Adalberto Mondesí tiene que demostrar

Fue activado ayer luego de perderse casi toda la temporada

El torpedero dominicano Adalberto Mondesí fue activado el miércoles de la lista de lesionados, donde se encontraba desde el mes de junio y apenas ha jugado 10 partidos esta temporada debido a diferentes molestias físicas que lo han afectado desde los entrenamientos de primavera.

Mondesí tiene mucho talento, muchísimo, pero la frecuencia con la que se mantiene en la lista de incapacitados afecta su reputación y las consideraciones que tiene su equipo con él.

De hecho, el gerente general Dayton Moore dijo hace unas semanas que no veía al dominicano como un jugador, ni siquiera, de 140 partidos en una campaña.

Eso quiere decir, en buen dominicano, que no cuentan con él para el 2022, por lo que no sería extraño pensar que cuando llegue el invierno salgan a probar el mercado detrás de un campo corto.

Mondesí fue líder de bases robadas el año pasado y su capacidad ofensiva es excelente, solo que su ausencia del terreno es demasiado frecuente.

El mes de septiembre podría servirle para determinar si ha recuperado su condición física y si puede ser una fuerza de contribución a los Reales.

Lamet volvió

Otro que regresó de la lista de lesionados fue el lanzador Dinelson Lamet, uno que se ha visto limitado a solo 34.1 entradas esta temporada, debido a lesiones en el brazo derecho.

Lamet estará limitado al bullpen el resto del año, una temporada que parece estar destinada para el olvido por los predios de los Padres, que se tiraron con todo en el 2021, con la firma de Fernando Tatis Jr. por 14 años junto a otros movimientos, pero que al iniciar el último mes de campaña regular se encuentran en una posición complicada al extremo.

Los Padres se encuentran en tercer lugar de la División Oeste de la Liga Nacional, pero a 13.5 partidos de la primera posición, que ocupan los Gigantes de San Francisco y ya su número de eliminación está en 17.

Pésame

Mi más sentido pésame para el colega Yancen Pujols, editor deportivo de El Caribe, por el fallecimiento de su madre, doña Hermidia, a los 90 años de edad.

Nunca estamos preparados para sufrir pérdidas parecidas, nos unimos a tu dolor desde aquí.

+ Leídas