Los Juegos de Tokio y las catástrofes naturales: “¡mantengan la calma!”

El coronavirus es quizás el principal riesgo para los Juegos Olímpicos de Tokio, pero los organizadores japoneses se enfrentan a otro peligro serio: las catástrofes naturales.

Japón se ve sacudido regularmente por sismos y tifones, por lo que hay expertos que han avisado que esta cuestión, ante un evento de tal magnitud como los Juegos Olímpicos (23 julio-8 agosto), no debe ser relegada a un segundo plano.

“Para los organizadores, las medidas (sanitarias) son un reto urgente”, admite Hirotada Hirose, especialista en el estudio de los riesgos de catástrofes.

“Pero los riesgos de un gran terremoto no deben olvidarse cuando unos Juegos Olímpicos se celebran en Japón”, subraya a la AFP Hirose, profesor emérito en la Woman’s Christian University de Tokio.

Japón se encuentra en el ‘cinturón de fuego’ del Pacífico, un arco de actividad sísmica intensa que se extiende desde el Sudeste Asiático por el gran océano. El archipiélago cuenta igualmente con numerosos volcanes activos y se ve golpeado regularmente por tifones, cuya temporada alcanza su pico en agosto-septiembre.

Tokio y sus alrededores están en la unión de placas tectónicas en movimiento y hay expertos que alertan de un ‘Big One’, un gran sismo que puede sacudir en cualquier momento.

Japón sigue por ello unas normas estrictas en la construcción para que sus edificios puedan resistir fuertes sacudidas.

Antes del aplazamiento de los Juegos Olímpicos el año pasado se organizaron ejercicios a gran escala para coordinar la respuesta a un sismo que afectaría de lleno a la bahía de Tokio.

“¡Mantengan la calma y protéjanse!”, se escuchaba en un mensaje en japones y inglés. “Actuar llevados por el pánico puede conducir a un peligro”, se añade.

Los organizadores de los Juegos afirman que han preparado planes de emergencia para diversas catástrofes naturales “dando la prioridad a la seguridad de los individuos afectados”.

Los riesgos son reales, estima Toshiyasu Nagao, experto en estudios de previsión de sismos del Instituto de Investigación y Desarrollo Oceánico de la Universidad de Tokai.

“No sería una sorpresa que un gran terremoto golpeara directamente a la capital mañana”, afirma a la AFP.

- Un poco angustioso -

Siete sismos de magnitud 6 o más han golpeado Japón desde principios de este año, incluyendo uno de 7.3 en febrero, y otro en marzo con una alerta de tsunami.

Japón todavía tiene el susto en el cuerpo por el sismo y tsunami de 2011 (más de 18.500 muertos), que provocó la catástrofe nuclear de Fukushima.

Según el gobierno local de Tokio, las instalaciones olímpicas permanentes de la capital disponen de las últimas tecnologías. Por ejemplo, la sede de voleibol de Ariake está equipada de ‘cojines’ gigantes de caucho que absorben los choques y pueden servir como refugio.

Las instalaciones situadas frente al mar, incluyendo la Villa Olímpica, están construidas sobre terraplenes o están protegidas por diques capaces de resistir un tsunami, según las autoridades.

La pandemia ha hecho que eventuales evacuaciones sean más sencillas, ya que los Juegos Olímpicos se disputarán prácticamente a puerta cerrada. En cualquier caso, unos 70.000 deportistas, directivos, entrenadores y periodistas estarán presentes en Tokio para los Juegos Olímpicos y Paralímpicos.

Entre los planes de emergencia se incluye la limitación de espacio en los refugios para evitar aglomeraciones y el almacenamiento de mascarillas y desinfectantes.

“La gestión de la evacuación puede estar en contradicción con las medidas (anti-covid)”, advierte Sakiko Kanbara, profesor y especialista en catástrofes en la Universidad de Kochi.

La preparación para las situaciones de emergencia es algo profundamente anclado en la vida de los japoneses y Tokio dispone de varios centros de simulación de catástrofes, donde los visitantes pueden vivir las sensaciones de un terremoto artificial y entrenarse sobre qué hacer a modo de simulacro.

En una reciente visita al centro de Ikebukuro, Mike Diakakis, profesor de inglés, dijo que encontraba “un poco angustiosa” la recreación de un sismo sufrido por Tokio este mismo año.

“No piensas de verdad en ello hasta que no lo vives”, señala.

20210712 https://www.diariolibre.com

Temas

Tokio

+ Leídas