El poder de la voz del fanático

$!El poder de la voz del fanático
Luis Urueta

Decían los antiguos que la voz del pueblo es la voz de Dios: vox populi, voz Dei, lo cual es una gran verdad; a partir de esa idea, se creó el concepto de Soberanía.

Y el fanático, sobre todo en nuestro país, cuando se trata de su equipo es soberano en su opinión. El fanático dominicano no se anda por las ramas y mucho menos cuando se trata de sus reclamos y sobre todo de cambiar un mánager.

El gran novelista Gabriel García Márquez expresó con claridad meridiana: “Lo único mejor que el béisbol, es hablar de béisbol”.

Por eso la voz de fanático es la voz de Dios porque tiene peso y respeto.

Ayer la junta directiva del Licey despidió al mánager Pedro López y designó a Luis –Pipe– Urueta.

No comparto esa designación de Urueta ya que ha estado fuera del club, teniendo el equipo a Mike Guerrero y José Offerman en el escenario.

La reacción de los fanáticos no se hizo esperar.

José Rafael Jiménez: “Pero la verdad que el Licey coje lucha teniendo ahí a José Offerman”.

Antes del despido de Pedro López, escribió Félix Figueroa en su cuenta de Twiter: “Totalmente de acuerdo, Pedro Lopez está ahí por lo mal que jugaron las Estrellas y la caída de los Gigantes pero honestamente es muy pasivo dirigiendo sabemos que tenemos baja en la rotación de pitcheo pero para mí Pedro Lopez ya sus maletas deben estar hechas”.

Urbano Quintana: “Desde que vi el primer día que pusieron a lanzar 3 de los 4 muertos que trajeron de México que le hicieron 7 dije se jodiò esta vaina”.

Más claro... ni el agua. Al fanático dominicano “no se le puede meter gato por liebre”.

Los Toros del Este han nucleado una poderosa maquinaria, de sólido pitcheo, bateo efectivo y velocidad, de donde Lino Rivera y Phil Regan han logrado el sueño oriental. Hay que reconocer el excelente trabajo de oficina de Raymond Abréu.

Los Toros llegaron a 45 triunfos en el torneo “ingeniero Carlos Morales Troncoso”, superando la marca de triunfos de la franquicia establecida en 2010-11, sumando regular y post-temporada. En esa campaña 2010-11, los Toros ganaron 26 en la Serie Regular, 12 en el Round Robin y 5 en la Final.

Un día como hoy: 1961, Victor Ramírez, Águilas Cibaeñas, batea para el ciclo contra las Estrellas en el Tetelo Vargas. Los cibaeños triunfaron 7 x 2, el pítcher ganador fue Octavio Acosta y perdió Chichi Olivo.

1994, los Tigres del Licey derrotan 7 x 1 al Escogido, donde el nudillista Steve Sparks por tercera ocasión seguida lanzó las 9 entradas, estableciendo récords en Serie Semifinal. En sus dos salidas anteriores el 3 de enero derrotó 7 x 2 al Escogido y día 9 a las Águilas Cibaeñas 1 x 0.

“Lo bueno tarda en llegar porque lo que fácil llega, fácil se va”...
Anónimo

+ Leídas