• 1

|Tour de Francia|
| 07 JUL 2018, 12:09 PM
|
Tour de Francia

Gaviria se bautiza de amarillo, Froome y Quintana pierden tiempo


Los espectadores miran mientras la manada pasa por la costa oeste durante la primera etapa de la carrera ciclista del Tour de Francia en 201 kilómetros (124,9 millas) con inicio en Noirmoutier-en-L’Ile y final en Fontenay Le-Comte, Francia, el sábado, 7 de julio de 2018.
Los espectadores miran mientras la manada pasa por la costa oeste durante la primera etapa de la carrera ciclista del Tour de Francia en 201 kilómetros (124,9 millas) con inicio en Noirmoutier-en-L’Ile y final en Fontenay Le-Comte, Francia, el sábado, 7 de julio de 2018.
20180707 https://www.diariolibre.com

FONTENAY-LE-COMTE, Francia. Primera etapa, primera victoria. El colombiano Fernando Gaviria (Quick-Step) se bautizó en el Tour de Francia levantando los brazos y vistiéndose de amarillo este sábado en Fontenay-le-Comte, donde Chris Froome y Nairo Quintana perdieron tiempo.

El británico, ganador de la pasada edición, dio con sus huesos sobre la hierba a 6 kilómetros para la línea de meta. Froome, se volvió a subir a la bicicleta, aparentemente sin ningún daño físico importante (tan solo arañazos), pero cedió unos 50 segundos.

El pelotón se empezó a hacer añicos por una primera caída de varios corredores a 10 kilómetros para la meta. El francés Arnaud Demare, que aspiraba al triunfo de etapa, se vio afectado y no pudo volver a contactar con la cabeza de carrera.

En esta jornada inaugural también entraron con retraso respecto al ganador otros candidatos al triunfo final como el australiano Richie Porte, el británico Adam Yates y, todavía más, el colombiano Nairo Quintana, este último después de sufrir un pinchazo.

En el esprint, Gaviria se impuso con claridad al campeón del mundo, el eslovaco Peter Sagan. El alemán Marcel Kittel ocupó la tercera posición por delante del noruego Alexander Kristoff y del francés Christophe Laporte.

El pelotón se empezó a hacer añicos por una primera caída de varios corredores a 10 kilómetros para la meta. El francés Arnaud Demare, que aspiraba al triunfo de etapa, se vio afectado y no pudo volver a contactar con la cabeza de carrera.

Froome, el duro regreso

Al principio de esta soleada jornada, la primera escapada reunió a tres corredores franceses, el ‘local’ Kevin Ledanois, Jérome Cousin y Yoann Offredo, que atacaron en los primeros instantes de la carrera. La diferencia se estabilizó en los cuatro minutos antes de que los equipos de los esprínteres la empezaran a reducir.

Tras quedarse Ledanois, el gran grupo absorbió a Cousin y Offredo a falta de 10 kilómetros para la conclusión. Posteriormente se produjo la caída de Froome, quien aparentemente negoció mal una curva y acabó sobre la hierba.

El británico, que no había vuelto a competir desde su victoria a finales de mayo en el Giro de Italia, intentó anular la desventaja con la ayuda de varios compañeros, especialmente Rowe.

Pero Froome, pitado el jueves por una parte del público debido al control antidopaje anormal de la Vuelta y del que fue absuelto, no se pudo reintegrar al grupo delantero, lanzado a toda velocidad tan cerca de la meta.

Gaviria se bautiza de amarillo, Froome y Quintana pierden tiempo
El británico Chris Froome, a la derecha, y el belga Jasper De Buyst, a la izquierda, vuelven a la carretera después de chocar durante la primera etapa de la carrera ciclista Tour de France en 201 kilómetros (124,9 millas) con inicio en Noirmoutier-en-L’Ile y terminar en Fontenay Le-Comte, Francia, el sábado 7 de julio de 2018.
Las dos caras de Colombia

Por su parte, Quintana fue víctima de un pinchazo a 400 metros de la pancarta de 3 kilómetros. Si llega a sufrir la avería después de ese umbral, ¡el colombiano habría sido clasificado con el mismo tiempo que el pelotón!

La Colombia ciclista se consoló con el éxito de Gaviria, un esprínter formado en el velódromo (dos veces campeón del mundo de ómnium) y que se dio a conocer sobre la carretera en 2015 por su actuación en el Tour de San Luis, cuando había batido a Mark Cavendish, el esprínter de referencia.

A sus 23 años, el corredor de Río Negro, en la Antioquía, no es solamente una promesa. El año pasado dominó los esprints del Giro en cuatro etapas.

“¡Una jornada increíble! Nadie puede estar tan feliz como yo”, afirmó Gaviria quien lógicamente agradeció el trabajo de sus compañeros del Quick-Step. Bajo el triángulo rojo del último kilómetro, el pelotón estaba liderado por tres corredores del equipo belga.

En el inicio de la etapa, el colombiano ya era optimista: “En Colombia, normalmente, la gente no ve más que las etapas de montaña pero, este año, creo que también se van a interesar por las llanas”.

Este domingo, los esprínteres tendrán una nueva oportunidad en la segunda etapa, con un recorrido de 182,5 kilómetros por el departamento de Vendée (oeste de Francia) entre Mouilleron-Saint-Germain y La Roche-sur-Yon. La llegada está ubicada en un ligero falso llano.

COMENTARIOS
Para comentar, inicie sesión o regístrese