El COI flexibiliza sobre variar la fecha de los Juegos Olímpicos

  • Tomará la decisión en cuatro semanas
  • Varias entidades advirtieron desde el viernes
$!El COI flexibiliza sobre variar la fecha de los Juegos Olímpicos
Thomas Bach, presidente del Comité Olímpico Internacional.

Primero, el pasado viernes, USA Swimming se manifestó y esa misma noche USA Track and Field siguió con una línea similar cuando enviaron una comunicación a U.S. Olympic en la que pedían un retraso de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, debido al infranqueable coronavirus.

Solo las guerras mundiales han detenido los Juegos Olímpicos en tres ocasiones, nunca un virus como el COVID-19.

Dos días después, este domingo, el Comité Olímpico Internacional abrió sus oídos y sentó a su dirección ejecutiva, encabezada por su presidente Thomas Bach para tomar una decisión en cuatro semanas, una resolución de la que algunos sospechan que Tokio 2020 sea movido no más allá de este verano, sino para el 2021. Bach señala que “la cancelación destruirá el sueño de 11 mil deportistas”.

Aun así, la medida del COI señala que “la cancelación no está en agenda”.

“A la luz del empeoramiento de la situación a nivel mundial, la Ejecutiva ha dado hoy el primer paso en la planificación de los posibles escenarios”, dice la nota.

“El COI, en cooperación con el Comité Organizador de Tokio 2020, las autoridades japonesas y el Gobierno Metropolitano de Tokio, iniciará conversaciones detalladas para completar su evaluación de la rápida evolución de la situación sanitaria mundial y sus repercusiones en los Juegos Olímpicos, incluida la hipótesis del aplazamiento”, señaló el primer organismo deportivo mundial.

“El COI confía en que habrá finalizado estas discusiones dentro de las próximas cuatro semanas y aprecia mucho la solidaridad y la colaboración de los comités olímpicos nacionales y de las federaciones internacionales para apoyar a los atletas y adaptar la planificación de los Juegos”, añadió

El Comité “intensificará su planificación de escenarios para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020”. Esto significa, explica el comunicado, que se replanteará “los planes operativos existentes para que los Juegos se celebren el 24 de julio de 2020, así como los cambios en la fecha de inicio de los Juegos”.

Origen de las medidas

Todo se produce después de que el director de USA Track and Field, Max Siegel, envió una nota de dos páginas a su contraparte en el Comité Olímpico y Paralímpico de EE.UU., Sarah Hirshland, pidiéndole que abogue por un retraso. Pocas horas después el viernes en la noche USA Swimming envía una carta similar.

Luego el Comité Olímpico y Paralimpico de Estados Unidos (USOPC, por sus siglas en inglés) adelantó el viernes que no habrá atletas de su país en la disputa de los Juegos de Tokio 2020 si no reciben por parte de las autoridades correspondientes la más completa seguridad para la salud de los participantes.

Lo anunció la directora ejecutiva de USOPC, Sarah Hirshland, que junto a la presidenta del USOPC, Susanne Lyons, analizaron se día a través de una teleconferencia la posición de Estados Unidos ante la situación que se está viviendo debido a la pandemia del coronavirus que afecta a todo el deporte mundial.

Al poco tiempo se unieron varias federaciones nacionales e internacionales de distintos países en un solo tono en el que pedían al Comité Olímpico Internacional (COI) aplazar los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

Fue el inicio de un estallido de reclamos para el COI que defendía frenéticamente, hasta este domingo, el inicio de los Juegos programado del 24 de julio al 9 de agosto.

Reacciones

El sábado se unieron varias voces contra el COI, aun cuando su presidente señaló que suspender los Juegos no es como “suspender un juego de fútbol”.

El presidente de la Federación Internacional de Atletismo también se produnció. “No creo que debamos tener los Juegos Olímpicos sin importar el precio, sobre todo al precio de la salud de los atletas”, dijo Sebastián Coe.

La Federación Española de Atletismo pidió el aplazamiento, porque “no se dan la circunstancias” y con su propio criterio se unió la Fedeación Francesa de Atletismo y la de Natación.

El Comité Olímpico Brasileño y su par Noruego aumentaron la presión para que el COI posponga la competición.

Posibles fechas

Si se hacen este año, se habla del noveno o décimo mes del año. “Según diversas fuentes, la fecha preferida por el COI y el comité organizador sería en los meses de septiembre y octubre, el mismo periodo de tiempo en que se celebraron los Juegos de 1964”, escribió El País.

Mucho dinero en juego

La industria olímpica se enfrenta al reto del primer ministro japonés, Shinzo Abe que quiere mantener el “honor” de que sea el 24. Su país ha invertido unos 39 mil 75 millones de dólares. Mientras el COI deberá renegociar con las televisoras y el comité organizador con los casi 894 millones de dólares que espera recibir por entradas.

20200322 https://www.diariolibre.com

+ Leídas