos del béisbol dominicano, con ese acontecimiento es que debemos abrir las hermosas páginas de los momentos dramáticos. Licey y Escogido celebraban una serie de 21 partidos para decidir el Campeonato de la Ciudad. El domingo 14 de mayo de 1922 se enfrentaban para ponerle punto final al campeonato.

Todo estaba preparado para celebrar el triunfo del Licey que dominaba la pizarra, cuando llegando al estadio “Su Majestad Esperanza I”, se produjo un dramático cuadrangular de Mateo de la Rosa que viró el marcador y la reina al ver aquel desplome de su equipo comenzó a llorar. Cuando Mateo vio ese gesto dijo: “El que gana es el que goza”.

Y qué fanático de la vieja guardia no tiene ni archivado en el baúl de los recuerdos el cuadrangular de Alonzo Perry en 1951 al lanzador Enrique Reynoso para darle la corona al Licey. Los más jóvenes dirán que es insuperable el cuadrangular de Andy –Tulile- Abad en el estadio Cibao a Luis Vizcaíno para darle al bengalés la corona 2001-02.

Otros dirán que el batazo de cuatro esquinas de Russel Branyan, Licey, con las bases llenas, el 29 de enero de 1999 con la serie pareja a cuatro.

Y ni hablar del jonrón de José Rafael González en la serie semifinal de 1985-86, cuando en el segundo episodio Bernardo Brito conecta infield hit y JR González le engarzó una rápida a Mario Soto para poner al Licey al frente.

Los fanáticos del Escogido no olvidan la serie final de 1959-60 contra las Estrellas. El 31 de enero los melenudos se proclamaron campeones a golpes de jonrones de Ricardo Joseph (dos), Stan Williams, Curt Roberts, Norman Sherry y Felipe Alou.

Un día como hoy: 1988, Pedro Guerrero lanza su bate a David Cone después de ser golpeado por un lanzamiento en la derrota 5-2 de los Dodgers ante los Mets. El presidente de la Liga Nacional, Bart Giamatti, lo suspendió por cuatro juegos.

1996, Los Atléticos de Oakland arruinan el Día de Dwight Gooden en la ciudad de Nueva York al pegar cinco jonrones, tres por el asesino de los Yankees, Gerónimo Berroa, para vencer a los Yankees, 5 a 1. Las cinco carreras, todas en cuadrangulares en solitario, empatan la marca de las Grandes Ligas.

“El mundo está lleno de buenas personas, si no las encuentras sé una de ellas”
Anónimo

+ Leídas