Muchos golpes al deporte pero no hay KO

$!Muchos golpes al deporte pero no hay KO
Aaron Boone

El coronavirus, una pandemia de peso completo, sigue soltando su combinación de golpes sobre un débil y famélico deporte pero no hay nocaut.

Ahora le tocó el turno a los Juegos Olímpicos de Tokio y lo llevó a la esquina hasta el 2021.

El mundo sigue impactado en todos sus órdenes de la vida, sea en la salud y lo económico e incluso por el fenómeno llamado aislamiento social, con la confianza en salir pronto de esta epidemia global.

La situación no es fácil, pero jamás olviden que Dios aprieta, pero no ahorca.

Sobre la temporada de Grandes Ligas es grave la situación y como sigue pintando el panorama pudiéramos disfrutar solamente de media temporada y playoffs/Serie Mundial. Ello, con la confianza de que se controle la pandemia.

Esperemos el pasar de los días, en mi caso sigo pesimista y no veo ninguna claridad al final del túnel.

Los Yankees de New York se han beneficiado de la pausa que se vive en MLB y su manager Aaron Boone cree que contará con Aaron Judge, Giancarlo Stanton y James Paxton para el inicio de temporada.

El retraso para el comienzo de la zafra hará que estas tres piezas claves dentro de la estructura de los Yankees estarán listos para cuando comience la zafra.

El árbitro cubano Amado Maestri, cuyo verdadero nombre era Amado Roberto Lázaro Maestri Menéndez, tiene anécdotas para hacer una enciclopedia.

Maestri era como Liborio que “no comía pendejá”.

Tom LaSorda lanzando para el Almendares se acercó al home para cuestionar el conteo de Maestri, este abrió su chaqueta lo suficiente, para que viera que traía una pistola y cuando estuvo cerca, empezó a gritar: eres el mejor árbitro que he conocido.

Un día como hoy: 1947, el mánager Lou Boudreau, de los Indios de Cleveland, dio órdenes al parador corto John “Jackie” Price para que soltase dos culebras de casi dos metros cada una en el tren de San Diego. Después, Price hizo lo mismo en el tren de Los Ángeles. Uno de los vagones estaba lleno de mujeres que asistieron al Congreso Americano de Boliche que protestaron molestas por la broma. William “Bill” Veeck, propietario de los Indios, reaccionó furioso y sentenció que los días de Price en el equipo estaban contados y cumplió al dejarlo fuera en 1947.

1955, los Rojos de República Dominicana empataron 3-3 con el conjunto cubano Sugar Kings de La Habana en 11 entradas, en Santo Domingo. El criollo Enrique Reynoso lanzó buena pelota por la representación quisqueyana. Por la escuadra cubana comenzó el estelar Conrado “El Premier” Marrero, quien fue duramente castigado en las tres primeras entradas por los bates dominicanos.

“La mejor maestra en la vida es la experiencia, te cobra caro, pero te explica bien”...
Anónimo

Temas

+ Leídas