• 1

|Fútbol|
| 18 MAY 2018, 12:23 PM
|
Fútbol-Rumbo al Mundial

La guerra marca la identidad de Volgogrado en la Copa del Mundo


En esta foto del jueves 19 de abril de 2018, se aprecia el nuevo estadio mundialista en Volgogrado.
En esta foto del jueves 19 de abril de 2018, se aprecia el nuevo estadio mundialista en Volgogrado.
20180518 https://www.diariolibre.com

MOSCÚ. Mejor conocida fuera de Rusia por ser el sitio de la Batalla de Stalingrado en la Segunda Guerra Mundial, Volgogrado pondría a prueba la resistencia física de las selecciones visitantes, por su sofocante calor veraniego.

Ubicada a lo largo de la orilla del río Volga en una estepa del sur de Rusia, la ciudad será el escenario del primer partido de Inglaterra en el torneo —uno que será vigilado de cerca debido a las trifulcas entre hinchas ingleses y rusos en la Eurocopa 2016.

El estadio

La Arena Volgogrado, con capacidad para 45.000 espectadores, fue construida con la idea de simbolizar la historia de la ciudad al máximo posible. Eso se debe al estar situada próxima a la colina de Mamáyev, el inmenso complejo conmemorativo a los caídos de la Unión Soviética en la Segunda Guerra Mundial.

El estadio se construyó sobre un campo de batalla. Los obreros descubrieron más de 200 proyectiles y otros armamentos durante su construcción, así como los cadáveres de dos soldados soviéticos no identificados. Los cimientos del estadio se excavaron bien profundo para mantener el techo bajo y así asegurar que no obstruya las vistas del monumento.

Lo que hay que saber

Una ciudad industrial, Volgogrado ha cambiado dos veces de nombre, reflejo de la turbulenta historia política de Rusia.

Se le conoció como Tsaritsin desde su fundación en 1580 hasta 1925, luego de la Revolución Rusa. Pasó a ser Stalingrado en honor del líder soviético Joseph Stalin, un nombre que le dio una enorme importancia simbólica tanto paras las fuerzas alemanas y soviéticas en la Segunda Guerra Mundial. El sanguinario combate casa por casa en pos de la ciudad dejó por lo menos un millón de muertes — quizás más — antes de que los alemanes fueron derrotados.

En 1961, el sucesor de Stalin Nikita Khrushchev decidió ponerle el nombre de Volgogrado — la “ciudad en el Volga” — al tratar de desmantelar el culto a la personalidad de Stalin. Algunos residentes aún insisten en que se le devuelva el nombre de Stalingrado.

Qué hacer

Volgogrado es una ciudad estrecha que se extiende a lo largo de las orillas del río. Esto significa que los aficionados tendrán una variedad de opciones a la hora de seleccionar un café o bar para admirar el paisaje. Los paseos en bote también son populares.

El inmenso complejo conmemorativo en la colina de Mamáyev seguramente impresionará. Con cada escalón del largo ascenso a la colina, se apreciará la estatua conocida como “La Madre Patria Llama” y la percepción será que se hace más grande y más lejana.

Que ver

Volgogrado albergará cuatro partidos. El primero será el Inglaterra-Túnez por el Grupo G el 18 de junio.

Nigeria e Islandia serán los siguientes en visitarla, midiéndose en el Grupo D el 22 de junio. Arabia Saudita y Egipto proseguirán por el Grupo A, el 25 de junio.

El último compromiso será el Polonia-Japón por el Grupo H el 28 de junio.

Kaliningrado, el enclave apartado de Rusia

Kaliningrado es la capital de un pequeño territorio, aislado del resto de Rusia e incrustado entre Polonia y Lituania.

Con una importante base naval, la ciudad portuaria tiene una rica historia. Las playas del mar Báltico podrían ser irresistibles para los visitantes si hace buen tiempo.

Kaliningrado será anfitrión de uno de los partidos más atractivos de la primera fase: el Inglaterra-Bélgica.

El estadio

Uno de los más pequeños en un Mundial desde 2002, el Estadio de Kaliningrado tiene una capacidad para 35.000 aficionados.

Su diseño conservador está decorado de azul y blanco y evoca la historia marítima de Kaliningrado. Se movilizarán flotillas de buses para trasladar a los aficionados al estadio, erigido en una isla remota que no ha sido desarrollada.

Luego del Mundial, pasará a manos de Baltika, un club de la segunda división de Rusia.

Lo que hay que saber

Kaliningrado debe fascinar a los amantes de la historia. Con el nombre de Koenigsberg, fue un centro político y cultural alemán durante siglos, pero mucho de ese legado fue destruido en la Segunda Guerra Mundial.

Tras el colapso soviético en 1991, se convirtió en un paraíso para el contrabando. Las autoridades tratan de reinventar la ciudad como un destino turístico, siguiendo los pasos de lo que han hecho los vecinos Estonia, Letonia y Lituania.

Qué hacer

La Catedral alemana y el Museo de los Océanos del Mundo son focos turísticos, aunque las playas en las afueras de la ciudad serán el verdadero atractivo durante el Mundial.

Para encontrar mar y arena, hay que ir a las villas de Zelenograd o Svetlogorsk, o a la costa de la laguna de Curlandia, un istmo que conecta la región de Kaliningrado con Lituania, con agua en ambos lados.

Si el visitante quiere llevarse un recuerdo, debe saber que abunda el ámbar — a veces con insectos prehistóricos adentro—. Empresas en Kaliningrado se han especializado en la creación de elegantes piezas joyería con ámbar.

En cuanto a la gastronomía, los restaurantes de comida alemana y rusa proliferan en el centro de la ciudad.

Que ver

Kaliningrado será escenario de cuatro partidos. El primero será por el Grupo D entre Croacia y Nigeria, el 16 de junio.

Serbia enfrentará a Suiza por el Grupo E el 22 de junio, seguido por un duelo del Grupo B entre España y Marruecos el 25 de junio.

El último partido en la ciudad, el 28 de junio, es el platillo fuerte: el Inglaterra-Bélgica por el Grupo G.

COMENTARIOS
Para comentar, inicie sesión o regístrese