La suspensión de los Juegos Olímpicos obliga al país a replantear su estrategia

  • Miderec mantendrá apoyo eventos que falten por clasificar
  • CRESO reitera compromiso, aun cuando fue gran afectado
Reacciones

Una vez pospuesto los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, por los efectos del virus COVID-19, toca el turno de sentarse a la mesa el trípode en el que se soportar el deporte dominicano: el Ministerio de Deportes y Recreación (Miderec), el programa Creando Sueños Olímpicos (CRESO) y el Comité Olímpico Dominicano (COD).

De las tres instituciones, el CRESO resultó como el más perjudicado, luego de que varios de los eventos con los que había apoyado con boletos aéreos y viáticos se suspendieran por el devastador coronavirus. Como respuesta, CRESO se plantó como un gladiador deportivo al afirmar: “El sueño olímpico sigue vivo”. Así lo precisó a DL, el director ejecutivo de este programa, Manuel Luna.

Los Juegos fueron suspendidos este martes. El Comité Olímpico Internacional (COI) que el domingo pidió cuatro semanas para discutir la posposición de los Juegos, le tomó alrededor de 40 horas tomar la decisión de moverlos “no más allá del verano de 2021”, como se lee en el comunicado colgado en la página del COI. Antes, el primer ministro de Japón, Shinzo Abe se comunicó con el presidente del COI, Thomas Bach para discutir el tema y al final surgió lo que ya para muchos era un hecho.

Quedó claro para el COI y el Comité Organizador de Japón, que la venidera versión se llamará Juegos Olímpicos Tokio 2021.

El espíritu olímpico sigue vivo no solo para CRESO, también para Miderec y el COD. Las tres coinciden en que hay que sentarse a “replantear”. Y la razón es clara, se debe de esperar, como si fuera una guerra, qué tan mal quedará el país después que esta pandemia pase su “pico”.

“Tenemos que esperar que pase esta pandemia. Ver en qué condiciones va a quedar el país. Definir si se podrán programar algunos eventos clasificatorios. Habrá que ver cómo impacta esto el Presupuesto Nacional”, dijo el ministro de Deportes, Danilo Díaz, quien precisó que los recursos del ministerio no se ven afectados para el resto de los eventos clasificatorios.

Mejía sonó algo parecido. “Todavía no sabemos el tamaño del problema. No puedo decir –los efectos económicos- si todavía no hemos llegado al pico de todo esto”, manifestó.

Se debe esperar, no solo RD, sino el mundo deportivo la replanificación del año, pues también las federaciones internacionales deberán reprogramar sus competencias. “Será cuando tengamos un calendario más claro para el 2020. El cual es difícil de adivinar por el COVID-19”; dijo Luna.

CRESO afectado

Sin mencionar suma, pues aún no ha sido calculada, Luna detalló actividades clasificatorias olímpicas.

Gimnasia, taekwondo, judo, lucha, esgrima y tenis se encuentran entre los deportes que respalda CRESO, entidad que preside Felipe Vicini.

En el caso de tenis, “los muchachos estaban en México”, tuvieron que regresar “y eso estaba pago”, explica Luna.

En el caso de taekwondo, primero se encontraban en Turquía para el clasificatorio y tuvieron que partir hacia Costa Rica, donde finalmente se realizó. “Todos los boletos” fueron adquiridos por CRESO.

En el caso del gimnasta Audris Nin, se encontraba en Azerbaiyán y de ahí a Qatar, para dos competencias en busca de un puesto olímpico. “Las dos se suspendieron”. Él estaba en compañía de su entrenador, Yoandris Tamayo y del presidente de la Federación Dominicana de Gimnasia, Edwin Rodríguez.

A judo, que le faltan varias competencias que serían programadas después de mayo, tenía varios eventos puntuables para Tokio “y se le cancelaron”, señaló Luna.

Fuera de CRESO también sufrió el béisbol, que es respaldado por Probéisbol, presidido por Vicini. Su preolímpico sería en Arizona y se suspendió por el coronavirus. Se trataba del equipo de conjunto más costoso –fuera del Clásico Mundial del Béisbol- en el que se había invertido ya 200 mil dólares y la selección dominicana de fútbol se encontraba en México para su preolímpico bajo una inversión de entre “80 mil y 100 mil dólares”, dijo Nina.

Lo que falta

Los deportes que ya están clasificados para los Juegos Olímpicos mantienen sus boletos asegurados. El resto deberá lucha por ganarse su derecho.

El director técnico, del Miderec, Tony Mesa detalla los pasos a seguir.

Se posponen algunas clasificaciones como atletismo, que tendría que extender el tiempo para las marcas mínimas.

Arquería, que tenía su clasificatorio en marzo y boxeo, que estaba a punto de partir en Argentina, deberán esperar por nuevas fechas.

Igual suerte para Audrys Nin, a quien le quedan “dos copas mundiales”, que son por aparato, en las que debe de tener “muy buen resultado para clasificar”.

A judo le quedaban dos grand slams, un master y un grand Prix, el último de los cuales sería en junio. Aquí tienen oportunidad Medickson del Orbe, Lewis Medina y Ana Rosa. “Ellos tres tiene la posibilidad de avanzar en puntos y clasificar”, dijo Mesa. Sus eventos también se posponen.

En el caso del karate, que tenía un Mundial que era en Francia, igual se posterga. Tenían oportunidad de clasificar María Dimitrova, Deivi Ferreras “y ya fuera” Tania Rodríguez o Pamela Rodríguez, una de las dos en los pesos pesados. Ellas deben de eliminarse en el país para decir cuál va al clasificatorio.

Con posibilidades están también Anderson Soriano, Ana Villanueva y Talia Terrero, junto con Anel Castillo y Jorge Pérez, aquí será “uno de los dos”.

En la lucha había un clasificatorio en Bulgaria. Mesa sugiere que debe de asistir el que “fundamentalmente” tuvo mejor resultado en el pasado clasificatorio continental en Canadá. En este caso Luis Miguel Pérez “estuvo bastante bien”, como Leo Dalis Santana y Jessica Oviedo y uno de dos, Hansel Miguel ó Álvaro Rudecindo, “porque hay que ver cómo terminan los clasificatorios de Asia para ver qué competidor queda fuera y valorar cuál de ellos podía ir”.

Pesas tiene cinco atletas “preclasificados” que son Luis García, Zacarías Bonnat, Beatriz Pirón, Crismery Santana y Verónica Saladín. Les faltaba el campeonato clasificatorio Panamericano aquí “para aumentar en puntos y seguir subiendo en el ranking”, dice Mesa. Señala que ellos están “preclasificados”, al punto que “si hubieran cerrado la clasificación, estaban clasificados, pero existía la probabilidad en ese continental de asegurar más todavía la clasificación”.

Natación tiene dos nadadores con marca B. Faltarían los de clavados que era en Japón y fue suspendido.

El baloncesto, el 3x3 que era en la India y el repechaje masculino de salón fueron pospuestos.

En tanto el skateboarding, cuyo representante del país es Daniel Cuervo, tenía un un clasificatorio mundial y un par de eventos continentales también se posponen. No solo eso, el campamento mundial que el “skater” llevaba a cabo en California, EE.UU., también “fue suspendido por el COVID-19”, apunta Mesa.

Todos estos clasificatorios “pasan a un tiempo de espera”, señaló el técnico.

20200325 https://www.diariolibre.com

+ Leídas