Los “skaters” tienen casa oficial en La Nueva Barquita

SANTO DOMINGO. El origen del “skating” es callejero; esa pasión y expresión será compartida ahora en un escenario de corte mundial, básicamente en los Juegos Olímpicos de 2020.

El skateboard se practica en el país desde los años 80 con una doble promoción: por dominicanos que viajaron a Estados Unidos y lo trajeron al país y fue reforzado por estadounidenses que de alguna manera vinieron a República Dominicana a estudiar en algunos casos.

El pasado mes de agosto, el Comité Olímpico Internacional incluyó cinco nuevos deportes en el programa olímpico incluido el skateboard (monopatín), que exhibe competiciones en distintas partes del mundo, y es un atractivo de primera en los “X-Games”.

El pasado 24 de septiembre se inauguró en La Nueva Barquita una pista de skateboard, que también servirá para BMX y patinaje. “Para ser la primera pista está perfecta”, dijo Samuel Alba. “Tiene muy buena condición”, aportó Mark Carrasco, ambos montadores. El término técnico que usan los “skaters” (se pronuncia esqueirers) o montadores de patines, en el área en que ejecutan sus rutinas, se denomina “bowl” (taza).

“El skate park comenzó como un área recreativa, pero luego de que se anunció que será olímpico le hicimos unas cuantas modificaciones, y lo llevamos al nivel olímpico internacional para que podamos representar al país en el 2020”, dijo Ibsen García, ingeniero que tuvo a su cargo la construcción del “bowl” a un costo que ronda los RD$2 millones.

En el país se practica este deporte en distintos lugares: el Mirador Sur, en la Zona Colonial, frente a la Estatua de Fray Antón de Montesinos, Tropical Skate, en la Av. Winston Churchill, entre otras. Sobre la libertad y clase social de este deporte, será un tema posterior.

Otros usan el skateboard sólo por pura diversión, pero en el mejor de los casos, un buen grupo tiene este deporte extremo (que aparentemente perderá esa condición una vez ya es olímpico, incluso dominicanos) como un medio de vida, tal como Luis Tolentino, Daniel Cuervo y Carlos Carrezano. Los primeros dos tienen patrocinadores.

Carrasco descarta que por ser olímpico eso “le haya quitado el protagonismo al skater profesional o cotidiano”.

El chileno Felipe Torés Leyba piensa lo contrario. “No estoy muy de acuerdo con el tema. Si pones un puntaje en los Juegos Olímpicos no revela al verdadero ganador”.

Estos montadores, si piensan en organizarse a nivel olímpico, deberán cumplir requisitos. “Que estén organizados, conforme al procedimiento del Comité Olímpico Dominicano, conforme establecen los reglamentos e internacionales”, dijo el presidente del COD, Luisín Mejía.

20161013 http://www.diariolibre.com

+ Leídas