Napout se queda preso en Miami; jueza rechaza pedido de libertad

  • El exdirigente paraguayo es retenido en la Institución Federal Correccional en La Florida
$!Napout se queda preso en Miami; jueza rechaza pedido de libertad
En esta foto del 13 de diciembr de 2017, el paraguayo Juan Angel Napout se presenta a la corte federal de Brooklyn. (AP/Seth Wenig)

Una jueza federal suspendió por dos semanas la decisión sobre un pedido de libertad por parte de Juan Ángel Napout, exlíder del fútbol sudamericano, quien ha implorado compasión en medio de la pandemia de coronavirus.

El exdirigente paraguayo es retenido en la Institución Federal Correccional en Miami, un centro penitenciario sin medidas de alta seguridad. Su abogado Marc A. Weinstein dijo que la Oficina Federal de Prisiones informó el martes que las infecciones por COVID-19 aumentaron de 20 a 70 entre los internos y de seis a siete en el personal de esa cárcel.

“Ello es ciertamente un factor significativo, y entiendo por qué el acusado piensa que esto fortalece sustancialmente su argumento que pide libertad por compasión. Sin embargo, todavía no siento que esa liberación compasiva esté justificada en este momento”, determinó el miércoles la jueza federal de distrito Pamela K. Chen en Brooklyn.

Añadió que este tipo de liberación “ha buscado históricamente corregir situaciones en las que, con frecuencia, un interno padece alguna enfermedad fatal o corre un riesgo inminente de muerte”.

El 10 de abril, Chen había rechazado una petición similar de Napout. En esta nueva ocasión, dijo que la prisión en Miami había impuesto una estricta cuarentena el 7 de julio, para asegurar que haya distanciamiento social. La jueza quiere evaluar si las medidas más estrictas controlan el coronavirus en el centro carcelario.

Chen programó otra audiencia para el 29 de julio y pidió que la Oficina Federal de Prisiones someta a Napout a una prueba para determinar si ha contraído el virus.

“No acepto la premisa de que esta sea una situación que no puede controlarse. Tampoco acepto la premisa de que el señor Napout, al menos en este momento, corra un riesgo inminente de contraer COVID”, recalcó la jueza. “Deberíamos ver un decremento sustancial en el número de nuevos casos y un aumento en las recuperaciones entre quienes se han infectado”.

Weinstein dijo que las distintas medidas de confinamiento han impedido que Napout salga de su celda, salvo por un periodo de 60 a 100 minutos por semana para tomar duchas, hablar por teléfono o intercambiar correo electrónico.

Aseguró que los fiscales tratan injustamente a su cliente.

“Tienen algo contra el señor Napout, y no importa cuán similar pueda ser él a otras personas”, indicó el abogado. “La respuesta siempre será un no. Él ha documentado que sufre hipertensión. Está tomando además dos drogas prescritas por la propia instalación para su ansiedad, así como un antidepresivo. Ellos no le están dando píldoras sin que haya una razón. El personal médico ha determinado que padece condiciones graves”.

M. Kristin Mace, vicefiscal federal, respondió: “La realidad es que él no tiene ninguna de las condiciones subyacentes que los CDC (Centros de Control y Prevención de Enfermedades) han considerado necesariamente para incluir a alguien en un grupo de alto riesgo. Además, él tiene 62 años, por lo que no está en el grupo de mayor riesgo”.

El 22 de diciembre de 2017, Napout fue hallado culpable de un cargo de complot para asociación ilícita y dos de organizar un fraude por medios electrónicos. Fue puesto bajo custodia ese mismo día. Purga una sentencia de nueve años, y su liberación está prevista para el 9 de agosto de 2025.

La Corte de Circuito Federal en materia de apelaciones ratificó el veredicto de culpabilidad el 22 de junio.

Napout fue presidente de la Conmebol de agosto de 2014 a diciembre de 2015. Lideró la Asociación Paraguaya de Fútbol de 2007 a 2014 y fue miembro del comité ejecutivo de la FIFA.

Se le arrestó en Zúrich, en diciembre de 2015, cuando asistía a la asamblea de la FIFA.

El organismo rector del fútbol mundial le impuso en septiembre una suspensión vitalicia y lo multó con un millón de francos suizos (1,01 millones de dólares al tipo de cambio de aquel entonces). Ha apelado ante el Tribunal de Arbitraje del Deporte (TAS).

20200716 https://www.diariolibre.com

+ Leídas