Los linebackers pagan el precio de los potentes ataques en la NFL

$!Los linebackers pagan el precio de los potentes ataques en la NFL
El apoyador externo Bradley Chubb (55) de los Denver Broncos despide al mariscal de campo de los Houston Texans Deshaun Watson (4) durante la segunda mitad de un partido de fútbol de la NFL, el domingo 4 de noviembre de 2018, en Denver.

DENVER. Con las explosivas ofensivas de la NFL, las reglas que prohíben los golpes devastadores y el estricto arbitraje, los linebackers actuales ya no son los monstruos de 110 kilogramos (250 libras) que solían ser la pesadilla de los running backs.

“Ahora también tenemos que salir en cobertura”, dijo Brandon Marshall de los Broncos. “Aún tenemos que taclear bien. Así que no puedes ser muy ligero, ni jugar solo contra el pase o contra la carrera. Tenemos que hacer de todo”.

Lo que significa encontrar el balance entre correr como una gacela y golpear como un camión.

Los linebackers interiores de la actualidad necesitan tener la resistencia para cubrir de extremo a extremo del campo, pero también requieren:

—Fuerza suficiente para desprenderse de linesmen de 145 kilogramos (320 libras);

—El vigor suficiente para cubrir a enormes tight ends;

—Mucha velocidad para mantenerse al paso de los receptores que ya no tienen miedo de ir en trayectorias por el centro del campo;

—La capacidad de lectura y velocidad para seguir a los elusivos running backs y los quarterbacks que son cada vez más móviles.

También les viene bien tener mucho carácter, sabiendo que los linebackers son por lo regular el blanco de las frustraciones de los aficionados mientras las ofensivas avanzan casi sin resistencia a un ritmo sin precedentes.

Suena imposible.

“Casi lo es”, dijo el coach de Denver Vance Joseph. “Casi lo es”.

“Definitivamente es muy complicado”, señaló el linebacker de los Vikings Anthony Barr. “Hay tight ends con son muy complicados de igualar, hay running backs que son excelentes receptores. Se te pide estar en muchas posiciones. Para eso nos pagan. Así que debemos encontrar la forma de hacerlo, y de hacerlo bien”.

Lo mismo sucede con los árbitros, quienes según Joseph están permitiendo bloqueos ilegales con el nuevo esquema run-pass option, que se abrió paso desde el fútbol americano universitario y ahora es parte fundamental en el sistema ofensivo de equipos como Kansas City, Filadelfia y Seattle.

La derrota de los Broncos ante los Chiefs en la semana 8 es un claro ejemplo.

A los linesmen no se les permite bloquear más de una yarda después de la línea de golpeo en una jugada de pase. Pero los guardias y el centro de los Chiefs estaban varias yardas adelante, provocando que los linebackers de Denver instintivamente fueran a proteger una carrera, solo para que el quarterback de los Chiefs Patrick Mahomes completara su engaño con el running back Kareem Hunt y lanzara un pase a un totalmente desmarcado Travis Kelce.

“Esta es la liga en la que jugamos”, dijo Joseph. “Los que están bloqueando al frente no saben que es un pase. Están bloqueando en zona, así que definitivamente es un problema. Debemos resolver ese problema en la liga, a menos que juguemos fútbol americano colegial”.

AP
20181108 https://www.diariolibre.com

+ Leídas